Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 400 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 4

Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 400 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4.



CAPÍTULO PRIMERO-

de las funciones de relación de los ofidio?.

Este capítulo comprenderá el mismo número de artículos que el correspondiente de los quelonios y de los saurios. De este modo se recorren todos los pormenores mas notables y se facdita la comparación de los órdenes entre sí.

ARTICULO PRIMERO.

De la osteología de los ofldios.

El cuerpo de una serpiente consiste en un tronco muy prolongado, sin marcada distinción de regiones.

Una de las particularidades de los ofidios consiste en tener el cráneo tan pequeño, que apenas ocupa mas que la cuarta parte de la cabeza, pues los huesos que componen la cara y las mandíbulas están destinados los mas al acto de la prehensión de los alimentos y á la protección de los principales órganos de los sentidos. Este cráneo, de huesos muy sólidos y resistentes (pues si bien tienen las paredes delgadas carecen de diploe y de celdas aéreas destinadas para los órganos del olfato y del oido) ocupa la región media de la cabeza, aunque no seexliende tanto como esta hacia atrás, porque las mandíbulas y los huesos mastoideos pasan del cráneo por el lado déla coluna. La cavidad craneal es lisa, sin crestas ni nada que haga distinguir ciertas regiones del encebado. Las piezas óseas que le forman están á menudo intimamente soldadas por efecto de la edad, y reducidas á cortísimas dimensiones, pero aun es posible reconocer su anología con los huesos que les corresponden en los demás vertebrados. El esfenóides es todavía una especie de cuña enclavada en la base del cráneo, pero largo y sin apófisis laterales. En las víboras y los trigonocéfalos se ve debajo de este esfenóides una cresta ó larga espina que recorre el occipital como una especie de vómer que se engruesa y aisla por detrás para formar una punta infra-occipital. En los erix y las boas se encuentra ademas una cresta media saliente en el vértice de la cabeza, al paso que en las serpientes venenosas, la línea del vértice es plana y hasta cóncava: Obsérvanse transiciones intermedias en los demás grupos.

Los frontales posteriores ó craneales se reúnen entre sí por encima y por debajo con el basilar ó esfenóides , de suerte que forman un puente abovedado, un canal á veces muy ancho , que aloja y protege los lóbulos anteriores del cerebro. Vénse parietales en la línea media trasversa, cuya sutura superior es á menudo saliente y forma la ticada cresta media. Los occipitales ocupan la parte posterior del cráneo, y constan de ordinario de cuatro piezas. Sobre las posteriores y por debajo, en la línea medía, se ve el cóndilo único, con facetas articulares confundidas y cubiertas por cartílagos y por una membrana sinovial destinada para la articulación de la cabeza con las dos primeras vértebras. Entre los parietales y los occipitales se encuentran encajadas debajo y lateralmente

las porciones petrosas del temporal, formando dos eminencias óseas ó dos cajas, en cuyo interior se aloja el órgano del oido. Por fin , el occipital sostiene por detrás y encima los dos temporales ó mostoideos aplanados, mas órnenos largos, por el intermedio de los intra-artículares los cuales, aunque son muy largos y no cuadrados ya, como en las aves, tienen sin embargo los mismos usos, y sirven para la articulación posterior de las ramas maxilares inferiores, y para todo el aparato de los huesos dentarios superiores.

Todas las partes de la cara se hallan como suspendidas del cráneo, y pueden ejecutar movimientos en todos sentidos. En realidad no hay mas verdaderas articulaciones movibles delante, entre el frontal y las piezas sólidas que constituyen la cara en los demás animales, que las que se verifican por el intermedio de los nasales con el intermaxilar, y abajo, con los palatinos y los pterigóideos. El primer caso se observa sobre todo en los epsammofis y los dríinos, y en las especies de tortrix y xenopeltis. La estructura déla boca y la disposición de los huesos de la cara presen, tan diferencias muy notables entre las serpientes, pero sobre todo según : I.* no sean venenosos; 2." tengan dientes ganchosos, y 3." presenten dientes canaliculados detrás.

Ante todo advertiremos que la boca de los ofidios ocupa y constituye casi toda su cabeza, extendiéndose muy á menudo mas allá del cráneo cerca de un tercio de su longitud; que los huesos que en los demás animales forman su cara, es sumamente corta , componiéndose tan solo de los dos huesos de la nariz y de un intermaxilar ó incisivo único; y que los demás huesos bucales son débiles, largos y se encuentran extendidos debajo del cráneo donde representan un plano móvil que lo es casi paralelo. Vense los huesos supra-maxilares ó ramas mandibulares externas, las ramas palatinas sostenidas ó prolongadas hacia atrás por las láminas epterigoideas, llamadas á veces palatinos posteriores. Estos tres pares de huesos simétricos están á menudo armados de dientes cónicos, ganchosos, con la punta dirigida hacia atrás. Debajo de estas seis piezas está el palato-maxilar (ó trasverso ó pterígoideo oblicuo de algunos autores) notable por su dirección oblicuamente trasversa y por su doble articulación entre los palatinos y los supra-maxilares; carece de dientes y enlaza los movimientos de aquellos huesos. Por detrás todas las piezas se articulan en la rama inferior del hueso cuadrado ó intra-articular, mal llamado hueso de la caja ó timpánico, aunque sea análogo por su situación y usos al cóndilo maxilar y á la rama ascendente en los mamíferos, ó al hueso cuadrado de la aves.

En las serpientes no venenosas los maxilares superiores son largos, estrechos, se extienden desde el hueso incisivo al trasverso y se apoyan en el arco epterigoideo interno ó en la continuación del palatino. El trasverso comunica de ordinario el movimiento al



 

Índice de páginas de Zoología Reptiles. 

Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza. Tomo 4 Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 400 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.