Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 4

Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 409 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4.



un velo del paladar. Por otra parte no hay epiglotis, (á no ser un simple tubérculo), su lengua no puede bajar al suelo de la boca, las mejillas están adhe-rentes á las encias y á los huesos que les sostienen, y en una palabra, todo su organismo bucal revela la imposibilidad de ejecutar la succión, pues á intentarlo se quedarían clavados los dientes en las mamas.

Sin entrar en extensos pormenores indicaremos que Mr. Jourdan, director del Museo de historia natural de Liun, leyó ante la Academia de Ciencias, el 13 de junio de 183..., una memoria muy curiosa sobre el descubrimiento de dientes en el interior del esófago del coluber scaber de Linneo. Resumiendo la curiosa disposición anatómica de este esófago, resulta: 1.° la presencia de apófisis de la columna vertebral, con la forma de dientes, cuyas funciones desempeñan, y con su corona esmaltada; y 2." la presencia de estas apófisis en el interior del canal digestivo. Esto es lo que los distingue de los dientes faríngicos de las carpas y de los peces cartilaginosos.— Este Coluber ó Tropidonotus scaber, llamado después Racbiodon, proviene del África meridional. Todos los viajeros refieren que se alimenta de huevos de aves que traga sin romper, circunstancia que explica Mr. Jourdan diciendo que si se hubiesen roto en la boca, se hubiese perdido parte del contenido, al paso que abiertos por los dientes del esófago no sufren la menor pérdida.

La faringe apenas se distingue de la boca, porque no hay límite alguno que lo indique, como el velo del paladar, etc. El esófago, pues, forma la continuación de la parte posterior de la boca, pero no es fácil determinar su extensión, por que varia según las especies y se confunden con el estómago, que es una prolongación en forma de saco, que á su vez puede alargarse. Los intestinos son en general muy cortos, como los de todos los animales herbívoros; y por faltar el ciego, no es bien evidente la diferencia entre la porción gruesa y la delgada. Forman sin embargo dos ó tres dilataciones, sobre todo en el recto, en donde constituyen la cloaca á la cual van á pararlos conductos de los órganos genitales y renales. La hendedura de la cloaca, que indica el origen de la cola, es siempre trasversa y tiene dos labios móviles.

Acerca de la digestión sabemos ya que la saliva se mezcla con el humor mucoso de las cripsas de la membrana bucal, con las lágrimas, con el mucus nasal y tal vez con otros jugos que refluyen del esófago.—El jugo pancreático, análogo ala saliva, proviene de una glándula conglomerada, oblonga en las especies venenosas, mas redondeada en las otras. Este órgano es de un amarillo rojizo, se halla enlazado con el bazo cerca del piloro del estómago, y sus conductos se reúnen al fin en uno solo.—El hígado suele tener un solo lóbulo que se extiende desde el corazón hasta el piloro; de su concavidad, que mira al esófago, salen los vasos hepáticos que se reúnen en un canal único que se divide para formar elsístíco, constituyendo luego en común el colédoco. Este último atraviesa la masa del páncreas para unirse á su conducto. La vejiguilla de la hiél está aislada, reuniéndose su canal alcoledoco, de suerte que es de presumir que, en ciertos casos, sube y se acumula en él la bilis segregada, para fluir por el mismo al verificarse la digestión.—El bazo es pequeño y redondeado, á veces piriforme, filamentoso, presenta cavidades sinuosas, y se halla situado en la línea media, al exterior del páncreas.—El peritoneo ó la serosa que tapiza toda la cavidad esplácnica para reflejarse y envolver en parte las visceras que contiene, desempeña también las funciones de la pleura. Forma franjas y dobleces en las cuales se acumula mucha adiposidad que es absorbida en la época del letargo.

Las materias fecales son poco copiosas y se hallan reducidas á la mas simple expresión, pues consisten en pelos, plumas, picos, uñas,dientes, etc. aglutina-

dos por una papila ó sea la orina Estas deyecciones, cuya forma, color y aspecto varian, constituyen de ordinario una masa seca y larga.—Para mas pormenores véase lo dicho enla página 31 c. 2."

El crecimiento de los ofidios es bastante lento, porque viven mucho tiempo, sin duda para compensarla suspensión que anua'mente sufren los fenómenos de la vida en la época del letargo. Sabido es que ciertas especies llegan á medir 12 y 15 metros de longitud; pero probablemente serán muy exagerados los relatos de algunos viajeros que aseguran que algunas especies se comen de una vez ciervos enteros, bien que en el género de los ciervos hay especies muy pequeñas.

ARTÍCULO II.

De la absorción en las serpientes.

Nos referimos á lo dicho en el respectivo artículo, al hablar de la anatomía y fisiología de los reptiles en general.

ARTÍCULO III.

De la respiración en las serpientes.

Los órganos déla respiración están muy desarrollados, para que introduciendo en ellos gran cantidad de aire, sirva no solo para la hematosis, sino también para disminuir la densidad del cuerpo en el agua. Las inspiraciones y expiraciones se verifican con lentitud bajo el imperio de la voluntad.

Bien puede decirse que no hay laringe, pues se halla reducida á un rehenchimiento anular con cartílagos laterales móviles que van á situarse debajo de las fosas nasales, para que no se interrumpa la respiración cuando una presa voluminosa obstruye enteramente la entrada de la faringe ocupando toda la longitud del esófago, pues se ve entonces distintamente que la glotis se abre y se cierra. Sí no hay mas que un pulmón, no se ramifica en bronquios la taque-arteria; pero si hay dos, el primero es muy largo y el segundo rudimentario. Ocupa toda la parte superior de la cavidad abdominal, desde el estómago ó la región del corazón hasta bácia el origen de la cola. Estos pulmones son saeos membranosos, de paredes sólidas y fibrosas enyo interior está dividido en celdillas aunque también (en los hidrofis y'pelamis sobre todo) hay espacios sin ellas que sirven de depósito.

Por lo que hace al mecanismo de la respiración, se verifica de un modo sencillísimo por medio de la dilatación yangostamiento déla cavidad abdominal, pues ya sabemos que las costillas no están unidas por la que impropiamente llamaremos extremidad esternal, cuya separación proporciona á las serpientes otras tantas palancas para mover las placas sub-ventrales. Ya Linneo dijo: Respiratio horum ad avium et mammalium multum differf. spiritum enim inspi-rant, sine reciproca, saltem non sensibili, exspira-tione.

Se han observado en muchas serpientes gusanos intestinales en la cavidad de los pulmones, y Hum-boldt encontró varios en las vias aéreas de un crótalo, dándole á conocer como tipo de un género nuevo con el nombre de Porocephalus erotali.

En vista de la organización de la laringe y de la glotis, difícil es concebir el silbido que se pretende emiten ciertas especies de ofidios, y que tanto se complacen en pintar los poetas. Ovidio en sus Metamorfosis lo cita en los libros X, III y IV :

.....Arrectisque horret squammis et sibilat ore.

.........Horrendaque sibila misit.

Sibila dant, saniemque vomunt, linguasques coruscant.

 

Índice de páginas de Zoología Reptiles. 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.