Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 391 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 4

Zoología. Reptiles. Ofidios o Serpientes. Página 391 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4.



ORDEN TERCERO.

OFIDIOS Ó SERPIENTES.

No hace muchos años que los naturalistas consideraban las serpientes como los únicos y verdaderos reptiles, formando con ellas una clase separada de la de los cuadrúpedos ovíparos. Entonces todos los vertebrados ovíparos con pulmones, de forma prolongada redondeada y sin patas, que reptan sobre el vientre, entraban en la categoría de serpientes. Esta clasificación al parecer tan natural, era sin embargo arbitraria, pues juntaba y confundía bajo de un mismo nombre animales, á la verdad análogos por su conformación exterior, pero completamente diversos por sus hábitos y costumbres, y sobre todo por su organización. Entonces era imposible dar á conocer la estructura de los ofidios en general, indicar las relaciones que les unen entre si y establecer sus diferencias respecto de los demás seres animados. Pero hoy merced á los progresos de la ciencia están mejor señalados los límites que separan los órdenes y el de los ofidios se distingue por los siguientes caracteres esenciales ó sistemáticos : «Reptiles de cuerpo prolongado, redondeado, muy estrecho, sin patas ni aletas pares; sin párpados movibles ni tímpanos distintos; mandíbulas dilatables con dientes puntiagudos y en forma de ganchos, separados entre sí 6 no contiguos; piel coriácea, extensible, escamosa ó granulosa, cubierta por un epidermis de una sola pieza, que se desprende y reproduce muchas veces al año.»

No es posible, pues, confundir los ofidios, ni aun con los reptiles ápodos, como los gliptodermos, algunos géneros de los estincideos y calcidideos, y varias especies de batracios urodelos, bastando para convencerse de ello comparar los caracteres de este con los de cada uno de los citados grupos.

Entrando ahora en el estudio de la historia literaria de las serpientes, debemos principiar por el inmortal naturalista de la antigüedad. Aristóteles incluye las serpientes entre los animales que tienen huevos, pulmones, sangre, que viven en tierra, carecen de pies y tienen la piel escamosa. Cita muchísimos hechos y observaciones su'ue su conformación, sus costumbres

y su organización, muy exactas todas, pero diseminadas por toda la obra. Solo las distingue en terrestres y acuáticas, si bien al describir ciertas particularidades de algunas especies las cita con nombres especiales comoceraste, víbora, dipsas, áspid, etc.—A Plinio Gesner, Aldrovandi, Sonstony Ray, les hemos juzgado ya en las páginas 42 y 43 de esta obra. Sin embargo, á lo indicado sobre Gesner, añadiremos que Boer-haave decía de él: Ita ul videatur natura constituirse prodigium in eo homine, y mas adelante continuaba : Gesneri opera ubique possunt acquiri, eman.ur avide; habebitur certe ex iisunde lucrum fiat in síu-diis.

En la página 43 hemos dado varios pormenores sobre la clasificación de Linneo, y ahora añadiremos que sus tres géneros Anguis, Amphisbama y Caecilia han pasado al orden de los saurios. Los otros tres géneros del orden de las serpientes los caracterizaba del modo siguiente:—Crotalus; placas abdominales, placas y escamas debajo de la cola , esta terminada por cascabeles:—Boa placas enteras debajo del vientre y de la cola; sin cascabeles :—Coluber; placas debajo del vientre y escamas debajo de la cola.— Este sistema establecido sobre caracteres exteriores poco importantes ha hecho cometer muchos errores. El número y la forma de las placas del vientre y de la cola no pueden servir para la determinación de las especies, porque se hallan muy sujetas á variar.

Klein (pág. 44) admite la siguiente clasificación: Primera clase: cabeza distinta del cuerpo, cola adelgazada;—Primer género Víbora (Kynodon), dientes anteriores ó caninos muy largos y muy movibles;— Primera sección, Víboras propiamente dichas; Segunda Víboras de cascabel; Tercera Víboras de anteojos;—Segundo género Víbora de ayua (Ichtbyodon), dientes pectinados ó e ¡paciados y puntiagudos, cónicos como los del cocodrilo;—Tercer género Culebra (Ly-taidon ) dientes agudos, cortos y ocultos;—Cuarto género Anodon (Anodon) (que no comprende aun serpiente alguna), sin dientes en las mandíbulas;—Se-

 

Índice de páginas de Zoología Reptiles.  

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.