Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Lacertidos o Autosaurios. Página 288 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 4

Zoología. Reptiles. Lagartos o Saurios. Lacertidos o Autosaurios. Página 288 Tomo 4. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 4.



los dedos cuarto y quinto de las estremidades posteriores.

Los torictes (eopij»t>i;, armatus) se distinguen particularmente de los crocodiluros en que su dorso presenta, mezclados con pequeñísimas escamas recargadas, grandes escudos escamosos muy aquillados, y en que el orificio externo de sus narices, en vez de ser triangular y de hallarse situado entre tres escuditos, solo forma un simple agujero redondeado, abierto en medio de una sutura que une entre sí dos placas sumamente desarrolladas. Comparados con los rensticu-ros, se ve que difieren por las narices, las cuales en estos últimos, se manifiestan á cada lado bajo la forma de un agujerito en medio de una placa única; por los dos pliegues sencillos que hay debajo de su cuello en vez de un collar escamoso, por la disposición no recargada de sus placas ventrales; y por la presencia de una sirio de dientes á lo largo del borde interno de dos de sus dedos posteriores.

La cabeza representa una pirámide de cuatro caras casi iguales, que tienen su vértice muy obtuso.

Los dientes maxilares, en número de nueve, son pequeños, pero no completamente cónicos pues presentan una ligera compresión de delante atrás. Cuén-tanse diez maxilares superiores y doce inferiores á cada lado, los cuatro ó cinco primeros son cónicos si bien dejan presentir ya la forma tuberculosa é casi esférica que afectan los siguientes que son sumamente gruesos. Duméril cree que esa forma y ese gran desarrollo délos dientes maxilares posteriores no constituyen un carácter particular de los torictes, sino que dependen de la edad adulta de los dos únicos individuos que hasta ahora se han observado. Es probable que en las épocas menos avanzadas de su vida, lo mismo que los Salvator en los cuales la edad vuelve tuberculosos los maxilares posteriores, tengan esos mismos dientes mas 6 menos comprimidos y divididos en su vértice, ya en dos, ya en tres puntas romas. El paladar de los torictes no está dentado. Ignórase cual sea la conformación de su lengua, porque ningún Museo posee ejemplares de este género conservados en alcohol ó espíritu de vino.

Las ventanas nasales son dos agujeros circulares como abiertos perpendicularmente muy cerca de la punta de la nariz, en medio de la línea de articulación de dos grandes placas situadas la una encima, y la otra al lado del hocico, es decir en el vértice de la región frenal ó canthus rostralis, según Wagler.

Los torictes, tienen mas placas cefálicas que la mayor parte de los otros géneros de la misma familia; puesto que entre ellos se observan varias de que carecen los demás lacértidos : tales son cuatro placas situadas de dos en dos entre las naso-rostrales y la inter-naso-rostral (por cuyo motivo se encuentra esta echada muy atrás de las naso-rostrales), luego dos á la derecha y dos á la izquierda de esas cuatro; enseguida una situada en el ángulo látero-posterior de cada fronto-parietal, y por fin muchas pequeñitas, dispuestas regularmente en las partes laterales del borde posterior del cráneo, cuya occipital ocupa la parte media. Designaremos estas placas suplementarias con los nombres de primeras y segundas posteriores naso-rostrales, de primeras y de segundas posteriores naso-rostrales laterales, de posteriores fronto-parietales y de occipitales laterales. La región frenal (canthus rostralis de Wagler), ó cara lateral del hocico comprendida entre la órbita y la punta de la nariz, está cubierta por una de las dos placas que tocan á esta, la naso-frenal y por una posterior-nasofrenal, seguida de dos pre-orbitarias, detrás de las cuales hay todavía algunas plaquitas dispuestas sin regularidad, alrededor del borde de la órbita.

Véanse dos párpados, de los cuales el superior es mas corto que el inferior. Este al bajar y el otro al su-

I bir, forman un pliegue bastante marcado. La membrana del tímpano se halla tensa completamente al exterior del agujero auricular, su forma es subcircular y su diámetro bastante considerable.

La piel de la región inferior del cuello forma dos pliegues trasversos sencillos, situados, el uno en el origen del pecho, y el otro un poco mas adelante. Ademas hay otros pliegues trasversos ó verticales á á lo largo de los costados.

Los miembros presentan un desarrollo proporcionado al del cuepo. Los cinco dedos de cada pata están ligeramente comprimidos, pero no aquillados por debajo; si bien dos de los posteriores ostán aserrados en su borde interno. Las uñas son medianamente lar-as, bastante robustas, comprimidas, un poco arquea-as y huecas inferiormente. En las manos el primer dedo es el mas corto, siguiéndole luego el quinto, el segundo, y el tercero y el cuarto que son casi de igual longitud. Los cuatro primeros dedos de los pies van alargándose gradualmente, ó estén, como suele decirse, escalonados, pero el quinto es un poco mas corto que el segundo. En cada lado de la región preanal se ve una fila de escamas ciclo-poligonales, con un pequeño poro en medio de cada una de ellas, pero esta fila de poros apenas desciende á la cara inferior del muslo.

La cola, comprimida absolutamente del mismo modo que en el género' anterior, lleva dos crestas aserradas y completamente separadas.

La parte superior del cuerpo presenta escudos escamosos de forma semejante á los cocodrilos. A proporción son bastante grandes y se hallan dispuestos en series longitudinales; pero estas, en vez de estar juntas, se hallan separadas por escamitas ovales, un poco prolongadas, recargadas y ligeramente aquilladas. El pecho y el vientre están protegidos por ceñidores de plaquitas cuadriláteras y oblongas que presentan en el sentido de su longitud una débil quilla que las divide por igual por la mitad, y en cuya extremidad lleva la placa un pequeñísimo poro.

El género Thorictes fue establecido por Daudin en su Historia natural de los reptiles. Llamóse primero Draccena, pero Wagler le mudó el nombre dándole el que hoy admitimos, pero obrando opuestamente á los principios de una buena nomenclatura, pues Linneo le habia impuesto ya á un género de plantas. Por lo demás, el nombre Dracaena trasportado de la especie al género á que dio margen, le fue aplicado por Lacé-péae, á consecuencia de haber mal interpretado este autor una de las figuras de la obra de Séba, figura que ya antes habia servido á Linneo para tipo de su Lacerta dracana, inscrito en la duodécima edición de su Sustenta natura. Con efecto, la figura en cuestión (lámina 104 del tomo 2.° del tesoro déla naturaleza de Séba), lejos de pertenecer á la especie que nos ocupa, presenta un saurio de una familia completamente distinta, es decir, el Varanus bengalensis en su edad adulta.

Lacépéde y Daudin habian puesto su Dracama junto á los cocodrilos, fundándose tan solo en la compresión de la cola.y en el desarrollo de los escudos aquillados de los tegumentos de su dorso. Pero los adelantamientos sucesivos en el profundo estudio de su organización y de su modo de vivir, dieron margen á que los cocodrilos y los draccenas formasen parte de familia, ó de órdenes distintos según las ideas de los autores.

Nuestros torictes, ó mejor el género Dracama de Daudin, fueron inscritos en la familia de los lacértidos, en la primera y en la segunda edición del Reino animal de Cuvier, con la diferencia, sin embargo, de que en la segunda incluía en ella también el Tupinam-bis Iacertinus de Daudin, ó nuestro Crocodilurus, ca-certinus, el cual, en la primera, entraba en los Salvator.

 

Índice de páginas de Zoología Reptiles.  

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.