Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 592 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


, menos de ellos que de los otros alimentos. Lo que nos refiere Pistorio, prosigue Vosmaer, del reconocimiento de esta ave puede avergonzar muchas personas. Esla ave domesticada es agradecida y reconoce su amo entre muchos, lo cual he experimentado en una que cri muy joven. Cuando por la maana ah ia su jaula, este calinoso animal me saltaba al hombro , y con las alas abiertas trompeteaba (modo conque algunos viajeros creen deber expresar su sonido) con el |iico y por detrs, como s de esta manera quisiese darme los bu nos dios. No era menos expresivo el recibimiento qoe me hacia cuando volva a mi casa. Apenas me veia desde lejos, echaba correr hacia m, aunque estuviese en un bar o, y al saltar tierra me felicitaba por mi llegada con las mismas demostraciones y cumplimientos, los cuales hacia siempre m solo, y jams otros.

A estas observaciones podemos aadir otros muchos hechos que nos han sido comunicados por Mr. de Manoncourt.

En su estado natural salvaje el Agam habita las selvas de los climas clidos de Amrica, y no se acerca los sitios descubiertos, y aun menos poblado. Estas aves van en bandadas muy numerosas, y no se agradan de los pantanos ni de las inmediaciones de las aguas, como que se hallan muy menudo sobre las montaas y otras tierras elevadas. Caminan corren mas bien que vuelan, y su carrera es tan rpida como pesado su vuelo, pues no se elevan mas que algunos pies para descansar poca distancia sobre el suelo en algunas ramas poco elevadas. Alimntanse de frutos sihestrs, como el Hoco, la Maraya y otras Gallinceas. Cuando se les sorprende, huyen y corren mas menudo que vuelan, y arrojan al mismo tiempo un grito agudo parecido al del Pavo.

Al pi de los rboles corpulentos abren un hoyo para poner sus huevos, pues no recogen cosa alguna

Kara nacer el nido. Ponen muchos nuevos , de diez asta diez y seis, y este nmero es proporcionado como en todas las Aves la edad de la hembra. Sus huevos son casi esfricos, mayores que los de nuestras Gallinas, y teidos de un verde claro. Los Agames prvulos conservan su plumn sus primeras jdumas adelgazarlas mocho mas tiempo que nuestros polluelos perdigones. Algunos de ellos las tienen largas de mas rie dos pulgadas, de suerte que se les podria tomar por animales cubiertos de pelo rie seria hasta esta edad, y dicho plumn es muy compacto, muy poblado y muy suave al tacto. Las verdaderas plumas no salen hasta que el ave ha adquirido mas de una cuarta parte de su magnitud.

No solo se domestica el Agam y se amansa como el Perro, sino que llega cobrar cario al que le cuida; pues apenas llega su dueo, le hace mil caricias, le sigue le precede, y le manifiesta la alegra que tiene de acompaarle de volver verle. Pera si toma ojeriza contra alguno , le persigue dndole picotazos en las piernas, y le obliga alejarse, siempre con las mismas demostraciones de mal humor de clera, la cual no proviene rie mal tratamiento ofensas, sino del capricho del ave, determinado tal vez por la figura olor poco agradables de ciertas personas. Nunca deja de obedecer la voz de su amo; acude asimismo cerca de cualquiera que le llame, no siendo alguna de aquellas personas que l aborrece. Gusta que le acaricien, y presenta la cabeza y el cuello para que se los rasquen; pero cuando esl acostumbrado a esta complacencia llega hacerse importuno, v exige cada instante que le repitan la operacin. Se presenta asimismosin ser llamado cuando se sienta uno la mesa, y comienza por echar de all los Perros y Gatos , constituyndose riueo riel aposento antes d pedir de comer;" pues es tan valiente y confiado, que nunca vuelve la espalda , y los Perros de talla ordinaria se ven precisados ceder las mas ve-

mos observar que por una idea equivocada se lia creido que todos los sonidos que da un animal salen por la garganta 6 por la extremidad opuesta; pues si bien es verdad que todo sonido en general necesita del vehculo del aire, no obstante oimos todos los dias en los movimientos de los intestinos, sonidos que no salen por la garganta ni por el ano. As que, no es fuerza suponer que el Agam abre un poco el pico, como supone Vosmaer, para que se deje percibir este sonido. Basta que sea producido en el interior del cuerpo del animal para ser oido por fuera; pues el sonido pasa al travs de las membranas y las carnes, y una vez producido dentro, preciso es que se deje oir fuera con mas menos fuerza. Por otra parle, este sonido sordo que despide no le es particular. H Hoco produce muy menudo un sonido de la misma naturaleza y aun mas bien articulado que el del Agam. Pronuncia su nombre marcndolo por slabas, co, hoco, co, co, co, en tono grave, profundo y mucho mas fuerte que el del Agam. Al pronunciarlo no abre el pico; de suerte que en cuanto esto se les puede comparar perfectamente: y como en su conformacin interna no se echa de ver diferencia sensible, creemos debe considerarse este sonido como una costumbre hbito natural comn muchas aves, bien que mas notable sensible en el Agami y en el Hoco. El sonido grave que producen los Pavos antes de prorumpir en su grito, el arrullo de las Palomas que lo ejecutan sin abrir el pico, son unos sonidos de la misma naturaleza , con la sola diferencia de ser producidos mas inmediatos la garganta. La de la Paloma se hincha y dilata, al paso que el sonido del Hoco, y particular-mente el del Agam, son producidos en una pa'tenas baja y tan distante de la garganta, como que puede llegar confundirse creerse que sale por la parte opuesta, por la equivocacin de que hemos hablado; mientras que este sonido interior parecido los otros que se forman dentro del cuerpo de los animales, y particularmente en el movimiento de los intestinos, no puede tener otra salida que la permeabilidad de las carnes y de la piel, que deja pasar el sonido la parte exterior del cuerpo. Estos sonidos deben ser menos extraos en las Aves que en los Cuadrdedos, porque aquellas tienen mayor facilidad para producirlos; pues estn provistas de pulmones y receptculos de aire proporcionalmcnte mayores que los dems animales. Y como todo el cuerpo de las aves es mas permeable al aire, esos sonidos pueden asimismo salir y distinguirse rie un modo mas sensible. De aqu resulta que esta facultad lejos de ser particular al Agam, debe considerarse como una propieriad general que ejercen las aves mas 6 menos, y que solo se ha limado en el Agam y en el Hoco por la profundidad del lugar en que se produce este sonido, y no en los Pavos, las Palomas ni en otras, en las cuales se produce mas al exterior, es decir, en el pecho la inmediacin de la garganta.

Por lo que hace los hbitos de1 Agam domesticado, h aqu lo que sobre el particular dice Vosmaer: Cuando estas aves estn bien cuidadas se mantienen muy limpias , y muchas veces hacen pasar por su pico las plomas del cuerpo y de las alas despus de haber reido entre si, lo cual hacen dando saltos acompaados de fuertes movimientos y batiendo las alas. La diferencia de clima y alimentos amortigua ciertamente en este pas (Holanda) su ardor natural por la propagacin , de la cual solo dan dbiles muestras. Su alimento ordinario son granos, tales como el alforfor; etc.; pero comen tambin pececillos, pan, etc. Su aficin al pescado y sus piernas bastante largas demuestran que en esto participa de la naturaleza de la Garza y de la Grulla, que gusta del agua y que pertenece las aves Acuticas. Con todo, debemos observar que esta aficin al pescado no siempre es una prueba de lo que dice aquel autor, pues las Gallinas no gustan I



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.