Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 641.



¿Confinado? Date un homenaje, convierte en el protagonista


ICTIOLOGA O TRATADO DE LOS PECES.

ceder entre aquellos la preferencia al clebre mdico Gernimo de la Huerta, cuyas notas al libro 9 de la Historia Natural de Plinio, que tradujo al castellano, son un claro testimonio de que no solo penetr el sentido del autor que comentaba, y el de los que le lian precedido y escrito sobre la materia, sino que hubiera sido capaz de formar tambin su sislema si lo hubiera intentado, sindole deudora nuestra lengua de haber hallado muchos nombres castellanos correspondientes los latinos, con que Plinio denomina las diversas especies de peces de que trata en su Historia, y de haber castellanizado otros que pueden servir muy hien en falta de nacionales.

Antes que Huerta habia trabajado su traduccin y comento de Dioscrides el sabio Andrs Laguna, mdico de la Santidad de Julio III, y aunque trata de algunos peces, como su objeto principal era solo el que se conociesen sus virtudes con respecto los usos mdicos, no se detuvo en formar descripciones, ni menos en darnos su Historia, siguindole en esta concisin el doctor Ribera que trabaj y puso notas la nueva edicin de Dioscrides, que aunque aprecia-ble por otra parte, conduce muy poco para el objeto que me he propuesto.

Procur por su parte el erudito traductor del Espectculo de la Naturaleza enriquecer nuestra lengua con muchos nombres que por ser peculiares a diversas provincias no eran conocidos en toda la nacin , pero no tuvo el mejor suceso en la distincin de las especies y aun de los gneros, confundiendo como se puede ver en sus obras las i;as con las trillas , muai-Ics y bwliones; los cadozes con los albures; y el ballenato con la orco, y empleando equivalentes latinos , no solo poco usados entre los modernos naturalistas, sino de sentido muy equvoco.

El clarsimo Sarmiento, que nos dej tantas observaciones sobre varios mixtos de la Historia Natural, en una carta dirigida su grande amigo y protector el duque de Medina-Sidonia, que le habia consultado sobre la decadencia de sus almadrabas de Andaluca, se que|a amargamente de lo poco que debemos los extranjeros que trataron de esta parte de Historia Natural, pues dice que Aldrobando solo pone cuarenta y siete sinnimos los muchos peces que describe, y que Artedio, que compuso su ictiologia en tiempo de mas luces, exornndola con ndices polglotos, solo comprendi en ellos doce nombres espaoles, y que los mas son portugueses.

Cuid este sabio benedictino suplir la falta de los extranjeros, y aun de los nacionales, recogiendo en sus viajes cuantas noticias crey podan conducir ilustrar esta materia, y es muy digna de leerse la citada carta por las curiosas noticias con que eiorna la listona de los atunes y aun de otros peces.

ltimamente se ha publicado en el Memorial Literario del mesde julio del ao pasado de 1786 una noticia de los peces que frecuentan y se pescan en los mares de Mallorca, comunicada por el regente de aquella audiencia don Jorge Puig, al ilustrsmo seor gobernador del Consejo, pero estando reducida la simple nomenclatura, sin distincin de anfibios, crustceos y mariscos, y sin mas nombres en muchos que los catalanes mallorquines, de poco auxilio puede servir mi idea, y solo es suficiente para hacerme conocer que la costa de Galicia no es inferior las mas abundantes de la pennsula, y que si la brevedad queIne he propuesto me lo permitiere, podria hacer ver los sabiosexlranjeros, que si carecen de la noticia de los peces de nuestros mares, no es porque efec-tivameute falten en ellos, sino porque considerndolos con la misma indiferencia con que tratan todas nuestras cosas, no han aplicado sus luces averiguar las riquezas de sus senos, contentndose con copiarse los unos los otros, publicando las superficiales noticias que sus viajeros recogen sin eleccin entre gen-iomo v.

les, las mas veces igoranles, aun de los producios de su propio pais (1).

Aunque entre aquellos se habian escrito desde el restablecimiento de las letras, varias historias generales y particulares de peces, exornadas con curiosas noticias y observaciones, hasta que el sueco Pedro Arledio redujo esta parte de la historia natural un ingenioso sistema, no se puede decir que se hubiere tratado cientilicamente, y aunque por haberle arrebatado una temprana muerte, no pudo perfeccionarlo, ni lograr el gusto de haberle publicado, se dedic ello siguiendo sus huellas, su inmortal paisano y amigo el clebre Carlos Linneo, que no satisfecho de sus primeras tentativas, reform su plan publicndolo en la 13a edicin de su Sistema de la naturaleza, que sali luz eu 1760. Trabajaban al mismo tiempo los sabios Gronovio y llaselquisk, que ayudaron con sus observaciones Linneo, y ltimamente refundiendo los dos sistemas de estos amigos, mejorndolos y hacindolos mas perceptibles, public en 1770 Antonio Gouan, profesor de medicina de la universidad de Mompeller, la parte, terica de la historia de los peces, fruto del trabajo de. muchos aos, empleados en el estudio de esta materia por este sabio profesor, y por varios otros compaeros que le ayudaron con sus observaciones y noticias (2).

Aument Gouan con dos nuevos gneros los descritos por Linneo , y despus de l descubrieron otro mas los seores Forster y Forskal, pero no obstante los trabajos de estos grandes hombres y de los clebres Buffon, Jussieu, Brison, Exleven, Duverney y otros varios naturalistas que trabajaron y trabajan sobre la materia, no podemos decir que hasta ahora haya llegado su perfeccin este ramo de las ciencias naturales, antes bien debemos quejarnos con los editores de la ltima impresin del Diccionario de Val-mont de Bmare , de que todas las divisiones hechas hasta su tiempo no son naturales.

No obstante para que se pueda formar alguna dea de los varios sistemas de que llevo hecha mencin, y con el fin de que los curiosos y aplicados que viven en los puertos de nuestra costa puedan aprovecharse de la proporcin en que se hallan para contribuir con sus observaciones y noticias, que logremos en nuestra lengua, lo que disfrutan en la suya todas las naciones de Europa, expondr concisamente su plan.

Dividi Artedio los peces en cinco rdenes que caracteriz por la posicin y armazn de sus aletas nadaderas, llamndoles con nombres que en griego explican las siguientes circunstancias.

[ Los espinosos, cuyas aletas estn sostenidas con radios seos y punzantes, como la del lomo en la dorada y el besugo.

IHALACOPTERIGIOS.

(1) El diligente traductor de la incomparable Historia Natural del sabio Buffon, da noticia en su prlogo de otros varios autores espaoles, que han escrito sobre animales, pero no habindolos podido reconocer, no se extrae que no los cite en este Ensayo.

Nuestro Diccionario castellano tambicu cita una obra de un mdico espaol, llamado Juan de Sarapan, en que se da razn de algunos peces, pero tambin he carecido de este auxilio.

(2) Aunque en el ao pasado se publicaron en Lisboa por el profesor de medicina y demostrador de chimia don Manuel Joaqun Enriquei de Paira, unas Tablas zoolgicas, segn los sistemas de varios naturalistas, en las cuales adopt cuanto los peces el de Antonio Gouan, basta ahora en lasque ban llegado mi noticia no hallo explicado en lengua vulgar los nombres de las vanas especies que comprende aquel autor, y por consiguiente no he podido disfrutar el auxilio que esperaba, cuando he leido en h aceta de I.* de marzo de 1786 la noticia de haberse abierto una susrri-c^on para esta ubra. Me persuado lo disfrutaremos cuando llegue publicarse el libro que ofrece coa el titulo de Especie de animales,