Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 97.



Hoy me he levantado con ganas de ser un Cabecita Loca


hallan agrupados en celdillas cuadradas ó hexagonales.

En París, los machos son menos numerosos, como que, según los pescadores, apenas se coge uno por cada cincuenta hembras. Tal vez sea esto causa de que no se fecunden muchos huevos, lo cual nos explicarla porqué una especie que produce tantos no se ha multiplicado mas. Pero esta desigualdad en el número dé los individuos de cada sexo no es general en todas las localidades, pues en el lago de Harlem abundan tanto los machos, que cierto lugar llamado Lisse goza de gran nombradia por un plato que preparan con lechecillas de perca.

Los pescadores del Brandeburgo pretenden que las bandadas de percas tienen siempre un conductor, que se reconoce en que sus opérculos carecen de epidermis y son transparentes, de suerte que se ven los oídos al través, atribuyendo esta conformación á la circunstancia de hallarse este individuo mas expuesto que los demás á diferentes contactos.

La perca se halla mejor armada que otros muchos peces de agua dulce, para resistirlos ataques de sus enemigos. Por poco que haya crecido, sus espinas deben asustar á los peces voraces; y por eso se dice que entonces ni el mismo esox le ataca ya, á pesar de que las percas pequeñas constituyen su presa de mas precio. Las aves acuáticas, como los somormujos, los patos y los mergos, la temen menos y la cazan con mas asiduidad. Teme el trueno y los hielos, pero ademas tiene también sus enemigos interiores. Rudolphi ha contado hasta siete especies de gusanos intestinales que viven á expensas suyas, tales son : el Cucullanus elegans, el Ascaris truncatula, el Echi-norhynchus angustatus, el Distoma tercticola, el D. nodulosum, el D. truncatum y el Lígula simplicissima. No obstante, es de vida dura, pues Pennant refiere que puede trasportársela en paja seca á sesenta millas, y que sobrevive á este largo viaje. También las remiten á París desde el fondo del Borbonés, es decir, desde mas de sesenta leguas, pero es en barcos con depósitos llenos de agua y por el canal de Briare.

Sucede en ciertos casos que varias percas adquieren una especie de giba que las vuelve monstruosas. Linneo cita varios ejemplos de Fahlun, en Suecia, y Pennant de un lago del condado de Merioneth, en el país de Gales. Salvo esta deformidad, que depende indudablemente de la naturaleza de las aguas, esas percas gibosas no difieren en nada mas de la especie.

La carne de la perca es blanca, recia de buen gusto y fácil de digerir: las percas pequeñas se comen fritas; y las mayores se hacen cocer ligeramente ó se asan en las parrillas. Los holandeses las comen particularmente cocidas en agua con peregil, cuyo plato recibe el nombre de sopa de pescado. Los tapones preparan con la piel de la perca una cola de pescado que es al parecer muy sólida; para fabricarla hacen macerar la piel á fin de que se desprendan las escamas, y la cuecen hasta que toma la consistencia de gelatina, dejándola luego enfriar. Probablemente se podría fabricar también otra análoga con la piel de una ¡nfinídad de peces diversos.

Se pescan las percas por medio de redes, con el buitrón, con nasas, y sobre todo con el anzuelo. Su voracidad y su poca prudencia favorecen su pesca, bastando cebar con un gusano ó con una pata de cangrejo, si bien con la precaución de no introducir el hilo á mayor profundidad de diez y ocho á veinticuatro pulgadas, á causa de la costumbre que tiene este pez de no zambullirse mucho. Dícese que cuando cae la perca en las redes, se hace la mortecina, quedándose sin movimiento y panza arriba pero muy pronto recobra su primitivo estado.

En el lago de Ginebra, durante el invierno, que es la estación en que viven á mayor profundidad, sucede á veces que si se pescan en un fondo de cuarenta á cincuenta brazas, aparecen muchas flotando en la superficie del agua con el estómago repelido fuera de la boca, y perecen á los pocos días, si no se abre dicha bolsa con un alfiler. Este fenómeno depende de la dilatación del aire de la vejiga natatoria; pero adviértase que solo se observa en los sitios donde las aguas tienen menos profundidad, y donde no puede estar tan comprimido el aire de la vejiga. Dicese que vasta tocar la perca con la cuerda que sirve para tirar de la red, para que sufra esa reversión del estómago, y con efecto hay sobrado motivo para que asi suceda, luego que el miedo la determina á subir demasiado rápidamente hacia la superficie. Conforme hace observar Jurine, á cincuenta brazas se encuentra el pez á la presión de once atmósferas, y si falta esta de repente, el aire se dilata con mas rapidez de la necesaria para ser reabsorbido, pues sabido es que en esta especie, lo mismo que en la mayor parte de los acantopterigios, no se ve salida alguna por la parte del esófago ó del estómago.

Antes de pasar al estudio de un nuevo género de peces, debemos decir cuatro palabras sobre otras varias especies de percas que admiten los naturalistas.

Entre estas se cuenta la perca sin fajas que produce Italia (Perca itálica de Cuv). en ciertos cantones. Carece de fajas negruzcas y aparte algunas diferencias muy leves, se parece enteramente por el conjunto y por los pormenores á la perca común, de la cual no es acaso mas que una simple variedad. Sabigny asegura que es la única que se ve en ciertas estaciones en los mercados de Bolonia.

La América septentrional es sin disputa la región mas rica en percas muy parecidas á las de nuestros rios. En Nueva Yorck y en el lago Hurón vive la perca amarilla (Perca flavescens de Cuv., Boüianus flavescwis de Mitchill) que es necesario examinar con la mayor atención para no confundirla con la nuestra. Según se desprende de un experimento hecho por Mitchill seria tan fácil y tan beneficioso su transporte como el de nuestra perca de Europa. Otra especie de Nueva York presenta las mismas formas y sus colores, si bien difiere un poco de esta última por sus opérculos granosos (Perca serrato-granulata de Cuv). Algo mas marcados son los caracteres de la perca de cabeza granulosa (Perca granulata de Cuv.) procedente del mismo pais. Estas tres percas no tienen mas que un ovario, y es indudable que las confundiria con la nuestra cualquiera viajero que las examinase aisladamente; una de ellas probablemente hizo creer á Forster que nuestra perca entraba también en el número de los peces americanos. Es de creer que habitando las aguas que se despeñan de las Montañas Azules al Atlántico, no deberán ser por eso extrañas á las de los grandes lagos, como es evidente para la primera. Ademas se crian también en aquellos lagos percas diferentes; y si no, díganlo la perca de hocico agudo (Perca acula de Cuv.) procedente del lago Ontario, y la tenue (Perca gracüis de Cuv.) originaria del Shenkateles, pequeño lago del Estado de Nueva York, cuyas aguas se vierten en el lago Ontario por el rio Senega. Acaso deba incluirse también en el número de las percas norte-americanas un pez de las Antillas (Perca plumierí de Cuv.) que Bloch , en vista de un dibujo de Plumier, denomina Scwna plumieri, y á la cual, en virtud de una copia poco exacta del mismo hecha por Anbriet, dio por segunda vez Lacépéde el nombre de Cheilodixterus chrysopierus, después de haberla llamado en otro lugar Centropomus plumieri.

Las Indias orientales producen también percas muy parecidas á la de Europa. Sirva de ejemplo la ciliada {Perca ciliata de Kuhl y Van-Hasselt) dé las agua dulces de Bantam en Java.

La perca de caudal orillada de negro (Perca marginata de Cuv.) es notable entre todas las demás por el gran número de radios de su segunda dorsal. Se ig-

tomo v.



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.