Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 244.



Hoy me he levantado con ganas de ser una Cabecita Loca


sius present otro igual en el viaje de lirusenstern: Se hablar separadamente sobre este particular.

Pocos peces hay en nuestros mares cuya configuracin sea mas singular que la de la dorada.

Su cuerpo es comprimido: visto de lado presenta un cortorno ovalado en cuya extremidad aparece una cola corta y poco elevada. Su cabeza queda comprimida en la parte anterior del valo pero bajo la forma de un romboide, cuyo perfil forma uno de los lados y la mandbula inferior otro. El tercero se extiende desde el ngulo de esta mandbula al del oprculo y el cuarto desde el ngulo del oprculo hasta el ociput; la abertura de los oidos se encuentra con pequea diferencia paralela al perfil y la boca queda en una posicin casi perpendicular. La altura del valo, tomada del centro (de la parle inferior de las ventrales) tiene tres quintas partes de la longitud sin comprender la cola que tiene una dcima tercia parte de la longitud y sin la caudal que representa la tercera parte de la misma. El grueso del centro mide una quinta parte de la altura. La longitud de la cabeza desde el extremo de la mandbula inferior hasta el ngulo del oprculo constituye algo mas de la mitad de la longitud del valo, y su altura tomada oblicuamente desde el ngulo de la mandbula inferior basta el ociputes igual su longitud.

Los ojos se hallan siluados cerca del ociput y son de figura oval; su dimetro horizontal que es el mayor representa la cuarta parte de la longitud de la cabeza: en la parte anterior del ojo presenta un ligero tubr- j culo y en cada lado del ociput un pequeo gancho.

El orificio posterior de la nariz est enteramente inmediato al borde anterior de la rbita, muy grande, muy abierta, y ovalada en sentido vertical: el anterior es mucho mas pequeo , est muy inmediato al otro y su forma es redonda.

La abertura de la boca . estando cerrada desciende oblicuamente como el borde inferior de la mandbula, hasta la tercera parte poco mas menos de su longitud. Pero esta boca tiene una extremada protractili-dad y la longitud de los pedculos de los intermaxilares permite al pez prolongarlos basta que la lnea de perfil se alarga una mitad mas que en el estado de reposo: entonces el labio superior- queda tan avanzado como el otro, mientras que durante el reposo el inferior es el que mas se prolonga.

El maxilar es plano, ligeramente dilatado y truu-cido por detrs. Su posicin en el estado de reposo es algo mas vertical que la abertura de la boca y se aproxima mas al ngulo de la mandbula inferior.

El primer suborbtal es prolongado y carece di' dientes y espinas: los siguiente.s sot muy estrechos y estos huesos geneneralmente cubren poco la mejilla.

El limbo del preoprculo forma un arco largo y muy abierto que se extiende un poco en sentido oblicuo hacia adelante desde la parte posterior de la rbita basta el ngulo de la mandbula inferior; no presenta dentalladura, ni espina alguna, pero debajo de su extremidad inferior hay dos ganchos, poca distancia uno sobre el otro, cuyo inferior sobresale por debajo de la garganta , y pertenecen, el primero al articular y el segundo al angular de la mandbula inferior. El oprculo es pequeo, plano y de forma triangular; su ngulo posterior es agudo sin ser espinoso; el sub-oprculo es un medio segmento de crculo y el inter-oprculo una faja larga y angosta , proporcionada la longitud del arco inferior del preoprculo. En la parte anterior del ojo hay un pequeo tubrculo y sobre el occipucio un pequeo gancho cada lado.

La abertura de los oidos desciende hasta el ngulo de la mandbula inferior, entre esos dosngulos es en donde la membrana branquistega se une al istmo; pero como las dos ramas de la mandbula son muy movibles, sus ngulos pueden abrirse mucho y ensanchar proporcin laboca y los orificios de las branquias.

Una laja estrecha de dientes en forma de carda, finos y poco numerosos guarnece cada mandbula. Tambin se presenta un pepueo grupo de ellos en cada lado del borde anterior del vmer; pero no los hay en los palatinos, ni sobre la lengua que es angosta, algo puntiaguda y muy suelta. Los arcos de ias branquias estn guarnecidos de tubrculos armo-dos de dientes en forma de carda, asi como los de la faringe que son poco voluminosos. La membrana brauquistega bastante estecha est sostenida por siete radios arqueados, cuyos anteriores son dbiles; detrs de la sien la altura del ojo, y encima de la abertura de los oidos hay una pequea cresta terminada por una espina, y que, (cosa singular) pertenece, como lo vamos ver, no al superescapular que est sutilmente articulado con el crneo, sino al escapular. De modo que el humeral presenta entre el ngulo del oprculo y el pectoral una punta comprimida cortante por arriba y por abajo, y que se dirige ablicuameate hacia la parte superior.

La pectoral est adherida un poco mas abajo de la altura media del cuerpo, es redonda y de mediano volumen , pues su longitud no constituye mas que la novena la dcima parte de la longitud' total del individuo. Consta de trece radios, de los cuales el primero es sencillo y los otros muy poco ramosos. Ntase al travs de la piel el estilete caracoicliano, pero no aparece la vista desnudo como Bloch lo ha representado.

Las ventrales estn adheridas poco mas menos bajo las pectorales , y hablando con mas propiedad, un poco mas adelante; escdenlas mucho en longitud hacia la parte posterior, pues casi son tres veces mas largas que ellas, por cuya razn su punta llega al tercer radio de la anal. El aguijn no tiene mas que la mitad de la longitud de la aleta. La primera dorsal principia poca distrancia detrs del ociput sobre el ugulo del preoprculo , y ocupa en proporciones iguales con la segunda lo restante de la curva del dorso. Presenta diez aguijones, de los cuales el primero tiene poco mas de la tercera parte de la altura del cuerpo; el segundo y el tercero le exceden algo ,y luego van en disminucin hasta el dcimo que es extremadamente corto. Cada uno de esos aguijones tiene su base armada por cada lado de una espina corta y puntiaguda. Estn envueltos , como generalmente sucede por la membrana de la aleta, pero esta membrana al aproximarse la extremidad superior pierde su consistencia, y se prolonga en forma de hilos tan largos corno los mismos aguijones, y sostenidos en lo interior por fibras elsticas, que ai parecer son un prolongamiento de la sustancia sea del aguijn. El radio penetra fcilmente al travs de esas cubiertas, y entonces en vez de parecer prolongaciones, toman el aspecto de pedazos de la membrana, pero no es asi. La segunda dorsal esta inmediata la primera, y sin embargo la membrana sigue bien escotada hasta el cuerpo, de manera que en realidad son dos aletas. Tiene veinte y tres radios articulados; los primeros sou muy bajos, y los que mas altura tienen como el tercero posterior, no llegan la quinta parte de la altura total.

En cada lado de la base de esta segunda dorsal hay una fila de piezas seas, prolongadas, cuyo nmero generalmente es nueve, y algunas veces ocho y diez, sosteniendo cada cual una espina en forma d gancho, compuesta de dos piezas afiladas y agudas, cuya superior se dirige oblicuamente hacia arriba y hacia atrs, y la inferior es casi horizontal y dirigida lateralmente. La serie de esas espinas ganchosas parece ser una continuacin de las sencillas que arman la base de los aguijones de la primera dorsal.

Tambin tiene dos anales, aunque tal vez no se hallan tan profundamente divididas como lasdorsales : la primera de aquellas no tiene mas que cuatro aguijo-