Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 171.



Hoy me he levantado con ganas de ser una Cabecita Loca


vientre es derecha desde la punta del hocico hasta el ano, donde se levanta hacia la cola lo largo de la anal. En aples y Marsella son de varios colores; en Cerdea le dan los nombres de sargo sarago. En Toln el sargo como la dorada se alimenta de pececillos, mariscos pequeos y crustceos; pero no siendo fuertes sus mandbulas, no pueden como ella romper las conchas un poco grandes y alimentarse de su contenido. El sargo se arroja con avidez sobre los anzuelos cebados de pececillos , y los pescadores le atraen con una pasta compuesta de queso , sardinas malas y harina, pasta que no atrae las doradas. Es un pez enteramente del litoral , que nunca se aleja de las costas como la dorada, la cual no se acerca ellas mas que en invierno, cuando es perseguida por algn pez grande. El nombre rabe del sargo es ghenyn, tomado probablemente de algn ruido sordo que hace oir cuando se le pesca. Geoffroy , sin embargo, no da ninguna explicacin con respecto este asunto, y los diversos autores que Cuvier ha consultado, nada dicen con relacin al ruido que haran oir algunos esparos.

Cornide solo cita distintamente al sparus annula-ris entre los peces del golfo de Gascua, diciendo que all se le llama pargo y en gallego probo ; que vive con los sargos y doradas, y que se alimenta de fucus.

Los nombres de spnro, sparaillon, esparlin, etc. derivados todos evidentemente de sparus, han hecho pensar los autores del siglo xvi que este pequeo sargo es propiamente el <<xp, y el sparus de los antiguos.

Estos tenan un scarus y un sparus. Los copiantes pueden haber puesto alguna vez un nomore por otro; pero es muy cierto que las especies eran muy diferentes. Ateneo los distingue, y copia un pasaje de Epicarmo, en el que ambos son nombrados separadamente y dados uno y otro como peces deliciosos, de los cuales los dioses mismos no desecharian ni aun los excrementos; lo menos eso parece resultar del texto.

Pero tal vez esta cualidad de los excrementos no deba entenderse sino de los escaros, los que tambin se le atribuye en otra parte Hicenio, citado aun por Ateneo, se limita decir que el esparo es mejor que el mena, y mas alimenticio que otros muchos pescados.

Hay un lugar de Aristteles en que los editores han puesto ya scarus, ya sparus; pero que se lea all uno otro de estos nombres, probaria que esparo escoro de Aristteles no era de ninguno de los dos gneros que se nombran asi hoy, puesto que este filsofo coloca el suyo con los peces que tienen un gran nmero de apndices cecales, mientras que nuestros escaros no tienen ninguno, y los esparos noticien arriba de cinco seis. Es verdad que Aristteles cita tambin en este sitio otros nombres que se aplican ahora peces que tienen muy pocos de estos apndices, y aun algunos que carecen enteramente de ellos, tales como los gobios ; pero esto es una prueba mas de la ligereza con que se ha interpretado esta antigua nomenclatura.

Los dems autores no aaden nada que pueda ayudarnos encontrar el verdadero esparo. Opiano dice que habita bajo las yerbas lo largo de las playas; Marcelo Sidetes le da dientes agudos. Plinio se limita nombrarle.

Lo que es mas directo y puede ser mas verdadero origen del nombre del esparallon, es lo que Ovidio dijo de su sparalus, que nombra entre el sargo y el pagro, y al que atribuye una musa dorada. Insignis sargusque notis, insignis el alis Et super aurata separalus cervice refulgens Et rutilus pagar.

Versos que pueden aplicarse tanto mejor nuestra

se distingue mas de los otros en que no tiene mas que una sola hilera de pequeos molares, y que sus incisivos son largos, estrechos inclinados hacia adelante, loque contribuye hacer el hocico mucho mas puntiagudo. Ha recibido de Risso el nombre genrico de charax.

Los sargos son peces litorales, bastante conocidos en las costas occidentales de Espaa, hasta el golfo de Gascua, vindoseles tambin en las costas meridionales de Francia, pero no se adelantan hasta las costas septentrionales del Ocano, ni entran nunca en el canal de la Mancha, y no encontramos que haga mencin de ellos ningn autor del Norte.

Estos peces se alimentan en general de mariscos pequeos y crustceos cuya cubierta rompen fcilmente dura corcea con sus molares. Pero muchas especiessiguen tambin un rgimen herbvoro: en al-gunosdel Mar Rojo y del Ocano Atlntico, encontr Cuvier el estmago lleno de fucus fciles de reconocer.

La conformidad unnime de los pueblos que rodean el Mediterrneo en designar estos peces con nombres derivados de sarqus, tales como sargue, sargo, sar, saragu, etc. indicaba yaquedebia ser el sargos dlos griegos, y el sargas de los latinos, y lo que los antiguos nos dicen de su sargo no contradice esta indicacin.

Era un pe espinoso, de carne rgida, que tenia una mancha negra en la cola, y cuyo cuerpo estaba marcado con muchas lneas negras, caracteres que convienen muy bien nuestra especie.

Sin embargo, Cuvier no responde de todos los detalles que los antiguos cuentan de sus costumbres.

Segn Elieno y Opiano el sargo era polgamo, quera poseer muchas hembras , y combata con furor para alejar de ellas los dems machos. Servanse de esta pasin para pescarle. Una nasa construida de amas y de hojas le ofrecia un asilo donde obligaba entrar sus hembras, y donde venia despus hacerse coger con ellas.

Los mismos autores le atribuyen una disposicin aun mas extraordinaria, cual es una viva amistad hacia las cabres. En cuanto se veia una en la ribera, los sargos nadaban hacia ella con rapidez, mostrando su alegra con grandes saltos. Erta inclinacin era bastante ciega para que un pescador, cubierto con una piel de cabra con sus cuernos , y repartiendo en el agua harina embebida en caldo de cabra , atrajese y cogiese cuantos quisiera , y aun para cogerlos con la mano, teniendo solamente cuidado de ocultar sus espinas contra el cuerpo. Se empleaban, sin embargo, medios mucho mas sencillos: una anchoa salada puesta en el anzuelo, los atraia en gran nmero.

El resto de la historia del sargo era igualmente natural. Pez litoral, permaneca sobre todo en las grutas sub-marinas, donde el sol penetraba por pequeas aberturas. Su destreza era extrema en rozar y romper el hilo de la caa con que se le habia cogido; amaba los fondos bajos y segua de cerca al mullus, y cuando este habia removido el cieno , el sargo devoraba las partculas alimenticias que de este modo se hallaban levantadas; ahovaba dos veces por ao en la poca de los equinoccios.

Si todos estos hechos son ciertos, demuestran hasta qu grado sobrepujaban los nuestros los conocimientos de los antiguos de las costumbres de los peces, porque los modernos no han hecho mas que copiarlos en la parte concerniente al sargo. Ni Belon, ni Rondelet, dicen nada nuevo, y Gesnery Aldrovando menos todava. Willughby se ha limitado su descripcin exterior, y casi hasta Duhamel nadie ha dado observaciones originales sobre estos peces.

El sarjo propiamente dicho tiene el cuerpo comprimido y elevado; la curvatura de su dorso es la de uu arco "de circulo bastante abierto; la lnea del