Sevilla. Blasones Españoles. Página 152. Por D. Estéban Paluzie y Catalozella. Barcelona. 1872. Heráldica. Blasones. Escudos.
Aragón > Heráldica

Sevilla. Blasones Españoles. Página 152. Por D. Estéban Paluzie y Catalozella. Barcelona. 1872. Heráldica.

Libro Blasones Españoles



¿Confinado? Date un homenaje, convierte en el protagonista




Sevilla. Blasones Españoles. Por D. Estéban Paluzie y Catalozella. Barcelona. 1872.
Sevilla.

MUY NOBLE, MUY LEAL
MUY HEROICA, INVICTA Y ESCELENTÍSIMA CIUDAD
DE SEVILLA.

Capital de su provincia de 1.ª clase; residencia de la audiencia territorial de su nombre, de la capitanía general de Andalucía; de la comandancia general y cabeza de partido judicial; es tercio naval y provincia marítima del departamento de Cádiz; tiene diócesis arzobispal, cuya iglesia fue restaurada por Fernando III, el Santo, en 1848, reúne universidad, instituto, escuela normal, industrial, de bellas artes, seminario y 112, 519 habitantes.

Pertenece su fundación a los primeros pobladores de España, sin que haya suficientes datos para creer la fundaran los fenicios, ni tampoco Julio César como lo afirma San Isidoro.
Durante las guerras entre los hijos de Pompeyo y César, Sevilla fue adicta a los primeros y tomada la ciudad por el último, pudo ser arruinada durante las luchas que sostuvo, reedificándola después el vencedor por haber sido la población mas importante de la Bética. Lo cierto es, que Sevilla floreció en tiempo de los romanos, que le dio aquel emperador el dictado de Julia Romulea, se establecieron en ellas muchas familias romanas ilustres, fue colonia, convento jurídico con leyes propias y fueros, y como capital de la Bética, creció en magnificencia y la llamaron emporio de las otras ciudades: tal era Sevilla en el primer siglo del cristianismo.
Decayó el imperio romano, la irrupción de los bárbaros del norte hizo presa de Sevilla y por medio del saqueo y la destrucción, los vándalos a principios del siglo V consiguieron su decadencia; pero establecida definitivamente la monarquía goda, Sevilla recobró su antiguo esplendor siendo corte de varios reyes.
Los católicos de Sevilla se sublevaron, púsose a su frente San Hermenegildo, de lo que resultó una guerra atroz entre estos y los arrianos, quienes sitiaron a la ciudad, la tomaron y una lucha fratricida manchó de sangre sus calles.
Sitiada Sevilla en 712 por Muza, resistió un mes de cerco, capitulando al fin con el moro vencedor.
En 759 fue bloqueada la ciudad por los árabes.
En 834 los normandos penetraron por el Guadalquivir, sitiaron a Sevilla, retirándose después de haber perjudicado los edificios y arruinado las murallas.
En 1024 Sevilla fue erigida en reino mulsumán por Mohamed I; en el reinado de Mohamed II, estando este ocupado en la guerra, los moros de Toledo invadieron a Sevilla; tan luego como llegó a noticia de Mohamed voló al socorro, la bloqueó y luego de haberla asaltado, ayudando por el vecindario, acuchilló a los invasores que huyeron despavoridos.

Sitiada Sevilla por los huestes de Iusuf, fue tomada el 6 de septiembre de 1091.
En 1146 fue sitiada por los almohades, quienes ayudados por los sevillanos arrojaron a la guarnición de los almorabides.
En 1248 se formalizó el sitio que le puso el rey S. Fernando; el 20 de mayo quedaron incomunicadas la ciudad y el barrio de Triana a causa de haber sido roto el puente de barcas que las unía, y el 19 de noviembre la ocuparon los cristianos, concediendo a los moros una honrosa capitulación.
Esta ciudad atravesó multitud de vicisitudes y presenció escenas desagradables, ocasionadas por la exaltación de las pasiones que dominaban en aquella época: por D. Pedro el Cruel en 1358 y 59, por D. Enrique que hizo ajusticiar a mil hombres por los alborotos del año 1392, promovidos por Pedro de Ponce, señor de Marchena y el conde de Niebla, y por los inquisidores que se ensangrentaron cruelmente en el vecindario tan luego como los reyes católicos la establecieron.
También perecieron multitud de sevillanos en el alboroto de 1463, promovido por los dos arzobispos que se disputaban la posesión de la silla.
En la guerra de las comunidades, Sevilla estuvo de parte del bando real, como era de esperar de una población dominada por la aristocracia.
En 1626 sufrió una gran riada que duró 40 días, arruinó 3000 casas y causó la muerte a multitud de personas y ganados.

En 26 de mayo de 1808 Sevilla secundó el alzamiento contra los franceses, siendo las principales acciones de guerra que tuvo la provincia, las siguientes:

Majalahonda 11 de agosto de 1812 contra el general Trehilard.

Montellano 22 de abril de 1810 contra el general Peyremont.

Sevilla 1.º de febrero de 1810 entraron los franceses mandados por el mariscal Víctor y con ellos José Napoleón, siendo molestada la guarnición no poscas veces.

Osuna 14 abril de 1812 entre las tropas españolas y francesas.

Osuna 25 de julio de 1812 entre las tropas españolas y francesas.

Sevilla prestó eminentes servicios en la época constitucional del 20 al 23 y en julio de 1836 se pronunció contra el estatuto real proclamado la constitución de 1812.

En 1843 el 18 de junio, se alzó Sevilla contra el gobierno al ejemplo de otras capitales, fue sitiada por el general Van- Halen, bombardeada la ciudad desde el 19 hasta el 26 de julio ambos inclusives, levantando el sitio el 27.

Usa la ciudad un escudo al que llaman armas chicas: lo concedió en 1383 el rey D. Alfonso el Sabio por haberse mantenido leal Sevilla en el alzamiento y separación de casi todas las provincias del reino. Consiste en la figura No8do, significado que la ciudad no lo había dejado como expresan las dos sílabas y la maneja que está entre ellas.
Las armas llamadas grandes consisten en la efigie de S. Fernando sentado en su trono con la espada desnuda y a los dos de pie los santos arzobispos Isidoro y Leandro, orlado de dorados Castillos en campo colorado y leones rojos, leyéndose en una orla << sello de la muy noble ciudad de Sevilla>>, cuyas armas usaba ya en 1311.

Sevilla tiene los títulos de muy noble, muy leal, muy heróica e invicta. El de muy noble dado por S. Fernando desde luego que la conquistó. Muy leal concedido por D. Juan II en 8 de octubre de 1444, por la defensa hecha el infante D. Enrique hermano de D. Fernando VII por los servicios que prestó Sevilla en la guerra de la Independencia; y el de Invicta lo concedió D.ª Isabel II por la defensa que hizo Sevilla en 1843, regalándola en 1863 la corona de laurel que ostenta en sus armas. Goza el tratamiento de Escelencia y honores de capitán general el ayuntamiento, desde octubre de 1808, concedió por la junta suprema de Sevilla y confirmado por Fernando VII.



Índice del Libro Blasones de España

Página inicial.
Objeto de esta obra.
Preliminar.
Advertencia.
Armas Reales de España.
Albacete.
Alicante.
Almeria.
Avila.
Badajoz.
Barcelona.
Bilbao.
Burgos.
Caceres.
Cadiz.
Castellón de la Plana.
Ciudad Real.
Cordoba.
La Coruña.
Cuenca.
Gerona.
Granada.
Guadalajara.
Huelva.
Huesca.
Jaen.
León.
Lerida.
Logroño.
Lugo.
Madrid.
Malaga.
Murcia.
Orense.
Oviedo.
Palencia.
Palma.
Pamplona.
Pontevedra.
Salamanca.
Santa Cruz de Tenerife.
San Sebastian.
Santander.
Segovia.
Sevilla.
Soria.
Tarragona.
Teruel.
Toledo.
Valencia.
Valladolid.
Vitoria.
Zamora.
Zaragoza.



 

Heráldica.

 

Índice alfabético sobre Aragón desarrollado en Pasapues ademas de

Una recopilación reproducciones artísticas antiguas que documentan los pueblos de Aragón; con muestras de fotografías antiguas de pueblos de la provincia de Teruel.
Puedes contrastar esto con las fotografías actuales sobre Aragón.
y añadir a tu visualización unas imágenes de San Jorge Patrón de Aragón.

Como un Nilo que cruza el desierto, el Ebro aragonés atraviesa la estepa.

La defensa de la naturaleza aragonesa es soportada por la asociación Ansar.

Conoce un mundo en las fotografías de Serafín Urzay.



Aragón en datos | Aragoneria | Mapas | Documentos | Naturaleza



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.