Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 519 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



francolín de levaillant

Es un poco mayor que el Francolin fie Europa, y tiene el pico un poco mas robusto. Ha sijo descubierto en el interior riel África por el viajero Levaillant, y frecuenta los distritos poco arbolados.

Esta ave tiene una longitud tnlal de once pulgadas con seis lineas. La parte anterior del cuello está cubierta por un ancho alzacuello, jaspeado de fajas negras sobre un fondo blanro, y las partes laterales de dicho alzacuello, suben hasta la inmediación del meato auditivo. Un casco moreno cubre la cabeza que se ve circuida por una banda de plumas Blancas J négr&s, dirigidas hacia la parte baja de la nuca. Él espacio que media entre esla faja y el alzacuello, es de un bermejo vivo : otra banda ó faja ocupa el espacio que existe entre dicho collar , y la parle blanca déla garganta.

Las partes inferiores son moreno cenicientas y están estriadas de blanco. Varias lineas tortuosas se observan sobre las barbas interiores. Las barbas superiores tienen grandes manchas bermejas, grises y morenas, con varias lineas tortuosas y negras de forma variada. El iris tiene un color de aurora; el pico es amarillo en su base y negro por la punta. Los tarsos son morenos y están provistos de una callosidad.

La hembra , que es mas pequeña , tiene los colores menos vivos.

SUB-GÉNERO PERDIZ.

Perdis (Briss.—Lath.); Tetrao (Lin.)

Forman las Perdices un género, cuyos caracteres son los que vamos á enunciar: pico abovedado, de longitud desigual según las especies; narices básales, situadas sobre el reborde de las plumas frontales, y medio cerradas por una escama sólida; los tarsos son mediocres, fuertes, inermes, están desnudos y únicamente tienen escamas sobre el aero-tarso La cabeza está emplumada y el cerco de los .jos es papilonar. La cola, que es muy corta , redondeada é inclinada hacia abajo, consta desde doce á diez y ocho timoneras rígidas Las alas son cortas y cóncavas, siendo las remeras cuarta y quinta las mas largas de todas.

PERDIZ GRIS

Tetrao perdix 1X111.); Perdix ciñera (Lath)

A pesar de que Aldrovando, juzgando de los demás jiaises por el que él habitaba, sostiene que las Perdices grises son comunes en todas partes, es muy cierto, sin embargo, que no las hay en la isla de Creía; y es probable además que nunca las ha habido en Grecia , supuesto que Ateneo parece que se sorprendió al ver que las Perdices de Italia 110 tenian el pico encarnado como las de Grecia. Tam| oco son igualmente comunes en todas las partes de Europa; y parece generalmente que huyen asi del sumo calor como riel excesivo frió, pues no se las ve en África ni en Lapo-nia, y las provincias mas templadas de Francia y Alemania, así como la región septentrional de España a n los paisis en que ma abundan. Es verdad que Botero ha d cbo que no habia Perdices en Irlanda; pero est debe entenderse de las Perdices encarnadas, que tampoco se encuentran en Inglaterra (según los mejores autores de aquella nación), y que no se han adelantado todavía por este lado mas allá de las islas de Jersey en Suecia, donde Linneo dice que pasó el invierno debajo de la nieve dentro de unas especies de gazaperas que tienen dos aboi turas. Semejante modo de inventar se parece mucho al de la Perdiz blanca,

o Ib-cuya historia hemos dadu bajo el nombre de Logópedo: y si este lucho no se hallase atestiguado por un hombre de reputación como Linneo, creyéramos que hay en ello alguna equivocación, con tanto mayor motivo, cuanto que en Francia los largos inviernos, y sobre todo aquellos en que cae mucha nieve, destruyen gran cantidad de Perdices, p 1 fin COmo es-ave muy pesada , dudo que haya pasado ó América; y aun sospecho que las aves del Nuevo-Mundo que se'han querido incluir en las Perdices , quedarán separadas de ellas apenas se las conozca mejor.

La Perdiz gris se diferencia bajo muchos aspectos de la encarnada ; pero lo que mas principalmente me autoriza para creerlas dos especies distintas, es que según la advertencia de un corto número de cazadores que saben observar, aun cuando se mantengan algunas veces en los mismos parajes, no suelen mezclarse una con otra ; y que si se ha visto algunas veces un macho vacante de una de las dos especies juntarse con una hembra de la otra especie, seguirla y darla pruebas de conato y aun de zelos, jamás se le ha visto juntarse con ella por mas que experimentase todo cuanto una privación forzada y el espectáculo perpetuo de una pareja dichosa podrian añadir á lá inclinación de la natuialeza y á la influencia de la primavera.

La Perdiz gris es igualmente de índole mas apacible que la encarnada, y no es difícil de domesticar: se familiariza fácilmente con el Hombre ruando no se la inquieta. No obstante, jamás se ha podido educarlas ni reunirías en manadas que se dejasen conducir, según se hace con las Perdices encamadas; pues Olina nos advierte que de esta última especie debe entenderse lo que generalmente nos dicen los viajeros de aquellas numerosas manadas de Perdices que se crian en algunas islas del Mediterráneo. Las Perdices grises tienen también entre sí el instinto mas social, pues cada familia vive siempre reunida en una sola bandada que se llama vuelo ó componía , hasta el tiempo en que el amurque la había formado, la divide para unir mas estrechamente á sus miembros. Aun aquellas cuyas puestas se han desbaratado por un accidente, reuniéndose entre si y á los restos de las compañías que mas han sufrido, forman á fines del verano otras nuevas bandadas más numerosas á veces que las primeras, y que subsisten basta el zelo del siguiente año.

Estas aves habitan mucho en los paises donde hay trigo, y sobre todo en aquellos donde las tierras están bien cultivadas y margadas, sin duda porque encuentran en ellas mas abundante alimento, ya sea en granos , ya en Insectos, ó quizás también porque las sales de la marga que tanto contribuyen á la fecundidad del suelo son análogasá su temperamento, ó á su gusto. Las Perdices grises gustan dé la campiña llana, y solo se refugian en los cerros y viñedos cuando se ven acosadas per los cazariores ó por el ave de Ka-piña ; pero jamás se meten en los bosques, y aun suele decirse que nunca pasan la noche en los matorrales ni en las viñas, á pesar de haberse hallado un nido en un matorral al pé de una cepa. Empiezan á aparearse á lines del invierno, después de las grandes heladas, es decir, que cada macho busca entonces una hembra; pero este nuevo arreglo 110 suele tener lugar sin que ocurran entre los machos, y aun á veces entre las hembras, combates muy animados. El hacer la guerra y el amor viene á ser lo mismo para la mayor parta de los an-'males, y sobre todo para aquellos en los cuales el amor es una necesidad tan poderosa corno en la Perdiz: así es, que las hembras de esta especie ponen sin haber mediado cópula con el macho, como sucede con las Gallinas comunes. Luego que las Perdices están apareadas, ya no vuelven á dejarse y viven en una unión y fidelidad á toda prueba: algunas veces si después del zelo sobrevienen frios penetrantes, todos estos pares se reúnen y forman compañía.

Índice de páginas de Zoología Aves.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.