Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 567.



Hoy me he levantado con ganas de ser un Cabecita Loca


ictiologa o tratado de los peces.

507

resguardados do otras piedras mayores lin de po-ser al abrigo de la impetuosa corriente los peque-uelos que han de nacer : los machos vienen despus y deponen sus lechecillas sobre el nido: ambos sexos parecen quedar tan deteriorados despus de la postura , que donde quiera que les ocurra se dejan arrastrar como muertos por la corriente para volver al mar: despus de la freza la carne del salmn pierde mucho de su buen gusto.

La pesca del salmn en algunos rios se verifica por pesqueras sedentarias, pero por lo comn emplean la red; sin embargo la industria de los pescadores, hace variar los medios de perseguir estos peces segn la localidad y circunstancias. El salmn es voraz y crece con prodigiosa rapidez: su alimento consiste en peces mas pequeos, prefiriendo entre todos la Acuondita, del cual se sirven los pescadores como cebo: hay salmones de cuarenta sesenta y mas de ochenta libras: la pesca de este pez es un ramo de industria considerable en la economa poltica de ciertos pases, llamando especialmente la atencin en el Norte de Europa , donde hay rios en que se cogen setecientos salmones en una sola red y en el Ribblo ha ocurrido el sacar de una vez tres mil quinientos; en algunas pesqueras de Inglaterra recogen los aos regulares mas de doscientos mil salmones, y aun se considera mas considerabe esta pesca en Escocia y Noruega puesto que no es raro el llevar Berghem en un solo dia dos mil salmones frescos. Influye la mayor menor fortuna en la pesca el que los peces entren en el rio en eslacion mas menos avanzada; porque la poca de la subida del salmn cambia segn la temperatura de los climas. Cuando en los rios no lo verifica como otros peces en grandes bandadas, sino en pequeos grupos cuya cabeza marchan las hembras que se distinguen por ser los mas gordos y abultados , estos siguen los mas anchos de mayor talla y detrs de todo los salmones mas pequeos; sin embargo estos grupos se suceden contal rapidez que en ciertas ocasiones colocados unos continuacin de otros , parecen formar una sola y numerosa bandada: la brisa de parte del mar es tan favorable para esta subida que en varios puntos la denominan viento del salmn. El naturalista Fischer dice que despus de una fuerte brisa sostenida durante algunos das, entr en el rio Dwina tan considerable nmero de salmones que fueron cogidos . millares durante muchas semanas: este mismo fenmeno se ha observado en el Rhin, el Elba y otros rios en donde estos peces depusieron una casi fabulosa cantidad de freza: en Irlanda se ha observado que hacia San Juan, y cuando ocurren las grandes mareas del plenilunio entran mayor nmero de salmones por los rios de esta isla si sopla el viento sudoeste, y menos reinando cualquiera otro viento. La

'esca del salmn , que sera de grande utilidad para os irlandeses si supieran aprovecharse de ella es sin embargo inapreciable en esta isla. pues la falta de brazos yquiz tambin la pobreza dess habitantes no les permite establecer las cajas llenas de agujeros conque se coge el salmn; en algunos lugares la rapidez de la corriente lo escarpado de las orillas son obstculos insuperables, y otros hay en que los pobres pescadores rehuyen la pesca del salmn por estar infestados de focas los fondos de las bahas, sin embargo estas consideraciones no debieran servir de escusa porque en tal caso hasta el producto de estos ma- 1 mferos influira en la riqueza del pescador que se ! atreviese perseguirlos. En la Laponia danesa, la i pesca del salmn se explota poco y en general es mas considerable en la Oriental que no en los lados occidentales; la pesca se hace contfajasde madera como i en Islandia, pero no con tanto inters , como parece exigir la abundancia de este pez, porque los del pais preliren pescar el Dorsh en razn que da este Go-

do mayores beneficios. En Noruega la pesca del salmn es notable; para ella se sirven de redes lijas colocadas en la embocadura de los rios pero de manera que formando varias lineas se pierde enreda el pez entre ellas habiendo ejemplares de haber cogido trescientos en una sola marea; en los distritos de Drontheim Cristiansand es donde mas se dedican la pesca, siendo menor su importancia en-las partes I septentrionales, y aunque estase verilicr en la embo- cadura del rio, tambin se cogen los salmones por el mismo medio tierra adentro en lo alto de los rios, pero ninguna mas animada ni peligrosa que la pesca de Moudahl, cerca del famoso puente llamado Bie-lands-Proe: este puente se halla colocado sobre enormes fragmentos de rocas amontonadas formando pilastras y elevadas de treinta y seis cuarenta pies sobre el nivel ordinario del rio; cuando el deshielo de las nieves, el agua se eleva algunas veces hasta la cintra de los arcos; entonces los pescadores del pais ofrecen al viajero el mas grandioso espectculo, al verlos lanzarse con la mayor serenidad la corriente, exponindose en una ligera embarcacin los terribles peligros de la caida de esta enorme masa de agua que se escapa con ruido atronador por entre las rocas y cae formando una ancha y profunda cascada ; su objeto al correr este peligro es el aprovecharse de la contracorriente que los conduce unas grandes grutas y agujeros que hay debajo de la cascada donde se hal'an muchsimos salmones cobijados; si logran por fortuna dar bien el salto y amparados debajo del arco oJUe forma el agua en su caida perma-manecer all un buen rato, hacen una presa magnfica de salmones. En Dinamarca hay algunos golfos donde tambin se pesca bastante salmn y las costas del Rltico no escasean de l. En las aguas dulces saladas del golfo de Finlandia se coge bastante salmn y subiendo hacia el Norte en tos de la Laponia Sueca. El golfo de Botnia, cortado por ensenadas, bahas y numerosas embocaduras de rios , es muy favorable para esta pesca; antiguamente habia establecidas grandes pesqueras en lland, pero han decado de su primitiva prosperidad en razn que muchas de las embocaduras de dichos rios se han cerrado con bancos de arena, y los salmones al encontrar este obstculo, no han podido ganar las cascadas saltos ni deponer por consiguiente la freza en los sitios en que antes lo verificaba; tambin el salmn abunda en las costas meridionales del Bltico, tanto en la Pomera-nia como en la Lvonia. El fondo del golfo de Finlandia recibe una gran cantidad de aguas dulces por razn de las vertientes que confluyen y esto atrae los salmones que por el Newa penetran en el lago de Ladoga , valindose de varios medios para pescarle. El Elba es el mas abundante en salmones , de todos los rios de la Baja Alemania, lo mismo que lo son tambin los de Holanda hasta el Escalda; el Rhin, el Issel y el Wahl. En Irlanda el salmn es objeto de una considerable pesca como en Escocia mas en Inglaterra casi no se utiliza ; en el Tweed principia en diciembre y se sostiene durante nueve meses y hay establecidas multitud de pesqueras en ambas orillas hasta catorce millas de su embocadura y casi todos sus productos se transportan Bcrwick; entre las pesqueras de Irlanda la mas notable es la establecida en la orilla del Ran; la embocadura de este rio mira al Norte y las redes las colocan al pi de los promontorios, de manera que los salmones se enredan en ellas al pasar por cerca de la costa; las redes por to regular tienen muchos centenares de metros de extensin , las tienen en el agua dia y noehe duranle la poca de la pesca que dura cuatro meses , si bien la hora mas favorable es la de la alta marea.

En las costas de Francia baadas por la Mancha por el Occano, se cogen pocos salmones , pues rara vez '. aproximan tierra lo bastante para que pue-