Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 5

Zoología. Peces. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Tomo 5. Página 50.



¿Confinado? Date un homenaje, convierte en el protagonista


NATURALEZA.- ZOOLOGÍA

, forman en la cara que toca al hueso, y contra ella comprimen y muelen los alimentos los faríngicos inferiores. Las mandíbulas de los escaros tienen casi la forma exterior de un pico de loro; en su base se ven varios agujeritos por donde los dientes, cuyos gérmenes aparecen en el interior, deben salir para fijarse en su superficie, sobre la cual los dientes precedentes constituyen ya verruguítas en quincuncio. Llegan asi por grados hasta hacia el borde, en donde entran en actividad luego que han caido los anteriores á consecuencia de la dentricion. —En los huesos faríngicos de los mismos peces los dientes son cortantes y salen verticalmente y en quincuncio de la cara del hueso. A medida que los anteriores se gastan, salen otros nuevos detrás. Lo propio pasa con los dientes faríngicos de los sabros, sin mas diferencia que el ser redondos en vez de cortantes. Las mandíbulas de los tetrodon se parecerían á los huesos faríngicos de los escaros en punto al desarrollo de sus dientes, si no fuera que cada uno de estos, ó mejor de estas láminas, ocupa toda la longitud del hueso. Los posteriores son los mas recientes y los anteriores los mas gastados. En los diodon se ven dos series de láminas, de las cuales unas forman el borde de la mandíbula, y otras un disco situado mas hacia atrás y separado del borde por una litera depresión. Tambien se suceden del propio modo siendo nuevos en el disco los postpriores y en el reborde los superiores. — Pero el carácter común á estas dos denticiones, es que toda la mandíbula no lleva mas que dos y aun un solo diente compuesto, cuyas láminas crecen por la trasudación de otras láminas pulposas interpuestas entre ellas, estando reunidas por la misma masa de esmalte. La quimera licoc, lo mismo que los dos géneros que acabamos de indicar, dientes compuestos; pero nacen y crecen sobre gérmenes en forma de filetes y no de láminas, y su tejido interior está atravesado por tubos finos, como un, junco, ó como los dientes del oricteropo. Vense, cuatro placas en la mandíbula superior y dos en la inferior. Los dientes planos y anchos de los milobates (peces déla familia de, las rayas) son también compuestos en el sentido de que su sustancia se forma sobre una multitud de filetes pulposos. Está protegida por un esmalte común. —Los dientes de la lamprea son laminillas ó cornetes delgados amoldados sobre gérmenes bastante carnosos. Los hay en los labios, en las mandíbulas y en la lengua, de formas y de direcciones diferentes. —En los escualos de dientes cortantes, el núcleo del diente queda siempre cartilaginoso y aun por mucho tiempo flexible, de suerte que los dientes de reemplazo (que vienen siempre detrás de los primitivos) subsisten, en las especies en que son cortantes, como los tiburones, reclinados hacia atrás, y aun á veces los unos sobre los otros en muchas filas. Se crestan y toma consistencia la base de su núcleo, llegado él momento de entrar en actividad. —Varios escualos tienen parte de los dientes planos, anchos y compuestos como los de los milobates.

En la mayor parte de los peces óseos, independientemente de los labios que, aun en el caso en que son carnosos, por carecer de músculos propios, no tienen suficiente fuerza para retener los alimentos en la boca, hay generalmente en el interior de cada mandíbula, detrás de los dientes anteriores, una especie de velo membranoso ó de válvula formada por un repliegue de la piel interior y dirigida hacia atrás, cuyo efecto debe ser oponerse á que los alimentos, y sobre todo el agua que sirve para la respiración, vuelvan á salir por la boca. Dióse esta válvula en la mandíbula superior como un carácter del género Zeus, pero existe en muchísimos peces y casi siempre en ambas mandíbulas.

El alimento cogido por los dientes de las mandíbu-

delgados y están bastante apretados para presentarse á la vista como la borra del terciopelo, y si al mismo tiempo son muy cortos y se encuentran muy acercados entre si representan un terciopelo raso; pero en e! caso de que sean largos y débiles forman cepillos, brochas ó especie de cabellos. Por último, esos finos dientecitos pueden quedar reducidos á tan cortas dimensiones que constituyan una simple aspereza perceptible mas bien por el tacto que por la vista. Fácilmente se comprenderá los nombres con que se designan estas variedades; pero independientemente de estos dientes, cónicos se ven otros cortantes en su extremo ó en forma de cuña, como los anteriores de los sargos y los faríngicos de los escaros; el corte puede estar dentado como en los acanturos, ó aguzado en punta en su parte media como en los serrasalmos. Vense también otros redondos, hemisféricos, ovales, como los posteriores de los esparos; estos dientes redondos se pueden disponer en muchas filas, ó unirse entre si como los ladrillos, baldosas, adoquines, de los pavimentos, conforme se ve en el paladar y en la lengua del glosodonte, en las mandíbulas de la raya rizada, y en los huesos faríngicos de los labros y de muchos escienos. Haylos también puntiagudos, comprimidos y cortantes por ambos lados, como los de los triquiuros y quírocentros, de corona plana con líneas salientes como los de lufaxiugc de la carpa; en forma de maza como los de la faringe de muchos ciprinos; de corona tuberculosa como los de los miletos; etc. Todos estos dientes son sencillos y nacen sobre un germen pulposo igualmente sencillo.

Sea cual sea la forma de los dientes, siempre se verifica por capas el crecimiento de los sencillos, como en los de los mamíferos, pero nunca llega al extremo de formar una raiz que se introduzca en el alveolo. Los dientes de los peces, lo mismo que los de los monitores y de otros muchos saurios, no consisten mas que en la corona, y en el núcleo pulposo que se osifica después de completa esta. Cuando va á caer el diente se fractura y se desprende de este núcleo osificado que se une con la mandíbula formando parte de la misma, Sin embargo, en algunas especies, tales como el anarríco, el núcleo óseo se vuelve mayor que el diente, forma, una eminencia en la mandíbula, se desprende á la manera de las cuernas de los ciervos y probablemente por un mecanismo análogo, y cae con el diente que lleva. —La sustitución de los dientes tiene lugar durante gran parte de la vida, y, por lo visto, de diente á diente y sin épocas fijas, como para las hojas de los árboles siempre verdes. — El diente nuevo nace debajo, delante, detrás ó al lado del antiguo. En la dentición vertical, observada sobre todo en los dientes redondos, el núcleo osificado cuando se identifica con la mandíbula y se nutre con ella, adquiere una textura celulosa, llénase su cavidad, y después de desprendida la corona queda continua la superficie del hueso. Pero á mayor profundidad hay una cavidad donde principia á formarse el nueve diente , el cual atraviesa á su vez el hueso y sufre los mismos cambios que el que cayó. —La sustitución lateral se nota sobre todo para los grandes dientes cónicos ó ganchosos, ó para los cortantes: el diente nuevo atraviesa el hueso al lado del antiguo, el cual cae de ordinario por rotura.

Entre las denticiones singulares podemos incluir la de la faringe de los ciprinos, la de las mandíbulas de los escaros, y mucho mejor aun la de los tetrodon y diodon. —Los ciprinos solo ofrecen dientes en sus faríngicos inferiores los cuales rodean los lados de la faringe como semi-collares; estos dientes son poco numerosos pero muy robustos; en la cara superior hay una placa triangular de sustitución dentaria ó de esmalte, pero muy dura, que se llama vulgarmente piedra de carpa, y que está como engastada en una, dilatación del hueso basilar. Crece por capas que se



Índice de páginas y de contenidos,
Índice de ilustraciones.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2020 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.