Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 198.



Hoy me he levantado con ganas de ser un Cabecita Loca


NATURALEZA.ZOOLOGA

poco mas menos de una altura igual y poco considerable, y los radios espinosos predominan en ellas en una gran proporcin. Su lnea lateral, al principio muy cercana al dorso, se interrumpe en el tercio posterior, para volver empezar un poco mas abajo y reinar en el medio de la altura de la coh. La caudal es redondeada. Escamas fuertes y bastante grandes cubren el cuerpo lo mismo que la cabeza, extendindose algunas pequeas en las bases de las partes blandas de la dorsal y de la anal, asi como en la caudal.

Su hgado es regular, su estmago pequeo, y sus apndices poco numerosos; su vejiga natatoria es poco gruesa, y por una disposicin que hemos notado en muchos esparoideos, menideos, y esquammipenes, est ahorquillada por detrs y hunde sus ramas en dos senos de los lados de la cola.

Entre sus caracteres interiores, el mas extraordinario consiste en los apndices de sus branquias.

Sus farngicos inferiores y los superiores posteriores, como hemos dicho, presentan la forma ordinaria, y es-tan guarnecidos de dientes en forma de pequeosenla-drillados en la de conos obtusos, pero los otros dos farngicos superiores de cada lado se dilatan en lminas delgadas, replegadas, varias veces, formando asi una masa ligera mas menos complicada, y que I nada se puede comparar mejor que una berza rizada, ciertos escaros millporos laminosos; numerosas arterias recorren todas estas lminas pero Cuvier no pudo decidir, en vista de individuos mal conservados , y que le fue permitido disecar si provienen de la arteria branquial de la dorsal; aunque el primer origen es el que le parece mas probable. La cabeza est dilatada en su anchura, para alojar estas producciones singulares. El crneo presenta , con el mismo objeto, encima una cresta vertical, que aumenta en altura la especie de bveda lateral que recibe las masas foliceas. Esta bveda est cubierta en el exterior por una parte de los huesos del crneo, y por las piezas operculares, y cuando se levanta el oprculo, se ve aun una membrana tensa desde el oprculo al hueso escapular, que impide que la masa folicea se comunique con el exterior sino es por un orificio bastante estrecho que le es comn con las branquias. Entre la membrana y el hueso del dorso hay un seno bastante profundo pero ciego que no da la cavidad interior en que est la masa folicea. Presenta, en fin, una brida carnosa y membranosa, que forma el borde posterior lateral del paladar, y se lija, por una parte en la cresta inferior del crneo y por la otra en el oprculo , estrechando del lado de la boca la entrada de la cavidad que encubre los apndices.

Se comprende que este laberinto laminoso, tan estrechamente encerrado, y que cada vez que el pez abre la boca recibe agua como las branquias, debe retener este agua entre sus lminas y que el anabas, puesto en seco, pueda, por medio de esta agua conservada en algn modo como la que el dromedario guarda en el apndice foliceo de su panza, humedecer aun durante largo tiempo sus branquias. El hecho es que puede vivir horas y aun tal vez dias enteros fuera del agua , lo que ha dado lugar atribuirle una facultad seguramente muy rara en la clase que pertenece.

En efecto, estos peces, tan notables ya por su organizacin, han obtenido una celebridad particular por una costumbre que dos observadores daneses, ambos residentes en Tranquebar, M. de Daldorf y M. John, aseguran haber visto practicar la especie comn en aquel cantn; cual es la de trepar los rboles y vivir con el agua que se rene entre sus hojas. M. de Daldorf, teniente al servicio de la Compaa Danesa de las Indias, en una memoria impresa en 1799 , por los miembros de la sociedad Linneana de Londres, afirman haber cogido uno de estos peces con sus propias manos en noviembre de 1791, en unagria-

Lo maravilloso es que unos seres notados apenas en nuestros dias por los naturalistas, hayan sido bien conocidos de los antiguos.

Teofrasto dice en su tratado de los peces que viven en seco, que existen en la India ciertos pececillos que salen de los rios por algn tiempo y que vuelven ellos en seguida, y que estos peces se parecen los que los griegos llamaban moxinos, es decir , los mugues.

No se puede designar con mas claridad ora nuestros anabas, ora sobre todo los oficfalos , que presentan todos la cabeza gruesa y obtusa, y el cuerpo oblongo y cubierto de grandes escamas, como los mugues.

GENERO ANABAS

Cuvier nombra asi, del verbo anabaino (yo subo) un gnero pequeo del que no cree poseer mas que una especie descrita por Bloch con el nombre de anthias testudineus, y reconocida despus porSchneider como idntica al sennal de Tranquebar, el perca scandens de aldorf. Es el amphiprion scarnur de Schneider, y tambin el lutjan lortuc y el lutjan (rinspens de Lacpde, pues este naturalista casi nunca se ha tomado el trabajo de poner en parangn las descripciones de los diferentes autores, para convencerse asi de que eran idnticas, sino que mas bien prefera inscribir una especie mas en su obra, que discutirla.

Mas tarde Harailton Buchanan describi este pez bajo el nombre de coius cobojius, dando de l una nueva figura. Pero Russel no le nombra, y nada encontramos en Renard ni en Valentyn, que se pueda referir l.

Este gnero se conoce por caracteres exteriores interiores muy sensibles. El mas aparente es que por una disposicin enteramente contraria lo que sucede comunmente , los bordes de su oprculo, sub-oprculo interoprculo son dentados , mientras que el del preoprculo no lo est , y aun esta pieza no presenta limbo distinto.

La cabeza do los anabas es redonda y ancha, su hocico muy corto, obtuso, mas menos deprimido, con el ojo muy cerca de su extremidad. Su boca es pequea, hendida travs la punta del hocico; cuando se cierra el maxilar, que como el intermaxilar es pequeo y estrecho , se relira bajo el primer sub-orbitario, cuyo borde inferior est aserrado. Otros sub-orbitarios, anchos y chatos, cubren enteramente el carrillo y la sien, de manera que no dejan parecer el preoprculo mas que por un borde estrecho. Fuertes escamas revisten todas las partes de su cabeza, y tambin la que rene las dos membranas branquios-tegas entre las ramas de la mandbula inferior. Las escamas de encima del crneo forman placas polgonas, mejor que verdaderas escamas cncavas. La cabeza y la mandbula inferior presentan poros regulares.

En cada mandbula ofrece dientes aterciopelados que ocupan una banda estrecha: los exteriores son un poco mas fuertes, sobre todo los de delante de la inferior. Se ve una pequea hilera transversal de ellos delante del vmer, sin que los haya en los palatinos; pero por una singularidad notable de la que se conoce otro ejemplo, presenta un grupo de ellos perteneciente aun al vmer, pero situado enteramente bajo la parte posterior del crneo , entre los terceros farngicos superiores, que su vez los ofrecen cnicos, apretados y bastante gruesos. Los otros dos farngicos superiores son los que constituyen el aparato en forma de laberinto; los inferiores son grandes y estn armados tambin de muchos dientes cnicos.

Estos peces tienen seis rados en la membrana branquial; su cuerpo es oblongo, comprimido al medio y en la parte posterior ; su dorsal y su anal son