Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 404 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 4

Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 404 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4.



8 l.—Del tacío.

Es evidente que el tacto activo está muy poco desarrollado en los ofidios, por carecer de miembros, y por ser su temperatura poco menos que igual á la de la atmósfera. Sin embargo, la piel es sensible, y bien merece su organización que le consagremos algunas lineas. Compónese de tres capas, de las cuales la mas profunda ó el dermis, es en gran parte fibrosa y aponeurótica, elástica, extensible, está pegadaá los músculos, es granulosa al exterior , y se halla dividida en compartimientos de formas diversas, pero que corresponden á las de las escamas. Estas ora son lisas, ó aquilladas y recargadas, ora parecen tubérculos, ber-rugas ó placas. Tienen sus bordes redondeados ó angulosos, extendiéndose y conformándose sobre ellas todas las partes exteriores.

La capa media, mucho mas delgada y mucosa, contiene la materia colorante , tan varia como las costumbres de los ofidios. Imagínense nuestros lectores todos los colores del prisma y sus infinitos matices modificados por manchas, líneas, etc. En general son grises ó empañados en las especies que moran habituaímente en las arenas, ó que se introducen en terrenos movedizos, ó que se emboscan en los troncos 6 gruesas ramas de los árboles; al paso que los colores son de un hermoso verde, análogo al de las hojas y de los tiernos retoños de las yerbas en los ofidios que serpentean por entre el césped, ó que se columpian en la punta de los ramos.

La tercera capa ó el epidermis es una membrana continua, aunque simula escamas; córnea , y que sigue los contornos de las capas anteriores. Este epidermis se desprende en totalidad y se renueva cuando seco, muchas veces (hasta trece) al año después de un estado de sufrimiento durante el cual no come el reptil. Ya hemos indicado (p. 28, cap. I) las ideas de Linneo sobre el particular; y ahora diremos que los antiguos tenían observada esta muda, pues en la Eneida de Virgilio se lee (lib. 2, v. 471-475):

Qualis, ubi in lucem coluber mala gramina pastus, Frígida sub térra tumidum qurm bruma tegebat; Nnnr, positís novas exuviis, nitidusque juvenil, Lubrica convolvitsublato pectore terga Arduus ad sulem, et linguis micat ore trísulcís.

Toda vez libre la serpiente de su camisa ó epider-dermis, que abandona como una vaina vuelta sobre sí misma y de una sola pieza, recobra sus fuerzas, sus colores son mucho mas vivos, y busca con avidez los alimentos La camisa incolora presenta al exterior y en alto relieve tonas las depresiones, y en bajo relieve todas las partes salientes.

Los naturalistas han puesto particular esmero en el estudio de los compartimientos de la superficie de la piel en las diferentes regiones del cuerpo, porque sus formas están al paricer enlazadas con la naturaleza de los movimientos y el modo de vivir de los ofidios. Por su aspecto se llaman placas, escudos, láminas, etc.; por las regiones que ocupan , occipitales, temporales, nasales, etc.; por su lorma redondas, cuadradas, panduriformes, etc.; porsu superficie lisas, berrugosas, granulosas, etc.; porsu distribución en series longitudinales, trasversas , oblicuas, etc. Las placas de la región inferior difieren por su número, configuración y dimensiones, sirviendo asi para el establecimiento de géneros; pero preciso es no abusar de este carácter, pues suele presentar algunas diferencias aun en individuos de una misma especie.

-ZOOLOGIA. § II.—Del olfato.

Las serpientes tienen muy imperfectos los órganos de la olfacción. En primer lugar sus movimientos inspiratorios se verifican muy de tarde en tarde, y ademas no reconocen la presa por el olfato. A lo sumo les servirá paralarse á conocer entre sí en la época del celo, pues entonces despiden, tanto los machos como las hembras, un olor fuerte y particular.

La mucosa que reviste las fosas nasales es vascular y colorada. En las especies acuáticas las ventanas están mas próximas entre sí y al vértice de la cabeza, y cerradas per válvulas ó membranas móviles; y Duméril añade que observó que cuando tenian la cabeza sumergida, los bordes externos del orificio se presentaban como bañados de aceite , de suerte que casi siempre se adhería á ellos una pequeña barbuja de aire, contrayéndose ademas su membrana interna á manera de un esfínter. Las serpientes que viven habituaímente debajo de tierra ó que caban en la arena, tienen las ventanas largas y estrechas; y algunas, como los crótalos y los trígonocéfalos, presentan cerca de las mismas depresiones que simulan narices dobles; pero carecen de salida, y se ignora su uso. La prolongación de las narices en algunas especies y los tentáculos de otras, no están relacionados con la olfacción.

§ III.—Del gusto.

Este sentido se hallará aun menos desarrollado que el olfato, por las mismas razones que dimos al hablar del gasto en los saurios (pág. 135). La lengua, aunque 'isa y plana por encima, ostenta aveces pequeñas franjas ó papilas en los lados; es singularmente pro-tráctil y retráctil, remata en dos filetes delgados, flexibles y carnosos, y entra en una vaina ó zurrón situado delante de la abertura de la glotis. Se parece muchísimo por su estructura á la de los varanos. Puede entrar y salir de la boca sin que esta se abra, porque en general hay una escotadura en la escama situada debajo de la parte media del hocico en la mandíbula superior. Al proyectarse al exterior, se separan sus puntas vibrando con rapidez, y por eso el vulgo cree que es una especie de dardo que algunos ignorantes se apresuran á cortar, creyendo que asi privan al reptil del instrumento que llevaba el veneno.

§ XV.-Del oído.

El órgano de la audición , menos desarrollado aun que en los saurios, consta del nervio acústico, del saco vestibular, de tres canales semicirculares, de un indicio de caracol, de un huesecillo adherenle á la piel y á los músculos, situado entre el hueso mas-toideo y una pequeñísima abertura lateral del cráneo que según Windischmann, corresponde á la ventana oval, y de una trompa de Eustaquio. Faltando el oido externo y casi todo el medio , pues ni siquiera hay la escama particular correspondiente al estribo ó á la cadena de huesecillos, es de suponer que su oido será muy poco fino. Ademas , tampoco lé necesitaban, pues ningún ofidio, excepto las serpientes de cascabel, producen sonido alguno.

§ X.—De la vista.

Todas las serpientes tienen ojos , aparentemente inmóviles; pero en realidad, si se les examina al través de la trasparencia de la córnea seca , se ve que el iris sigue la dirección del globo, el cual se mneve en todos sentidos. Según Mr. J. Cloquet el ojo está pro-

que (le ellos vamos á hacer, y como era de suponer ya en vista de lo limitado de su vida de relación.

 

Índice de páginas de Zoología Reptiles.  

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.