Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 280.



Vinos Divertidos : Colección Wine Animals


nable podra dejar de seguir la opinin de Pallas; pero est muy lejos de ser as, y hasta puede decirse que ninguno de los detalles particulares de organizacin que caracterizan a los mugues se encuentra en las aterinas.

Existen especies de aterinas en todos los mares; en las costas de Normanda los llaman rosrs; en las de Bretaa prtres; en la de Saintonge y en las islas del golfo de Gascua abusseaux, que ser lal vez un diminutivo de ali; en Langedoc y Proven-za,jocs, sanclets y cabassous; en Roma latharina; en Sicilia, coroneda; en Grecia, atherno, etc.

Viven por todas partes en grandes manadas, y en todas partes se los considera, pesar de su pequenez, que muy rara vez pasa de seis pulgadas, como un alimento agradable.

Su freza, mejor dicho sus crias, permanecen algn tiempo despus de su nacimiento, reunidas en masas compactas y en cantidades innumerables. En esta disposicin suelen los pescadores cogerlos, y sirven de agradable manjar, ya sea fritos, ya sea condimentados con leche. En el nombre nonnat f no nato), con que los caracterizan los habitantes de los bordes del Mediterrneo, se descubren todava vestigios de la antigua preocupacin de que estos peces eran una generacin espontnea, o tal vez individuos venidos la vida sin las suticientes condiciones de vitalidad.

En algunos parajes suelen presentarse los adultos de esta esta especie con tal abundancia, que los habitantes los entregan como pasto los animales. En Venecia les dan el nombre de anguela, y durante el verano, los pregonan por las calles para alimento de los gatos.

El nombre fftpv) se cita en diversos pasajes de los antiguos para expresar un pececillo litoral que vivia en manadas, y-del cual provenia una de esas especies de aphius que llamaban hepictus; advirtiendo que ese nombre de<"fi apua se aplicaba todos los pececillos recien nacidos, y que permanecen algn tiempo reunidos en masas como el nonato de que se acaba de hablar, como esas pequeas anguilas que se llaman montee en Normanda.

De pocas denominaciones antiguas hay tanta certeza como de la presente, pues no solo se encuentran reunidas en el gnero aterina todas las cualidades que los antiguos atribuan las suyas y hasta al gnero que ellos llamaban aphius, sino que hasta la misma denominacin se ha conservado todava en algunos parajes. En el siglo xvi todos los Griegos, segn Glio, daban el nombre de atherina los peces deque se est hablando; Sonnini, contemporneo nuestro, los ha oido llamar atherno, y en Roma, conservando con alguna alteracin la palabra, los denominan laltarina.

Explican algunos la etimologa de esa denominacin suponindola derivada de una palabra griega que significa arista (por las muchas espines que tiene este pececillo), y otros dicen que proviene de otra palabra , tambin griega, que significa despreciar (por lo diminuto comn del gnero). La primera opinin es la mas adoptada.

Ademas, aunque la denominacin yVot hepsetus, representa tambin en los antiguos autores una especie particular de aphius, no obstante, se encuentra aplicada toda especie de pez, cuando aun es muy pequeo, y entonces puede pasar por sinnima de aphius. Los mugues, las anchoas y hasta los cangrejos y calamares, se llamaban hepsetos en los primeros dias de su vida. Ese es el nombre que los Griegos de Naucratis daban todos los pececillos que el Nilo dejaba sobre la tierra al retirarse.

La palabra "I" (cocer) fue la que dio origen esa denominacin sin duda por la manera con que acostumbraban condimentar dichos pececillos.

Las costas del Mediterrneo presentan muchas especies de aterinas, de las cuales fueron anunciadas dos por Rondelet, con los nombres de aterina y hep-seto. Los diseos que present de esas dos especies, estn bien caracterizados por lo tocante la dimensin de la cabeza y del ojo; mas no habiendo indicado, segn su costumbre, en el texto las diferencias mas que de un modo vago, y no habiendo Willu-ghby observado la segunda especie, no habindose, hecho bien cargo de sus caracteres, Artedi crey conveniente reunir esos dos peces convirtindolos en variedades de una sola especie. Linneo por su parte dej en silencio esa distincin de variedades, y durante mucho tiempo no se ha creido que hubiera mas que una sola especie de aterina en los mares europeos.

El mismo Mr. de Laroche que observ en Ibiza ademas de las dos aterinas de Rondelet, llamadas en aquellas islas vulgarmente chuclet y cabasuda, otra tercera especie llamada mocho mochan, olas consider mas que como variedades.

M. Risso fue el primero que reprodujo como distinta la especie denominada cabasuda, y le aplic la denominacin de aterina Boyer; pero sin recordar que Rondelet la habia representado y descrito anteriormente.

Atentas observaciones persuadieron Mr. Cuvier de que el mochan de Ibiza es tambin una especie particular; pero lo que mas le admir es el haber descubierto que la aterina mas comn en las costas del Ocano, lamalteria, no era ni el hepicto, ni ninguna de esas tres especies del Mediterrneo, sino otro que tiene sus caracteres propios.

H aqui pues, cuatro especies de aterinas de nuestras costas, cuya descripcin puede darse teniendo la vista un gran nmero de individuos, detallndose perfectamente todos sus caracteres.

Aun hay otras especies algo mas oscuras mas raras de que se hablar antes de tratar de las exticas; no falta tampoco quien considere como especies distintas las diversas clases de nonatos, pero no hay razn para creerlo asi, en concepto del continuador de esta historia.

No considerando algunos naturalistas, con arreglo la definicin de Linneo, como caracteres genricos mas que la faja plateada de los costados del cuerpo, han pretendido introducir en el gnero aterina muchas especies de anchoas, que pertenecen otra familia de que se tratar en su correspondiente lugar; tales son la aterina Brounii, la australis, la comer* sonii, y probablemente la japnica.

Cierto es que Mr. de Lacpde separ las dos ltimas , formando con ellas un gnero que denomin tstoleforo, pero como parda de la idea de que salvo la unidad de la dorsal, se parecan exactamente las dems aterinas, no pens en referirlas su verdadero gnero.

aterina hepseto.

(Lia.)

La aterina mas comn en el Mediterrneo es el ehueler de Ibiza , sea sanclel de los habitantes del Langedoc, el lattarina de los italianos.

La forma de su cuerpo es prolongada, y su cabeza pequea y puntiaguda. La lnea de su dorso es casi recta, la de su perfil desciende un poco y la del vientre es ligeramente convexa. Su mayor altura est en el tercio anterior sobre las ventrales, y constituye la sexia parte de su longitud, su grueso es de dos terceras partes de la altura. La longitud de su cabeza es algo menos que el sexto de su longitud total, y tiene de altura los tres quintos de su longitud , y su grueso detrs de los ojos, es de tres cuartas partes su altura. La parte superior de la cabeza es plaua con pequeas desigualdades entre los ojos