Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 152.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 152.



Vinos Divertidos : Colección Wine Animals


Incluimos en dicho grupo los anfipriones cuyos preopérculo, opérculo y las otras dos piezas operculares están dentadas y estriadas ó surcadas; los premnas que tienen las piezas operculares menos dentadas pero el suborbitario con fuertes espinas, y los pomacentras que solo ofrecen dentado el preopérculo sin espinas, y el opérculo. Estos tres géneros tienen pequeños dientes en una sola hilera. Los dascilos se asemejan á los pomacentros por las piezas operculares, pero sus dientes forman una banda aterciopelada. Los glifisodones tienen como los pomacentroslos dientes en una sola fila y ademas están escotados; pero su preopérculo carece de aserradura, y por fin los Miases poseen el preopérculo dentado délos glifiso-dones, y los dientes aterciopelados de los dascilos. No presentando estos dos últimos géneros dentados los bordes de su preopérculo, nos conducen á los es-paroideos, y aun bajo algunos conceptos hasta á los labroideos, pero no nos cansaremos de decir que casi nunca hay en él método natural, imites absolutamente destacados entre los grupos á cualquier orden que pertenezca.

Creemos deber terminar esta enumeración del escienoideos por una disertación sobre los peces conocidos de los antiguos que diversos modernos han referido á las especies de esta familia. Los resultados que esta investigación produzca nos dispensaran de hacerla cuando tengamos que hablar de aquellos á los cuales estos nombres pertenecen verdaderamente.

La enorme talla de la esciena propiamente dicha, la hermosura de la sembrina, la abundancia y el color singular de la corvina, y el buen gusto dé los tres, han debido ispirar interés en todo tiempo, no siendo de creer que los antiguos los desconocieran, pero es bastante difícil distinguirlos en medio en la confusión de nombres que hallamos acumulados en las obras que nos quedan y casi siempre sin indicaciones precisas ó distintivas.

2*a significa sombra, y de esa palabra derivaron los griegos tres nombres de peces, cuales son : »«?»? y móJuc, Ateno mira este último como sinónimo del primero, y Galeno dice lo mismo del segundo; pero Plinio en su enumeración de los peces, coloca el scia-deux y el scicena á continuación el uno del otro como si fueran especies distintas. El mas usado de estos nombres es el o«iai»« que los traductores modernos quieren expresar en latin por umbra, y en frances por ombre; pero tantos son los peces y tan diferentes los géneros asi denominados desde las umbras ó ambrinas de que ahora hablamos, hasta la umbra de la Auvernia y la umbra caballero pertenecientes á la familia de los salmones, que la traducción no ha podido darnos ninguna luz. Desgraciadamente los artículos de los antiguos sobre estos peces, no son en manera alguna mas decisivos que su sinonimia.

Aristóteles no dice mas que dos palabras de la esciena, y son : que tiene como el cromis, el labrax y el fagro, piedras en la cabeza, por lo que resisten menos frió que los demás peces.

Plinio copió este pasaje leyendo la palabra griega sin alteración, y en general no emplea la palabra umbra para designar un pez. Verdad es que se la encuentra en Ovidio, en Collumela y en Ausonio pero los dos primeros designan con ella un pez de mar, y el tercero uno de rio, sin ninguna otra circunstancia salvo el sentido propio de la palabra que pueda indicar una identidad cualquiera con el esciena de los griegos. Collumela habla de umbras de Italia y de umbras púnicas. Varron, que cita también este nombre umbra entre los de los peces, añade que la especie que le lleva lo debe á su color, lo que nos debe hacer creer que su piel era oscura.

Los ictiólogos del siglo xvi creyeron con solo estos datos encontrar los umbrinas y los escienas de mar de los antiguos entre los peces del género de que tratamos ahora, y cuya especie mayor, la esciena propiamente dicha, y la especie barbuda tienen aun en las diversas costas del Mediterráneo los nombres de ombre y umbrine.

Belon y Salvien creen que la umbra es la umbrina de los romanos modernos, ó la esciena propiamente dicha. Rondelet dice que es la ombrine de los marselleses, ó sciena cirrliosa, que según él, se llama todavía «io» entre los griegos modernos.

Puede ser que el corvina á causa de su color negro tenga á ella mas títulos que ningún otro, sobre todo cuando no puede ser el sparus chromis (corazin de los franceses) como lo había creido uno de los autores que acabamos de citar.

Entonces se explicaría fácilmente la distinción establecida por Collumela entre los umbrinas de Italia y las púnicos, pues estas últimas serian la esciena propiamente dicha que es al parecer esencialmente originaria de África, y que de tal manera se parece á la corvina que se les vende el uno en vez del otro indistintamente en los mercados.

Se ha referido también al ouatm un pasaje de Opiano en que se escribe la palabra ermra en la mayor parte de los manuscritos, dice que es tímida, y asegura que un buzo puede cogerla con la mano, añade también que cuando la persiguen procura ocultar su cabeza en las grutas de las rocas o entre las plantas marinas porque cuando no ve, cree no ser vista comparándola por esto con el búlalo y el avestruz.

Estas indicaciones tienen tan poca relación con los peces que nos ocupan, que debemos creer que los críticos han sido engañados por la semejanza de nombres, y que es menester continuar escribiendo 9nv» en este sitio, considerando al pez asi llamado como diferente del

Aristóteles habla de un pez, por nombre chromis, que creemos pertenezca también a este género. Todo lo que aquel gran naturalista le atribuye (como son piedras en la cabeza, oido muy fino, la facultad de producir un ruido, una especie de gruñido, y la costumbre de vivir en bandadas y de no poner sino una vez por año) convienen con bastante exactitud á la esciena. Añídase que Epicarmo en Ateneo, dice que el romis y el xilias son los mejores peces de la primavera; aproximación y calificación que se pueden aplicar muy bien á la esciena á causa no solo de su magnitud s.no también de su buen gusto.

Sin embargo, como glaneus, que Aristóteles distingue del romis tiene relaciones mas marcadas aun con la esciena y como Belon nos dice que en Marsella recibe aun la umbrina algunas veces el nombre de chrom ó chran; y como en Genova tiene al decir de Gillius, el de chro no seria difícil que el chromis fue-. se la umbrina según pensó Belon. Por probado podríamos dar este aserto si tuviese dicho pez la costumbre de vivir en bandadas y la facultad de producir algún sonido; mas por desgracia en ningún onserva-dor encontramos pormenores sobre el particular.

Mas directa seria aun la prueba sí el chremys, zrwrs al cual concede Elieno una barba, fuese verdaderamente el mismo chromis. Verdad es también que el citado autor añade que dicha barba es mas larga que la de la mustela y que Hesychius explica ¿muc por \asellus), explicación que nos aleja bastante de la umbrina.

Se ha creido que ¿«>/u,-, XPfHi íww zt

y aun zpwt y xe no son mas que diferentes modos de escribir el mismo nombre, pero esto puede ser verdad en muchas de estas palabras, pero hay algunas ediciones de Aristóteles, en que zpti y xeri son distintamente nombradas en la misma frase,

Rondelet ha dicho que el romis era el Spurus chromis, pero aunque Artedí haya adoptado también esta conjetura, nadie podrá decir que está probada, y aun



 

Índice de páginas de Zoología Peces.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.