Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 570 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


Mj Es preciso que las relaciones de semejanza que tiene el Avestruz con camello sean en efecto muv evidentes, supuesto que los gti'gf modernos, los tenes y los persas le llaman con sus respectivos idiomas Ave camello : su antiguo nombre crie?o Slroulhds o? la raz de todos los nombres sin excepcin, que tiene en las difererites lenguas de Europa,

el inferior por su situacin. El segundo venutrculo solo se distingue las mas veces del primero por una ligera retraccin angostura, y aun algunas se halla dividido en dos distintas cavidades por una retraccin semejante, bien que insensible por defuera: est sembrado de glndulas y revestido interiormente de una tnica vellosa de aspecto como de franela, poco adherenle y acribillado de una infinidad de agujeritos que corresponden los orificios de las glndulas; no es tan recio ni de tanta consistencia corno lo son ordinariamente las mollejas de las aves; pero se halla robustecido por defuera con poderosos msculos, algunos de los cuales tienen tres pulgadas de espesor, y su forma, por ltimo, es bastante parecida exterior-mente la del ventrculo humano.

Du-Yerney ha querido suponer que el canal heptico terminaba en este segundo ventrculo, de la misma suerte que en la Tenca y otros, varios peces, y aun en el Hombre en ciertos casos , segn observa Galeno; pero Ramby Vallisnicri asegura haber visto sin exrepcion en varios avestruces que la insercin de este canal tiene lugar en el duodeno, hasta dos pulgadas, una y veces meda pulgada solamente mas abajo del ploro : y este ltimo autor indica adems lo que pudiera haber dado lugar semejante equivocacin , si es que lo sea, cuanto aade mas abajo haber visto en dos avestruces una vena que iba del segundo ventrculo al hgado, la cual lom primera vista por un brazo del canal heptico; pero luego despus ech de ver en ambos individuos <jue' era un vaso sanguneo destinado conducir lasangre al hgado y no la bilis al ventrculo.

El ploro, mas menos ancho en los diferentes individuos, se presenta teido de amarillo por h> comn y empapado en un lquido amargo, lo propio que el fondo del segundo ventrculo; todo lo cual es fcil de comprender, atendida la insercin del canal heptico al principio del duodeno y su direccin de abajo arriba.

El ploro desemboca en el duodeno, que es el mas estrecho de los intestinos, y donde se ingieren tambin 1os dos canales pancreticos, un pi y algunas veces dos tres mas abajo de la insercin del heptico , al paso que suelen ingerirse en las aves muy cerca riel coldoco.

El duodeno carece de vlvulas, lo propio que el Veyudo, y el leon tiene algunas cuando se acerca su unin con el colon : estos Iros intestinos delgados forman con corta diferencia la mitad de lo largo de todo el tubo intestinal, longitud que est sujeta muchas variaciones, aun en individuos de igual tamao, puesto que en unos es de setenta y dos pies y medio y en otros de treinta y tres solamente.

Los dos ciegos bien tienen su origen desde el principio del colon, segn pretenden los anatmicos de la Academia , bien empiezan donde acaba el ileon, segn el doctor Ramby; cada uno de ellos forma como una especie de cono hueco de unos dos tres pies de longitud, y de una pulgada de ancho en su base, provisto en su interior de una vlvula en forma de la misma espiral que da hasta veinte revoluciones desde la base basta el vrtice , conforme se echa de ver en la Liebre, el Conejo y el Zorro marino, la Raya, la Treinielva, la Anguila de mar. etc.

El eloh tiene tambin sus vlvulas laminares; pero en vez de girar en espiral, como sucede en el ciego, la hoja lmina de cada vlvula forma una media luna que ocupa algo mas de su circunferencia; de suerte que. las extremidades de las medias lunas opuestas, se anastomosan unas sobre otras, cruzndole en toda la extensin que excede del semicrculo, en la misma conformidad que se presenta en el colon del Mono y en el jeyunn de! Hombre , estructura que est sealada al exterior del intestino por unas estrias transversales, paralelas y separada5 entre s como cosa

aves, y estn ile tal modo colocados, quo ambos i la vez pueden ver un mismo olijeto; por ltimo , los espacios callosos y desprovistos de plumas y do pelo, que semejanza de! Camello tiene en la parle inferior iiel esternn y hacia tos huesos del pubis, son una prueba de su enorme peso, y le ponen al nivel de las bestias do carga mas terrestres, muy forzudas y nia-zizas, y que se acostumbran las cargas mas trahn-josas. La semejanza del Avestruz con el Camello (i), haba de tal modo impresionado Thevenot, que le pareci ver una joroba en su espinazo, mas aun cuando realmente lo presenta arqueado, con todo, nada se encuentra en l que tenga relacin con aquella prominencia cariosa de los Camellos y Dromedarios.

Si del examen de la forma exterior pasamos al de su conformacin interna, hallaremos en ei Avestruz nuevas desemejanzas con las Aves, al paso que nuevas relaciones con los Cuadrpedos.

Su cabeza muy pequea , aplastada y compuesta de huesos en extremo tiernos y sumamente dbiles, aunque fortificada en su vrtice por un casco de asta, est sostenida en posicin horizontal sobre una columna huesosa de uno: tres pies di' a'lo , compuesta de diez y siete vertebras : la situacin ordinaria del cuerpo es tambin paralela al horizonte, y el espinazo lien : dos pies de largo y est formado por siete vrtebras , las cuales se articulan siete pares de costillas, dos falsas y cinco verdaderas : estas llinis son dobles en su origen, y se renen despus en un solo arco rama. La clavcula est formada por un tercer par de falsas costillas; pero las cinco verdaderas van a ligarse por medio de apndices ternillosos al externen , que co desciende hasta la parle inferior del abdomen, conforme se echa de ver en casi todas las aves, y es adems mucho menos saliente hacia fuera: su forma puede compararse la de un escudo, y es mas ancho todava que en el Hombre llesd el hueso sacro se prolonga una especie de cola compuesta do siele piezas que se semejan las siete vrtebras humanos; el fmur Cene un pi de longitud :la tibia y el tarso pi y medio cada uno. y-endn dedo se compone de tn s lalng s, de la misma suerte que en el Hombre , muy al contrario de Io que sucede ordinariamente en los dedos de las aves, que rarsimas veces suelen presentar igual nmero ib1 falanges.

Si penetrando mas hacia el interior observamos los rganos de la digestin, hallaremos en primor lugar un pico harto mediano, capaz i-V abrirse muchsimo y una lengua muy corla sin vestigio de pupilas; mas all se presentan unas anchas fauces proporcionadas la abertura del pico y que pueden dar paso un | cuerpo tamao comoel puo; la anchura del esfago i est en proporcin con el dimetro de la faringe : sus paredes son muy robustas, y la parte inferior de su i tubo aboca,, en el primer ventrculo que desempea aqu tres funciones, ;i saber: la de papo, porque I esiel primero : la de ventrculo , porque en parte es membranoso, y en parte est provisto de libras musculosas longitudinales y circulares, y la del bulbo glanduloso que se encuentra por lo comn en la parte inferior del esfago mas inmediata la molleja, supuesto que est provisto de un gran nmero de glndulas, las cuales por otra parte estn conglomeradas y no conglobadas como en casi todas las dems aves. Este primer ventrculo se halla situado mas abajo del segundo, de suerte que la entrada del ltimo, que comunmente se llama orificio superior , es realmente



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.