Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 51.



Vinos Divertidos : Colección Vintage


Jas, retenido por esta válvula, conduciilo mas hácia atrás por los dientes del paladar y de la lengua, cuando los hay, no puede, merced á los de los arcos branquiales penetrar en los intervalos de las branquias donde tal vez lastimaría esos órganos tan delicados de la respiración. Los movimientos de la mandíbula y de la lengua no pueden, pues, hacerle penetrar en otra vía que la de la faringe, donde sufre también una nueva acción de parte de los dientes de los huesos faríngicos que le trituran ó le llevan mas hacía atrás y hasta al esófago.

No puede decirse que en todo este trayecto haya órgano alguno que desempeñe las funciones de las glándulas salivales. A decir verdad, los ciprinos y algunos otros géneros tienen en el paladar una gruesa capa de sustancia blanda, rojiza, animada por muchos nervios, y que se irrita á la menor percusión; fluye de su superficie, por poros imperceptibles, una ligera mucosidad, pero no es una glándula salival, ni siquiera una simple glándula. Es un tejido muy particular y sensible, destinado probablemente al ejercicio dé un sentido mas ó menos análogo al gusto.

El esófago se halla protegido por una capa de fibras musculares resistentes, apretadas y que forman a veces diversos haces cuyas contracciones impelen el bolo alimenticio hacia el estómago, con lo cual queda completamente deglutido, porque el esófago de los peces es necesariamente muy corto en la mayor parte de las especies por faltar el cuello.

A veces hay en el espesor de las paredes del esófago una sustancia glandulosa muy aparente en las rayas.

Las visceras de la digestión se hallan encerradas en la cavidad abdominal, que está separada por delante de la que contiene el corazón, por una especie de diafragma poco extenso, formado por una lámina que da el pericardio, y por otra que pertenece al peritoneo. Este diafragma carece de músculos propios, pero está reforzado por fibras aponeuróticas entre sus dos láminas, y recibe alguna acción de uno de los músculos de las branquias. El gran seno venoso ocupa parte de su espesor. Otra cavidad reina á lo largo del espinazo y contiene los riñones y la vejiga aérea: el peritoneo la separa del abdomen, propiamente dicho, y al mismo tiempo, como en los demás animales, se repliega por dentro de la cavidad abdominal, para abrazar y para suspender las visceras que contiene, que son el canal intestinal, el hígado, el hazo, y el páncreas (cuando la hay). Los órganos de la generación y la vejiga urinaria están igualmente envueltos en repliegues del peritoneo y alojados en el interior; pero, conforme acabamos de decir, los ríñones, y aun las mas de las veces la vejiga natatoria, se encuentran al exterior y tapizadas, por el lado del vientre tan solo, por el peritoneo.

Es muy notable que muchos peces (rayas, escualos, esturiones ó sollos, lampreas, salmones) tengan en los lados del ano dos agujeros que penetran en la cavidad abdominal de suerte que la lámina interior del peritoneo se continúa con el epidermis y pertenece al urden de las membranas mucosas. Otros dos agujeros, por lo menos en las rayas y los escualos, extienden su continuidad hasta al pericardio y á toda su lámina interna.

El canal intestinal se compone de las mismas túnicas que en los demás vertebrados, y las modificaciones en sus respectivos espesores y en sus diferentes repliegues, son análogos á lo que se ve en las clases superiores, y no menos numerosas; hay válvulas conniventes, papilas internas de diferentes formas; endurecimientos coriáceos, arrugas en diferentes direcciones. Las fibras carnosas se refuerzan ó se debilitan; nótase á veces un tejido glanduloso entre las membranas, etc.

Los pliegues interiores del esófago son en general longitudinales; su cavidad se continúa directivamente hasta el fondo del saco sin salida que forma el estómago; y aun á veces, como en los ciprinos, y en los labros, no se ve este saco sin salida, sino una ligera dilatación del canal que apenas merece el nombre de estómago, si bien es lo regular que se encorve y dé mas ó menos cerca de la entrada, y en el lado derecho, una rama en cuya extremidad está el piloro. Esta rama trasversa, ó bien ascendente, toma en ciertos casos (Salmo thymallus y mugil) tanto espesor en su túnica carnosa, que forma una verdadera molleja, representando entonces el estómago ordinario el buche.

El tamaño del saco estomacal, sus proporciones de longitud y de anchura, el espesor de sus paredes, sus arrugas, etc., varían al infinito según las especies.

El canal intestinal es mas ó menos largo, mas ó menos ancho, y presenta también un número mayor ó menor de repliegues; tiene paredes mas ó menos gruesas, vellosidades mas ó menos marcadas, según las especies; tal pez, como la lamprea, le tiene recto; tal otro, como muchos percoideos, ofrece no mas que dos ó tres repliegues; en un tercero, como el hipostomo, le tiene delgado como un cordón y un cierto número de veces mas largo que el cuerpo. Pero esos pormenores solo caben en las monografías. —Hay generalmente en el lado del ano una válvula que separa la parte posterior de la anterior; pero raras veces es aquella mas ancha que esta, ni tiene jamás ciego como en los cuadrúpedos. —Uno de los repliegues mas notables de los intestinos de los peces es la válvula espiral de las rayas, de los escualos, del sollo, y aun la lamprea presenta algunos vestigios de la misma.

Muy cerca del piloro hay en la gran mayoría de los peces varios intestinos ciegos, con frecuencia en bastante número, cuya superficie aterciopelada, replegada en mallas compactas, da al parecer con abundancia un líquido viscoso que se cree fundadamente que sustituye al jugo pancreático, y que es tanto mas útil, cuanto que, según hemos dicho, los peces carecen generalmente de glándulas salientes. Rathke cree que la sustancia esponjosa del paladar de la carpa y de algunos otros peces es una especie de glándula salival, pues precisamente se la encuentra en peces que carecen de apéndice en el piloro. En algunos escomberoideos es donde mas abundan; los gados tienen también muchos; otros, como los labios, los siluros, los ciprinos, el esox, no presentan ni uno siquiera; en algunos también (percas y pleuronectes) son cortos y en escaso número; la perca de rio tiene tres; los pleuronectes dos; el sollo muchos, pero cortos y reunidos por vasos y celulosídad en una masa que constituye el tránsito entre su estado ordinario de libertad y el páncreas compacto de las rayas y de los escualos. En el sollo, con efecto, cada uno de estos apéndices, comunica aun con el canal por un orificio especial. Asi en las rayas y los escualos, como en los cuadrúpedos, el páncreas es una verdadera glándula conglomerada, que vierte su fluido por un canal común.

El ano varia singularmente en punto á su posición, sin depender siquiera de la de las aletas ventrales, si bien se encuentra siempre detrás de estas, y cuando se sitúan debajo de la garganta ó faltan, el ano va á abrirse también casi debajo de la misma garganta. No obstante, nunca se le observa mas atrás que la base de la cola, siendo asi que la cavidad abdominal se prolonga á menudo en uno ó dos senos en los lados de la cola mucho mas atrás del ano.

Para dar un ejemplo particular de las disposiciones del canal alimenticio, diremos que en la perca se compone de un esófago (A) corto, carnoso, en forma de embudo, que aboca inmediatamente á un estómago (B) que parece un saco de fondo obtuso; interior -4* )



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.