Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 16. Tomo 6. Zoología. Invertebrados. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los tres Reinos de la naturaleza > Tomo 6

Los Tres Reinos de la Naturaleza. Página 16. Tomo 6. Zoología. Invertebrados



Hoy me he levantado con ganas de ser una Cabecita Loca


y es regla general que sean siempre mas cortas que aquellos.

Boca. Todas las larvas tienen una boca situada en la parte anterior de la cabeza, y provista de instrumentos propios para la masticación á la succión. En todos los órdenes escepto los Lepidópteros, algunos Neurópteros y Dípteros, estos instrumentos se asemejan en general en su forma y partes á los del Insecto perfecto. Los de aquellos en quien no existe esta semejanza y cuya cabeza es escamosa y sólida, se componen ordinariamente de las siguientes partes :

Un labio superior;

Dos mandíbulas;

Dos máxilas;

Un labio inferior.

Las mandíbulas y las máxilas se hallan provistas ademas de unos órganos particulares llamados palpos.

Labio superior (labrum). Esta parte que no difiere en nada esencial de la que existe en el Insecto perfecto, será descrita cuando se trate de estos, y por ahora diremos que ordinariamente consiste en una pieza deprimida, transversal, movible de adelante á atrás, y unida á la parte anterior del epístomo; cubre mas ó menos las mandíbulas, y su uso es retener los alimentos durante la masticación.

Mandíbulas (mandibulce). En las larvas de cabeza escamosa, estos órganos no sirven sino para la masticación, y son lo mas generalmente de consistencia cornea y muy sólida; se articulan en su base con la cabeza por medio de músculos vigorosos, y se mueven horizontalmente como en el Insecto perfecto. Su forma es ordinariamente oblonga ó triangular y cóncava interiormente; son casi siempre gruesas por su base, opuestas por su extremidad, como las ramas de una pinza, y presentan muchas endentaduras que facilitan la división de los alimentos. Tales son las mandíbulas de todas las orugas y de un gran número de larvas de otros órdenes. En las larvas de los Díptero -que tienen cabeza de forma variada, estos órganos sirven no solo para preparar los alimentos, sino para la locomoción, por lo cual su forma suele ser muy diferente de la que hemos descrito.

Máxilas (maxila). Debajo de las mandíbulas se encuentra un par de órganos de consistencia menos sólida, y que hallándose de modo que no tienen acción uno contra otro, están probablemente destinados á someter el alimento á la acción de las primeras; estos órganos son las máxilas. En las larvas de los Lepidópteros, ó por lo menos en la del Cossus ligniperda parecen ser cónicas y cilindricas, y no tener sino dos articulaciones que son quizá análogas á las dos porciones inferior y superior de que se componen ordinariamente las máxilas de los Insectos perfectos; la última de estas articulaciones está provista en dos apéndices mas pequeños, articulados y palpiformes. Si algunas partes de las máxilas pueden actuar una sobre otra son estos apéndices; pero es evidente que son impropios para la masticación, aun cuando puedan ayudar á retener la sustancia destinada á ser dividida.

Labio inferior (lubium). Entre las dos máxilas de la mayor parte de las larvas, existe una pieza llamada por Reaumur lítumon media del labio inferior, pero que en realidad, es la análoga de la totalidad de este órgano en el Insecto perfecto. Esta pieza que varía en la forma es ya cuadrangular, ya cónica , etc.: á su extremidad tiene dos palpos delgados y pequeños, y entre estos, se ve en las orugas y las larva de algunos otros órdenes, otro órgano filiforme, por medio del cual la larva extrae el hilo sedoso que emplea en fabricar su capullo, cuando va á pasar al estado de ninfa, ó en otros usos.

Este órgano que podemos llamar hilera, no se encuentra sino en las larvas que tienen la facultad de producir la seda, es decir en las de todos los Lepi-

algunas especies de un cierto número de patas que se diferencian de las primeras en que son membranosas, y de diversos apéndices fijos en su parte posterior ó en los costados, y que á veces sirven para la respiración. Vamos pues á examinar én detalle cada una de estas divisiones con los órganos que de ellas dependen.

Cabeza. Esta parte en muchas larvas es de una sustancia córnea ó por lo menos mas dura que el resto del cuerpo, y aun cuando no esté separada por un cuello, se distingue fácilmente al primer golpe de vista. Las únicas en que se observa un cuello distinto son las de algunos Estafilinos, Diticos y algunos otros Coleópteros, lo que prueba el error en que estan algunos entomólogos alemanes, que consideran el tórax como análogo al cuello de otros animales. Asimismo se advierte en las larvas de algunos Lepidópteros, tales como la Pieris brassica una especie de cuello cuando el animal alarga su cabeza para alcanzar algún objeto. Muchas larvas de Dípteros tienen esta parte cubierta de una piel membranosa como el resto del cuerpo y á penas puede distinguirse de él, en cuyo caso no se diferencia de los demás segmentos sino en contener los órganos de la manducación. Es también susceptible de algunos movimientos de dilatación y contracción á voluntad del animal, y en las larvas de algunos Caleópteros y Lepidópteros, puede también esconderse completamente bajo el primer anillo, como sucede en el Lampiro ordinario.

La cabeza de una larva al salir del huevo es por lo general la parte mas abultada de su cuerpo, pero no suele guardar mucho tiempo esta proporción, si se esceptuan algunas Cicindelas, en cuyas larvas siempre es mayor lo que da al animal un aspecto formidable. En cuanto á la forma, puede decirse que varía poco; es generalmente triangular ú orbicular y su contorno casi siempre entero salvo las orugas de los Lepidópteros; y en fin su color, cuando la cabeza no se diferencia en esto del cuerpo, es ordinariamente pardo rojizo mas ó menos oscuro, ó color de pez. Las larvas de los Coleópteros en particular se encuentran en este caso, pero en el mayor número la cabeza y el cuerpo son del mismo matiz.

Ojos. Un gran número de larvas de Insectos están desprovistas de estos órganos, y pueden citarse entre los Coleópteros, las dé los Lamelicornios, Lonjicornios etc. y entre los Dípteros todas las que tienen cabeza membranosa y de forma variable. En el primero de estos órdenes, los ojos existen en las larvas de las tribus carniceras, herbívoras y granívoras, y en el segundo en las de los mosquitos y otros tipularios; lo mismo sucede en las de los demás órdenes á escepcion quizá de las de algunos Himenópleros y Lepidópteros.

En las de los libelulios y otros Neurópteros, los ojos están compuestos de un gran número de facetas como en el Insecto perfecto, y no se diferencian de aquellos sino en ser mas pequeños; pero á parte de estas escepciones, dichos órganos son simples y se parecen á los ojillos ó estigmas de los Arácnidos, con los cuales tienen manifiesta analogía. Algunos Entomólogos, y entre otros Latreille, han dudado de que hicieran el oficio de verdaderos ojos; pero su situación, su analogía con los estigmas de los Arácnidos que está probada sirven para la visión, no permiten dudar que estos estén destinados al mismo uso. Su número es muy variado asi como su disposición aunque en general se hallan colocados en circulo.

Antenas. Estos órganos, carácter de los mas esenciales en los Insectos perfectos existen igualmente en un gran número de larvas y están ordinariamente situados cerca de la base de las mandíbulas. En la mayor parte de las larvas dé los Neurópteros, son absolutamente iguales á las del Insecto perfecto, pero en todos los demás órdenes difieren considerablemente.



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.