Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 250.



Hoy me he levantado con ganas de ser una Cabecita Loca


FAMILIA DE LOS TEUFIAS.

He aqu una familia enteramente compuesta de pe-ees exticos, y que siendo tan numerosa en la actualidad apenas suministr ocho diez especies los metodistas de fines del ltimo siglo, y aun estas se hallaban involucradas en diferentes gneros sin consideracin las naturales afinidades que presentan entre s. Gronovio habia sin embargo establecido un gnero que en su concepto comprenda los que hoy se conocen por los nombres de acanturos y amfaeantos, y que en realidad contenia una especie del uno y del otro.

El nombre de Hepatus que le dio aquel naturalista se aplicaba entre os antiguos un pez del Meditarr-neo difcil de determinar, pero que ciertamente no pertenece ninguna de las especies que estableci Gronovio; pues las dos son procedentes del Ocano de la India.

Linneo adopt ese gnero, cambiando nicamente su i nombre en el de Teutis, mucho mas oportuno, como que es el nombre griego del calamar, loligo. Denomin teutisjavus, la especie que Gronovio llamaba an-facanto y teutis hepatus al acanturo. El puesto que adjudic esos teutis entre los siluros, y los loricados no fue conveniente y basta podra dudarse que de la posicin de los ventrales pueda tomarse argumento 1 suficiente para colocarlos entre los abdominales. Por otra parte que no se hizo bien cargo de sus analogas teniendo presente que entre sus quetodontes dej muchas especies enteramente semejantespor sus caracteres al teutis hepatus.

Forskal fue el primero quien debe adjudicarse el mrito de haber mediante la observacin reproducido los verdaderos caracteres y relaciones de mucbos de estos peces formando dos gneros, que son el de los liganos, que comprende teutis javus y el de los acanturos que abrazan el teutis hepatus en el cual incluy tambin los nasones Forster sin conocer sin fijar su

atencin en los trabajos de Forskal dio el nombre de harpurus al gnero que este habia denominado acanturo; pero Bloch y Lacpde han seguido con preferencia esta ltima nomenclatura.

Por lo tocante los siganus es de advertir que los metodistasse olvidaron de cuanto Forskal habia dicho acerca de ellos. Commerson los reprodujo con el nombre de mro, Houttuyn con el de eentrogaster y Bloch con el de anifacantus; este ltimo ictilogo fue el que en su Sistema postumo dio conocer la identidad de unos peces tan diversamente denominados.

Desde Foskal los monoceros de Bloch, sea nasones de Lacpde han sidojustamente separados de los acanturos, y Lacpde aadi esos gneros los que l habia designado con los nombres de prionuros y aspiraros; pero este ltimo no se funda mas que en un error de hecho.

A estos gneros de amfaeantos, acanturos, prionuros y nasones que adopt Mr. Valencienues, hay que unir otros tres que se colocan continuacin de estos ltimos, pero con caracteres propios y con los axinuros los priodontes y los queris, de todos los cuales el citado continuador de esta historia form un grupo que podra muy bien ser considerado por los naturalistas como subordinado la gran familia de los escomberoideos sin faltar ninguna de las afinidades naturales. No hay que perder tampoco de vista que sus especies se alimentan segn parece con preferencia de sustancias vegetales, segn lo indican los restos hallados en su estmago y la anchura de sus intestinos.

Ademas todos presentan forma ovalada y comprimida ; una boca poco abierta no protractil; los dientes en una sola fila en cada mandbula, y el paladar y la lengua lisos; una sola dorsal y otras semejanzas que se comprendern con mas facilidad despus de haber estudiado en particular sus diversos gneros.

El cuerpo de este pez est cubierto de una piel lisa y satinada, en cuya superficie se ven diseminados muchos puntos que no son perceptibles al tacto. La linea lateral campea lo largo de la quinta parte superior de la altura formando una curva semejante poco mas menos la del dorso, pero aproximndose un poco hacia la extremidad. Termina sbitamente antes de llegar la parte de cola que est detrs de la dorsal y la anal. No hay escamas, ni quilla lo largo de esta cola, y solo se echa de ver la ligera prominencia de las vrtebras al travs de la piel.

El dorso parece teido de un culur aplomado que insensiblemente va cambiando en plateado, cuyo color brilla tambin vistosamente en los perfiles laterales de la cabeza, en los llancos y en el vientre. El dorso y la parte baja de la lnea lateral se ven salpicados de manchas redondas nebulosas, negruzcas y bastante inmediatas. Lasaletas parecen ser de un gris amarillento y el largo radio de las ventrales es en parte plateado y en parte oscuro. A juzgarpor el diseo chino de que ya se ha hablado el aplomado seria en vida del individuo algo verdoso y las manchas algo violceas.

El mayor individuo que Cuvier tuvo ocasin de ver tenia seis pulgadas y media de longitud por cuatro de altura y era procedente de Java. En su estmago se encontraron escamas delgadas, plateadas y brillantes como las de los clupeas.

comprimidoV prolongado una tercera parte de la'lon-gitud total; los dems son extremadamente cortos. La dorsal principia unpnco masall del centro de la lnea del dorso sin estar precedida de ninguna espina lilire: sus radios son cuarenta y cuatro cuarenta y cinco, los cuatro primeros espinosos, pero dbiles , el primero es muy curto, y los dems van creciendo basta el cuarto que es el mas alto, pero no pasa de una quinta parte de la altura del cuerpo; en seguida van en disminucin hasta el trece catorce despus del cual todos son casi iguales y muy cortos. La anal principia cerca de las ventrales, no estando separada de ellas mas que por el ano. Tiene treinta y un radios, todos muy cortos, muy comprimidos y cuyas ramas se esparcen en forma de pequeos abanicos tan anchos como largos y casi enteramente envueltos en la continuacin de la piel del vientre, de modo que mas bien que aleta representan una franja de festones. La caudal es ahorquillada y tiene sus dos lbulos muy separados, siendo la largura de cada uno como la tercera parte del resto del cuerpo, y la distancia de una otra de sus puntas como una cuarta parte superior su longitud. Tiene como generalmente sucede diez y siete radios enteros , pero los de la base son considerables. La longitud del ltimo constituye las dos terceras partes del primer radio entero, los dems siguen en disminucin.