Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 170.



Vinos Divertidos : Colección Vintage


dido determinarnos dejar juntos estos peces descubiertos y sus numerosos anlogos posteriormente si no nos hubisemos apercibido de que entre los grupos que compondran esta familia, habra algunos que no entraban en estas determinaciones, pesar de los rasgos que por otra parte, los ligan con sus semejantes.

Asi es que nuestros gerris que son sumamente parecidos al esmaro (sparus smaris), tienen la mayor parte de ellos dentaduras en el preoprculo, y los menas que, si es posible, se parecen mas todava ; tienen todos dientes en el vmer. Dichosamente existe un carcter propio para destacar estos gneros rebeldes de la familia de losesparos; sin separarlos los unos de los otros : es la protractilidad de su hocico; y no hemos vacilado en emplear esta conformacin como base de una familia particular, que es la de las menas.

En otra familia, la de los labroideos, relegamos el sparus chromis de Artedi, que no tiene apndices cecales, y cuyos caracteres todos son diferentes de los esparos.

Nueslras desmembraciones sern un poco mas numerosas en el gnero sparus tal como Linneo le compuso, que le hizo llegar veinte y seis especies. Entre las once que aade se encuentra un ciclor (el sparus saxtiles) un mesoprion (el sparus sinagris), un pristipomo (el sparus virginicus), un amfacanto (el sparus espinus), y una girela (el sparus radia-tus).

Los autores posteriores han aumentado la confusin todava mas. Gmehn, que ha ascendido treinta y nueve el nmero-de esparos, coloca en ellos un apogon (el sparus notatus), un epbulo (el sparus insi-diator), y cinco seis especies sacadas de Houltuyn y de Hasselquist, y generalmente indescifrables.

Lacpde anuncia noventa y ocho esparos, y cuesta trabajo creer que, fuera de las que Linneo y Gme-lin haban colocado en ellos fuera de propsito, hay cuarenta y dos especies que no serian esparos en nin gun sistema, sin contar que es imposible decir de cual sean, pues las descripciones sobre que se funda son muy incompletas.

Lacpde coloc entre sus esparos un anfacan-to, una castaola, dos gervios, cuatro mesopriones etc., etc.

Saw hace mas todava: admite sin discusin todas estas especies disparatadas, y junta la casualidad otra multitud de ellas, tomadas de los gneros de Lacpde de Bloch, los que no acepta, de suerte que se ven entre sus esparos mas aun que entre los de Lacpde, crenilabros, urranos, hemulones, escolo-prides, amlipriones, y hasta ollitosyjohnius, y peces de tros veinte gneros, tan diferentes los unos como los otros. Asi es como este naturalista llega contar hasta ciento sesenta y tres pretendidas especies del gnero esparo, no dejando, pesar de esto, de caracterizar este gnero como Artedi, y no titubeando en atribuir la mayor parte de las especies dientes en lorma de enladrillado.

Mucho menos numerosos en el sistema postumo de Bloch, en que no hay sino cuarenta y nueve especies, el gnero esparo no deja aun por eso de encerrar ocho diez que no entraran en l ni aun con la extensin que Artedi le dio.

Asi despus de haber quitado todas estas especies heterogneas, despus de haber separado de los es-paros de Artedi las especies de hocico protrctil, es-cluir los menas, no nos quedan para componer la de los esparoideos, mas que las especies de este naturalista, de las que el hocico no se prolonga hacia adelante, y que no tienen dientes en el paladar , ni armadura alguna en las piezas operculares. Esta ltima circunstancia, junto la ausencia de toda cavernosidad y de toda hinchazn en el crneo, los distingue de los escienoideos; la carencia de escamas en las

aletas verticales, los separa de losesquecammipeuas, y la magnitud de las escamas del cuerpo de los es-comberoideos.

Reducida de esta manera , esta familia posee aun especies bastante numerosas y bastante diferentes entre si para que tengamos que repartirlas en muchos gneros.

Para esle efecto sus dientes nos suministran excelentes caracteres , en vista de los cuales las distribuimos por lo pronto en cuatro tribus.

En la primera, las mandbula, tienen en los lados dientes redondos en forma de enladrillado ; en la segunda, no tienen sino dientes cnicos y ganchosos; en la tercera los dientes son aterciopelados, y en fin, la cuarta tiene alrededor de cada mandbula una fiile-ra de dientes cortantes.

Cada una de etas tribus puede ser subdividida en gneros en vista de caracteres secundarios.

La tribu de molares redondos tiene los dientes an-retiores cortantes, cnicos aterciopelados. En el primer caso tenemos el gnero sargo; si los molares estn en muchas hileras, y el gnero carax, si estn en una sola hilera y muy pequeas. En el segundo tenemos con los molares en muchas hileras el gnero dorada y con los mismos en dos hileras solamente el pagro. El gnero de los pageles tiene los molares ya en dos, ya en muchas hileras, pero todos los dientes anteriores son aterciopelados.

La segunda tribu, osala que tiene los dientes cnicos, dlos cuales muchos se alargan en caninos, se divide en leirinos, que no tienen escamas en los carrillos; dentex que tienen el carrillo escamoso y cuatro caninos ai menos en cada mandbula, y en pentdpodos, cuyo carrillo y dientes se parecen los de los dentex pero que su forma menos elevada, su boca menos hendida, armada solamente en dos caninos en cada mandbula y sucaudal mas escamosa, les dan un contorno particular.

La tercera tribu que no tiene mas que dientes aterciopelados no comprende mas que un gnero, que es el de los canteros.

En fin en la cuarta tribu los dientes cortantes que rodean las mandbulas estn ya solos, yaacompaados por detrs de dientes aterciopelados, los que forman los gneros boyas y obladas. l

GENERO SARGO.

Las especies que reunimos en este gnero tienen un aire de familia que no es posible separarlas. El carcter que mas llama la atencin es la forma de sus incisivos, ensanchados, comprimidos, truncados en su extremidad, lo que les hace semejantes los incisivos humanos, sobre todo en los individuosde grandes dimensiones: sus dientes molares y redondeados aproximan los sargos las dorad;s, los pagros y los pajeles, pero sus incisivos son del todo diferentes.

Klein fue el primero que hizo un gnero sargo con estas especies ne dientes incisivos, truncados, y aplanados, semejantes los del hombre, y'parece reunir en su primera especie los dos primeros sargos de Cuvier, y colocar el sargo anularen la segunda; pero aade ellos labros, el saupe y en fin un verdadero escaro, cuyas figuras son fciles de reconocer.

El Mediterrneo produce cuatro especies de sargos, muy parecidas las unas las otras, de las cuales tres al menos eran conocidas por los autores del siglo xvt, pero las dos primeras generalmente han sido confundidas por los nomencltores. Las cuatro tienen en cada mandbula ocho diez incisivos cortos, anchos, de corte rectilneo, y molares redondos en tres cuatro hileras, pero difieren mucho por sus colores y su magnitud.

Una quinta especie igualmente del Mediterrneo,