Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 651.



Vinos Divertidos : Colección Vintage


ICTIOLOGA O TRAT

el nombre de Merula, sin duda por la semejanza que por su color tiene con la Mirla.

Este Mero, como todos los peces de costa, es de carne blanda y delicada; algo inspida, pero sana y fcil.

Gen. 167. Scena. La cabeza y las oprculas escamosas. El lomo con un anal estuche adonde se recoge la aleta dorsal.

CORVINA.

Esp. 2. Seisena lepisma pinna dorsalis intra do folia squamea recondeuda.

Este pez tiene el mismo nombre en gallego que en castellano, es comn en nuestra costa, y mas frecuente en el Mio su entrada en la mar, adonde se cogen muchas con la red llamada Algerife; su carne es dura y seca, y por consiguiente de poco aprecio.

Rondelecio asegura que solo es comn en el Nilo, pero lo que llevo dicho, prueba que tambin se halla en otros paises. En algunas partes suelen salarlo, pero como es tan seco, vale bien poco.

Gen. 168. Perca. Las oprculas escamosas y serratas , en el lomo dos aletas espinosas separadas.

ROBALO.

Esp. 5. Perca labras pinnis dorsalibus secunde radiis 14.

Al Rbalo no le conozco nombre propio en castellano , no ser que se quisiera adoptar el de Lubina, de que usa el editor de las lminas de animales del Real Gabinete , pero este es tomado de! trances , en cuya lengua se llama Loubine y Loup , porque es muy voraz y destructivo de todo gnero de peces.

Rondelecio dice que los espaoles le llaman Lupo, y que hay dos diferencias, el uno de lomo azulado y vientre blanco con manchas negras , el otro sin ellas, llamado Laneo por la blancura y delicadeza de su carne.

Gouan aplica este pez como Linneo al gnero de las Percas, y le da en francs el nombre de Loup.

Estas diferencias de nombres que usan los autores franceses, me hace sospechar que entre Lobo y Lobina hay alguna diversidad, y que el primero es propiamente nuestro Rbalo , y la segunda la Robaliza, y que algunos pescadores de esta costa creen con poca razn ser la hembra del Rbalo.

El Rbalo es un pez de cuerpo aovado, la cabeza escamosa, la boca grande, los dientes pequeos y agudos, por mas que Rondelecio le haya credo sin ellos ; los ojos grandes y rasgados; las nadaderas del lomo dobles; la primera espinosa , la segunda radiada , y la de la cola cortada rectamente.

Es' pescado de altura y litoral, pues suele entrar en los rios y estanques; se mantiene indistintamente de peces, de limo, y de algas, y su carne especialmente de los de altura es excelente, muy blanca y delicada.

A la hembra del Rbalo llaman nuestros pescadores Robaloa, y solo se diferencia en que tiene mas vientre, y es algo mas ancha que el Rbalo.

ROBALIZA.

Esp. 7. Perca niltica pinnis dorsalibus subdistin-tis , caudali integra.

Creo que la Robaliza sea el mismo pez que en castellano se llama Lisa, muy conocido con este, nombre en los puertos de Andaluca, donde algunos la tienen por una especie de Mgil; en Asturias le llaman Lubina, lo que me conlirma en la diferencia que apunto hablando del Rbalo: la que yo he reconocido tenia un pi de largo, el cuerpo algo mas comprimi-

do que el del Rbalo, el color del lomo pardo, y el de los costados y vientre plateado ; la cabeza aplanada y aguda; los ojos azulados, y su iris dorado; las aletas del lomo dobles, la primera compuesta de ocho espinas , y la segunda de una espina y doce radios; la del anus de tres espinas y once radios; las pectorales de una espina y cinco radios , cuyas circunstancias me hacen aplicarla la stima especie de este gnero la que se aproxima mas que ninguna otra.

La Robaliza frecuenta las riberas, y se introduce como el Rbalo en los rios y estanques, especialmente en verano, que huyendo del calor busca la frescura de las aguas. En su tamao difiere mucho del Rbalo, pues por lo comn no pasa de una tercia , y su carne es muy parecida la de aquel pez , aunque mas fina.

MERO DE ALTURA.

Esp. 22. Perca scriba pinna dorsali monophtery-gia , spinis undecim cauda bifida. B. y D. ;(P. 17. v. /b A./9 c 16. Varelas occeani Gallaici.

Si hemos de estar al dicho de los pescadores de esta costa, el Mero no es otra cosa que la Chema, pues con la leve diferencia de llamarlo Cherla, hacen sinnimos estos dos nombres, y conviene en que el Mero la Cherla habita en un mismo mar ciento veinte brazas de fondo, y distante cuatro cinco leguas de costa, que vive en cavernas , y que solo se pesca en verano; pero yo en Portugal he comido el Chema en el mes de abril, y esto me hace dudar que sea uno mismo, porque segn los mismos pescadores el Mero solo aparece en junio.

Las relaciones que he tenido presentes de Andaluca, Ceuta y Mallorca, hacen pescados distintos la Cherma y el Mero , pero como no explican si el Mero de que hablan es litoral de altura, no me sacan de la dificultad.

Nuestro Diccionario dice, es pescado grande y corpulento, de escamas pequeas, cuello gordo, y color oscuro con seis aletas, una en el lomo , dos junto las agallas, dos en el bajo vientre , y otro junto la cola, que carece de dientes; que tiene la lengua muy spera, y el paladar carnoso, que su carne es muy blanca, tierna y agradable al eusto, y su largo de seis pies, pero se equivoca con Huerta al darle el nombre latino Merula, pues este nombre corresponde al Mero pequeo litoral, que es especie de Tordo , como se puede ver en el mismo Plinio, que habla de los dos bajo un contexto.

A m tambin me parece que el Mero es distinto de la Chema , y solo reparo, que el Diccionario supone aquel sin dientes, cuando realmente los tiene en tres cuatro rdenes, y aunque menudsimos, bastante perceptibles y punzantes.

En el dibujo del Mero, que public don Juan Bautista Bree, como existente en el Real Gabinete de Historia Natural, hallo difiere del que yo he reconocido, en que solo le representa con tres espinas en el lomo, siendo asi que el que yo he visto tenia once.

Tampoco hallo en las especies que Linneo trae en el gnero Perca , ninguna en quien convengan todas las seales que he visto en el que tuve presente , y aunque al principio dude si le aplicara este gnero al de los Esporos, al cabo me determin por el primero, advirtiendo que su membrana branquial constaba de siete radios, cuando la de aquellos no pasa de cinco seis, y que los dientes son enteramente distintos, pues los Esporos los tienen caninos y molares, y el Mero menudsimos y agudos.

Estas consideraciones me obligaron la descripcin que precede con el nombre de variedad del Ocano gallego, y que sospecho ser comn todo el Hispa-