Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 4

Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Pitonidos. Página 424. Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4.



PRIMERA FAMILIA.-PITONIDOS.

Los caracteres de esta familia son: «Vestigios de miembro posterior al exterior bajo la forma de espolones á cada lado del ano; dientes supra é infra-maxilares similares ó todos cónicos, puntiagudos, mas ó menos cortantes en su borde posterior, reunidos ó juntos en su base, inclinados hacia atrás, y de longitud decreciente, á partir del segundo ó del tercero que son muy largos, basta el último inclusive; ramas de la mandíbula superior sub-elaviformes, mas ó menos comprimidas por delante, y extendidas hasta el nivel, ó mas allá, de los frontales posteriores; huesos epterigoideos como encorvados en S y dentados en su primera mitad tan solo; caja cerebral sub-cilíudrica, hinchada lateralmente en la primera mitad de su longitud ; la cual iguala ó excede la de la cara, o

A decir verdad , si limitamos el examen de esta fa-mUia á su organización exterior, no encontraremos caracteres que la separen de un modo absoluto de las demás familias; de suerte que para descubrirlos tenemos que acudir á la estructura especial del cráneo y del aparato manducatorio.

La cabeza ósea da los pitónidos se compone de pie-

zas mas gruesas y mas sólidas que las de la mayor parte de las serpientes. Considerada en su conjunto presenta un contorno horizontal que casi figura un triángulo isósceles muy truncado ó redondeado en el vértice que debería ser mas agudo. Es siempre deprimida y casi plana, manos en el Eryx jaculus y E. job-nü; su longitud es doble de su anchura; y el hocico es muy corto proporcionalmente al resto de la cabeza en todos los ofidios acuáticos. La caja cerebral (ó sea la porción posterior del cráneo, no comprendidos los frontales propiamente dichos) presenta una cresta tanto mas pronunciada cuanto mas viejos son los individuos. Los frontales propiamente dichos tienen la forma de un rombo en los ericideos, de un rectángulo ó de un trapecio bastante regular en los boeideos, muy irregular en los pitónidos, en los cuales se halla escotado su borde látero-externo para recibir una porción del hueso supra-orbitario que poseen estos ofidios, con exclusión de los demás reptiles del mismo orden. Los frontales anteriores son pequeños y tienen la figura de triáungulo isósceles, ó son sub-equiláteros enteramente separados entre sí por los nasales en los

son de una á tres nasales, casi siempre una frenal, de" una á tres preoculares, de una á cuatro post-ocu-lares, y aunque no muy frecuentemente de una á cinco ihfra -oculares. La's maxilares comprenden la rostral que protege la punta del hocico, la mental qué cubre la barba, y las supero é infero-labiales que orlan lateralmente ambos labios en toda su longitud. Las infra-maxilares siguen á la mental, y son comunmente largas, bastante estrechas y en número de dos ó tres pares.—Las escamas están casi siempre mas ó menos recargadas; varían por su figura, tamaño, accidentes, etc.; pero son casi semejantes entre sí en cada especie, menos en el xenodermo de Java, cuyo escamaje, como el de la mayor parte de \ los geckótidos, se compone de piezas muy pequeñas mezcladas con otras mayores. El Coclopeltts lacertina de Wagler tiene sus escamas acanaladas , particularidad que no se observa en ninguna otra especie.— Los escuditos (abdominales é infra-caudales) son lisos y de tamaño variable. Los abdominales constan de una sola pieza, y los infra-caudales, todos ó no mas que parte , se hallan divididos longitudinalmente en dos mitades iguales. Su número varia según la longitud , y por lo tanto según los sexos, los individuos, etc.—Muchos acemiofidios tienen la extremidad de la cola encajada en una escama espiniforme; pero solo los crótalos ó serpientes de cascabel lucen el aparato caudal que las caracteriza.

Ahora vamos á entrar en la descripción de las familias de este orden, principiando por los géneros que mas se parecen'aun á los saurios por algunos puntos de su organización, y terminando por los que mas se alejan de aquellos reptiles, ¡jara acercarnos al contrario á las serpientes venenosas propiamente dichas ó tanátofidios, último término de la serie ofiológica, hacia la cual deben conducirnos gradualmente los afobcroíidios y los apistofidios.

Los ojos suelen ser laterales, y en las especies esencialmente acuáticas están tan altos qne casi reciben la luz en dirección perpendicular. En unas especies son muy pequeños, en otras muy grandes; su pupila suele ser redonda, s¡ bien en alguno que otro género se nota mas ó menos linear. En muchos géneros (Rbinophis, Uropeltis, etc.) hay delante de cada órbita, como en los escolecofidios, una placa tanto menos trasparente cuanto menos desarrollado está el ojo.

Las ventanas de la nariz, según se examinan en las especies acuáticas ó en las demás, son superiores ó laterales, su forma puede ser linear, redonla , etc.; ó están constantemente abiertas 6 son susceptibles de abrirse y cerrarse, ya por contracción, ya por medio de una válvula ; y por fin , el circulo escamoso que las rodea se compone ó de una pieza, ó de dos á cuatro placas, una de las cuales suele ser á veces la primera labial superior (Atpidura scytalus). Ningún acemiofi-dio tiene detrás de las ventanas de la nariz cavidades semejantes á las que se ven en los crótalos y trigono-céfalos.

La gran mayoría de los acemiofidios presentan tres especies de tegumentos escamosos, á saber ; placas en la cabeza, escamas en el tronco y la Cola, y escuditos en la superficie inferior de esta y de aquel. En un corto número, y sobre todo en las boas,, las placas craneales están reemplazadas por escamitas, y en algunos (como los acrocordes) tienen escamas en todas las partes del cuerpo. — Las placas se dividen en supra-cefálicas, pleuro-cefálicas , maxilares, é infra-maxilares. Las primeras se distinguen, á contar del hocico íiasta el occipucio, en inter-nasales, fronto-nasales, inter-fronto-nasales, pre-frontales, frontales, supra-oculares, parietales, ínter-parietales y post-parietales. Adviértase que rarísimas veces se presentan todas en una misma especie. Las pleuro-cefálicas

 

Índice de páginas de Zoología Reptiles. 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.