Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 595 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


que distingue de dos especies igualmente desconocidas en la actualidad, joi > -olo existen en las relaciones de antiguos viajeros, con los nombres de Solitario y Ave de Nazara. Pero la mayor parte de los autores que han escrito acerca del llronto, los unos le han colocado entre los Avestruces, los otros con las Gallinceas, y nu falt quien lo pusiese al lado de los Mancos. Por ltimo Mr. de Bfinvilte no vacila en tenerle por un Buitre semejante en cierto modo los (.atrteos. Las numerosas pruebas que acumula merecen en efecto ser tomadas en consideracin, s bien nos parece que, pueden admitir algunas observaciones juiciosas.

Los Drontus, llamados Didus por Linneo y Latham y Ravhus por Mehring y Brisson, fueron colocados entre los Avestruces por Nieremberg, Willughby Itay, Linneo y los autores que acabamos de citar; en el orden de los Siruthioneos, por Latham, Dumeril y Vieillot, mientras que Temminck y Cuvier son de opinin que se clasifiquen no lejos de los Mancos, v que \lr. Vigors los considera cuino una Gallincea dVtran-siciiui inmediata al gnero Tetrax. Por otra parte, no ha mucho que dijimos que Mr. Blainville los considera como Buitres privados de alas y destinados vivir sobre el terreno.

El profesor de anatoma comparada, y sucesor de la ctedra que en su dia desempe Cuvier, hace una resea histrica muy interesante acerca de los autores rpie han descrito mencionado el Dronto, del cual solo existen en las colecciones pblicas un retrat al leo, perteneciente al Museo britnico, y una cabeza y un pi disecados, que se conservan en el museo Asb-iiioleon de la universidad de Oxford.

El Dronto vivia en las islas de Francia y de Borbon situada- en p| mar africano , y era muy comn cuando los primeros exploradores abordaron ellas. Pero sin medios de defensa incapaces de sustraerse las cacera" de que vitas- ser objeto, desapareci de la superficie de aquellas tierras volcnicas. Cmo explicaremos el que solo las dos mencionadas islas, de origen muy reciente en la creacin, juzgar por su na-tureleza gnea, hayan abrigado en su seno ese tipo de organizacin incompleta, y que no se haya ohservauo en ninguna otra parte, ni siquiera sobre la vasta superficie de Madagascar poblada de animales que casi exclusivamente le pertenecen? Como estas islas se hallan gran dislancia de los continentes de frica y Asia, el Dronto no pudo llegar ellas valindose de sus alas, porque son impropias para el vuelo, ni pudo abordar nadando porque carece de palmeaduras entre los dedos. Cmo pudo nacer, desarrollarse y desa-pareeeV en estas islas cuyo origen se puede atribuir i la accin de los volcanes?

Tal es el catlogo, segn los seores Dumont .Blainville y Dum-an , de los manantiales histricos relativos al lindo , lindar Dronto.

En 14H7, cuando Vasco de. Gama dobl el cafto de las Tormentas para dirigirse las Indias Orientales, dice, la relacin portuguesa que sesenta leguas del cabo referido, hoy de Buea-Esperanza, en una baha que se llam Angra de San liltiz, y en la isla que se halla en las inmediaciones, habia un gran nmero de aves parecidas en su forma los Gansos, con alas semejantes las del Murcilago, cuyas aves recibieron de la tripulacin el nombre de Solitarios. Al regresar los portugueses en 1409, apresaron muchos de estos animales, dndoles el nombre de Cisnes, y la isla donde los encontraron, aplicronle la denominacin de isla del Cisne ilha do Cerne.

El almirante holands Cnrnelitz Van-Neck ,en 1508 hace la descripcin del Dronto en estos trminos: Es una ave del tamao de un Cisne, que lleva sobre la cabeza una cogulla de piel; solo tiene cuatro cinco plumas negras en reemplazo de las alas, y otras tantas grisientas y rizadas en lugar de cola. Los marineros

te de designios que suelen atribuirse los brutos con harta ligereza , constituyen siempre y casi sin excepcin la parte novelesca de la historia natural.

Respecto que el macho se encargue exclusivamente de la incubacin , segn quiere suponerse, me parece sumamente dudoso; tanto por no estar muy comprobado, cuanto por ser un hecho contrario al comn orden natural: pero no basta indicar un error, sino que es menester en cuanto sea dable descubrir las causas que nos conducen veres hasta la verdad; y en este concepto no estoy lejos de creer que semejante error jiudo haber tenido su origen de haber bailado testculus y tal vez cierta apariencia de pene los Tuyes hembras que empollaban, de la misma suerte que hemos dicho se hallan en el Avestruz hembra, lo que por consiguiente dara lugar suponer que eran otros tantos machos.

Water dice que en un pais desierto al Norte del rio de la Plata y hacia los 34 grados de latitud meriodi-nal, descubri cantidad de huevos de Tuy en la arena, donde aquellas aves los dejan empollarse, segn cree. Los pormenores, pues, que ra Nieremberg sobre la incubacin de los mismos no pueden ser verdaderos si este hecho lo es, sino en un clima menos clido y mas cercano al polo: y efectivamente, en los alrededores de Puerto-Deseado, los 47 grados de latitud, hallaron los holandeses un tuy que estaba empollando, y contaron diez y nueve huevos en el nido, despus que se hubo escapado el animal. No de otra suerte los Avestruces apenas se toman el trabajo de empollar sus huevos en la zona trrida, mientras que lo verifican escrupulosamente en el cabo re ISue-na-lisperanza, en donde el calor del clima no seria sulii ente por si solo para desarrollar el embrin.

Cuando los Tuyes acaban de nacer, se familiarizan mucho y siguen al primero que encuentran; mas medida que envejecen, van adquiriendo experiencia y se vuelven ariscos. Su carne parece bastante buena en general, 'Hinque la dlos viejos es dura y de muy mal gusto, yiio tiene duda que podra perfeccionarse criando manadas de Tuyes, loque no seria difcil atendida la natural propensin que tienen familiarizarse, engordndolos y empleando todo* los medios que han tenido tan buen xito con respecto los Pavos, igualmente procedentes de los climas clidos y templados del continente de Amrica.

Sus plumas nn son tan hermosas como las del Avestruz, y si hemos de dar crdito Cnreal para nada pueden servir; pero hubiera valido mas que en vez de hablarnos de su corto valor nos hubiesen dado los viajeros una idea exacta de su estructura. Mientras que sp habl demasiado del Avestruz, dejse de escribir lo bastante del Tuy : y si al hacer la historia del primero tuvimos la mayor dificultad en reunir los hechos, comparar relaciones, discutir pareceres, y descubrir la verdad extraviada entre el laberinto de opiniones tan distintas anegada en la abundancia de palabras; al contrario, para hablar del Tuy nos vimos obligados muchas veces deber adivinar lo que -s por lo que debe ser, comentar una palabra vertida por casualidad, interpretar hasta el silencio, contentarnos con la verosimilitud, falta de la verdad, y en una palabra, resolvernos dudar de la mayor parte de hechos principales y ignorar casi todo lo dems, hasla que observaciones futuras nospermitan llenar los vacos que dejamos en su histuria por falta de descripciones mas circunstanciadas.

DRONTO.

idus. (Lin.Lath.)

Objeto de discusiones numerosas, de las cuales solo queda una memoria , parecen formar estas aves una raza extinguida mucho ti-nipn ha. Buffon se extiende sobre la historia del Dronto Dado (Didus ineptos)



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.