Pasapues > Naturalesa d'Aragó > Aigua

Filosofa del agua.. Naturalesa d'Aragó.





El agua forma parte de nuestras emociones, de nuestros recuerdos de infancia, de nuestros ros y de nuestros pueblos. Va asociada al sentido de belleza, al sentido de tu tierra, de tu pueblo, de la calidad de tu vida.

VALOR ESTETICO DEL AGUA

Un componente del paisaje, un elemento emocional

Los ros llevan asociados kilmetros de costas, cercanas a nuestra vida.

El agua es el alma de los paisajes. Y el paisaje es una de las riquezas naturales que tenemos. Estamos ante el valor esttico del agua.

El agua adems de ser un recurso es un valor, forma parte del patrimonio natural. El tema del agua no lo percibimos slo en parmetros tecnolgicos y econmicos. El agua forma parte de lo emocional, y por tanto, la respuesta a planteamientos relacionados con el agua no tiene porqu ser slo racional.

Es lcito querer disfrutar de los ros que fluyen por nuestro territorio, aspirar a que estos ros se mantengan, decir "estos ros son bonitos", "queremos proteger los ros escnicos, los ros salvajes", "queremos que el agua siga formando parte del paisaje".

VALOR ETICO DEL AGUA

Propiedad de todos los seres vivos del planeta

No slo bebemos nosotros, los hombres y las mujeres tenemos prestada el agua, sin intereses por supuesto. El agua es tambin para los otros billones de espaoles que son plantas y animales.

El agua sigue un ciclo en la Naturaleza en el que, sin embargo, intervenimos constantemente.

Ciclo del Agua

No se puede ir siempre contra natura. Espaa es un pas mediterrneo, mayoritariamente seco, con y sin sequia, nos guste o no. Los Monegros, como la Antrtida o el Shara, no son un desastre ambiental. La Naturaleza no se ha equivocado con ellos. Son as porque su suelo, su clima, su historia, as los han constituido. Y gracias a ello guardan sus propios tesoros naturales.

Nuestro pas est sujeto a unas condiciones climticas poco proclives al derroche. Las especies y los hbitats mediterrneos estn adaptados a esas premisas, forma parte de su singularidad. Pero no nos hemos conformado con ello, hemos construido embalses y trasvases, hemos llevado el agua para regar dehesas, estepas, y semidesiertos. Hemos agujereado la tierra hasta secarla. Incluso hemos colocado millones de turistas en donde ms sol (y menos agua) podan encontrar, y para convencerles de que "Espaa es diferente" hemos sembrado de campos de golf las comarcas ms secas del continente.

Anular el ciclo del agua en los continentes, es fruto de esa conciencia desgraciadamente muy extendida, de que cualquier gota que llega al mar, es desaprovechada, se pierde.

La intervencin en la accin antrpica en ese ciclo, tiene mucho, aunque no todo, de pensar equivocadamente que la Naturaleza est mal hecha.

La recionalidad de su uso pasa por asumir las reglas del desarrollo sostenible: conocer los lmites y adaptarse a ellos. Estamos ante el valor tico del agua.

Los pases no pueden permitirse determinados lujos, deben acomodarse a sus condiciones naturales.

En nuestra cuenca del Ebro, existen tres ecosistemas que hay que preservar. Una es el Pirineo que constituye una reserva de biodiversidad, es el gran regulador del ciclo hidrolgico.

La otra, es el curso medio del Ebro en el que se encuentra el ltimo ro meandriforme de curso variable en la Unin Europea, con sus galachos y sotos.

Por ltimo, el Delta del Ebro, uno de los ecosistemas ms ricos de toda Europa, que necesita un caudal ecolgico para su mantenimiento.

VALOR DE EFICIENCIA

Un recurso natural escaso que debemos saber aprovechar

Nos ha tocado vivir en una parte del mundo, en la que si abrimos el grifo, encontramos agua abundante y en cualquier momento del da. No tenemos sensacin directa de escasez. Y eso dificulta mucho el proceso educativo, ya que nada educa tanto como la escasez.

Como sabis el agua constituye el 80 % de nuestro organismo. Nuestro primer alimento es el oxgeno, necesitamos unos 15 litros diarios. Nuestro segundo alimento es el agua, necesitamos entre 2 y 3 litros diarios de agua de buena calidad. Pero hemos cambiado mucho, en pocos aos las necesidades de agua han crecido espectacularmente, mientras que las disponibilidades no.

Necesitamos demasiada agua, aproximadamente unos 150 litros diarios por persona y da. (En Nueva York, el consumo medio por habitante y da llega incluso a los 500 litros. En el polo opuesto se encuentra Madagascar, con 5,4 litros -lmite de supervivencia-).

Espaa, es el tercer pas del mundo en consumo de agua por habitante. Nos contamos entre los humanos ms despilfarradores de todo el planeta. No es extrao, puesto que aqu el agua casi es gratis. Y eso que la mayor parte del pas est sujeto a unas condiciones climticas poco proclives al derroche. Pero el abuso tiene un precio. El agua es un recurso natural limitado, y como tal hay que pensar en el.

Estamos ante el valor de la eficiencia. La eficiencia como valor del agua, significa hacer ms con lo mismo o hacer lo mismo con menos. Implica distinguir entre demanda y apetencia.

El agua como recurso, puede y debe ser utilizada, reutilizada y reciclada. Por ejemplo, el recurso agua en una nave espacial es infinito porque se reutiliza continuamente. Una planificacin basada en la eficiencia aumenta la ciclabilidad en el uso del recurso agua. Para ello es necesario invertir en modernizacin y eficacia, en tcnicas eficientes como pueden ser la desalacin, la desalinizacin y el ahorro, frente a otras medidas como son los embalses y los trasvases.

El valor de la eficiencia tambin obliga a distinguir entre uso y consumo. El consumo es lo que necesitamos, el uso es lo que podemos modificar y disminuir o aumentar. Podemos gestionar bien, buscar las dobles o triples utilizaciones, el mximo ahorro en el consumo directo y limpiar la totalidad del agua que usemos.

VALOR DE CALIDAD

Mantener su limpieza como garanta para la vida

El agua que sale del grifo esperamos que sea limpia y sana.
El cambio de hbitos en nuestra sociedad no slo se manifiesta en un aumento de consumo, sino tambin en lo relativo a la calidad del agua. En muchos lugares de Europa el agua es ms bien una mezcla lquida de productos qumicos. Hace tiempo que los anlisis de laboratorio demuestran que el agua destinada al consumo humano contiene residuos de pesticidas, de nitratos procedentes de fertilizantes, de aluminio y plomo procedente de tuberas, etc.

Estamos ante el valor de la calidad del agua. Alterar la calidad del agua es un serio atentado al biestar de las personas, contra su salud y contra su propia vida. Es tambin un atentado contra la dignidad de la Naturaleza y de todo lo que en ella existe, porque afecta a la pervivencia de multitud de especies que pueblan la Tierra. El agua no es slo nuestra, como ya hemos comentado hay multitud de seres vivos, a los que tambin les pertenece el agua. Sin embargo, algunos datos ponen de manifiesto que la contaminacin del agua es un echo real:

El agua es el alimento que en mayor cantidad necesitamos. Bajo una u otra forma son varios los cientos de litros que al ao pasan por nuestro organismo, en donde el menor constituyente qumico anmalo es detectado, no siempre a corto plazo.

Est claro pues que necesitamos agua limpia para vivir. Sin embargo, a veces, con nuestra exagerada obsesin por la impieza, contaminamos la atmsfera de nuestras propias casas con ambientadores e insecticidas, y el agua de nuestros ros con detergentes inadecuados. Blancura no es sinnimo de limpieza. Blancura radiante es, en ocasiones, sinnimo de suciedad y muerte de los ros. Es el coste ambiental de la limpieza equivocada. Porque algunos productos de limpieza utilizan grandes cantidades de productos qumicos txicos que contaminan el aire y el agua.

Da mundial del Agua.

22 de marzo de 1977
AYERBE HUESCA ESPAA (SPAIN)

Organizacin de los actos:

La Coordinadora Biscarrus-Mallos de Riglos surgi ante la inminente posibilidad de construccin del ambalse de Biscarrus-Riglos, con el consiguiente impacto irreversible sobre la estructura social, ambiental y paisajstica no slo de la zona inindada por el embalse, sino de todo el curso bajo del ro Gllego. Agrupa a un conjunto de asociaciones y personas interesadas en un debate racional y desmitificador de la gestin del agua y en la presentacin de alternativas a las actuales propuestas de regulacin mediante la construccin de embalses.



 

Otras pginas dedicadas al AGUA en Aragn:



Índex alfabètic sobre Aragó

Un recull reproduccions artístiques antigues et mostraran un Aragó antic, base i fonament de la realitat actual.
Les fotografías mas actuales et mostraran un Aragó actiu.
de molt interès és també la heràldica municipal i institucional.

Tens una invitació a recórrer la Província de Saragossa.

La realidad tecnológica y social també és d'interès.

Mira els dibuixos a ploma de Miguel Brunet.



 

Fauna | Flora | Geologia | Dinosauris | Fongs | Naturalesa a Aragó
Fotografies d'Invertebrats | Parcs Culturals | Paisatges Aragonesos Ebre | Moncayo | Monegros | Ordesa | Zh2o
Indice Alfabètic | Mapes | Huesca | Teruel | Zaragoza | Aragó | Inici



Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón

Per consultar, aclariments o corregir errors si us plau escriu-nos

Avís Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia
Espera acostar-Aragó a casa teva.
L'aigua esperança i futur