Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 503 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



hembras. Cuando estn reunidos vuelan en bandadas por eneima de los abedules, bien si en el suelo no hay nieve se espareen en los campos que enel verano precedente bao producido centeno, avena otros granos de esta especie; y entonces es cuando las aves de Rapia adiestradas a'l efecto trabajan con mucha utilidad.

EnCurlandia, LivoniayLituania hay otra manera de hacer esl nvza: sirvense para ello deun Urogallo hecho con una tela de color conveniente, henehidode heno de estopa, lo que llaman en el pas una balvana; tase esta bal vana la extremidad de un palo, el cual se lija sobre un abedul cerca del lugar que estas aves han escogido para sus rilas amorosas, siendo el mes de abril, poca de sus amores, el mas propsito para esta caza. Apenas perciben la balvana se renen su alrededor, se atacan y defienden primero como en chanza, mas luego se animan y baten realmente y con tal furor, que ya no oyen nada; de modo, que el cazador que est escondido all cerca en su cabana, puede muy fcilmente cogerlos, sin tener veces que disparar un tiro. Domstica en el espacio de cinco seis meses lo que caz de este modo, hasta el punto de que tomen la comida de la mano (I). En la primavera del ao siguiente se sirven de estos animales domesticados en vez de balvanas para atraer los Urogallos silvestres, que vienen atacarlos, batindose con ellos con tal encarnizamiento que ni un escopetazo los espanta. Vuelven todos los dias muy de maana al lugar de la cita, permanecen all basta la salida del sol y despus se dispersan por bosques y matorrales para buscar su alimento. Sobre las tres de la tarde vuelven al misino paraje , donde permanecen hasta muy entrada la noche. Renense todos los dias del mismo modo, especialmente cuando hace buen tiempo, mientras dura la estacin del amor, es decir, por espacio de tres cuatro semanas, mas cuando el tiempo es borrascoso se mantienen mas retirados.

Los Urogallos jvenes tienen tambin su reunin partirular y su cita separada, donde se juntan en bandadas de cuarenta cincuenta, ejercitndose con corta diferencia como los viejos; pero tienen la voz mas dbil, mas ronca, su sonido mas cortado, y parece que saltan con menos libertad. El tiempo de su reunin no suele durar mas que unos ocho dias y pasados estos, van reunirse con los viejos.

Concluida la estacin del amor, como se renen entonces con menos regularidad, es necesaria nueva industria para dirigirlos hacia el lado de la cabana del tirador. Muchos cazadores de caballo forman un crculo mas menos dilatado, cuyo centro es la cabana; y acercndose insensiblemente y haciendo chasquear el ltigo con oportunidad, hacen levantar los Urogallos, empujndolos de rbol en rbol hacia el lado del tirador, quien advierten voces si se hallan lejos, con un silbido si estn muy cerca, aunque ya es de ver que esta caza solo puede tener buen xito cuando el tirador ha dispuesto la cacera tenor del conocimiento de la? costumbres y hbitos de aquellas aves. Cuando los Urogallos van volando de un rbol otro, escogen con una ojeada prenta y segura las ramas capaces de sostenerlos, sin exceptuar fas verticales, que doblan con el peso de su cuerpo, quedando en una posicin casi horizontal; de modo que pueden mantenerse en ellas por mas mviles que sean : cuando estn parados atienden su seguridad sin descuidarse; miran todas partes, ponen el oido y alargan el cuello para reconocer si hay enemigos; cuando se creen muy seguros de las aves de Rapia y de los cazadores empiezan comer los capullos de los rboles por lo cual

(I) La ndole de los Urogallos pequeos, difiere mucho de la de los grandes, que lejos de domesticarse cuando los cogen , rehusan hasta recibir el alimento.

el tirador inteligente procura colocar sus balvanas en las ramas flexibles, y ata ellos im cordn que tira de cuando en cuando para que las balvanas imiten los movimientos y oscilaciones del Urogallo posado en una rama.

Adems de esto se debe saber por experiencia que cuando hace un viento tuerte ha de dirigrsela cabeza de estas balvanas contra el aire, al paso que en tiempo de calma deben ponerse unas en frente <le otras. Cuando los Urogallos obligados por los cazadores del modo antedicho, vienen directamente la cabana del tirador, este puede juzgar porua observacin fcil si se pararan no su alcance; si su vuelo es desigual , si se acercan y se alejan alternativamente sacudiendo las alas, puede estar seguro de que sino toda la manada, lo menos algunos de ellos se posaran su alrededor; por el contrario, si levantadas corta distancia de la cabana toman un vuelo rpido y sostenido , debe discurrir que pasaran adelante sin detenerse.

Cuando los Urogallos se han posado al tiro del cazador , este lo advertir por sus gritos reiterados hasta tres veces aun mas: debindose guardar de tirarles entonces con demasiada precipitacin ; por el contrario, ha de permanecer inmvil y sin hacer el menor ruido en su cabana, para darles tiempo de que hagan todas sus observaciones y el reconocimiento del terreno; despus de lo que, cuando se hallen establecidos en sus ramas y empiezen comer podr tirarles y escoger su gusto. Sin embargo, por mas numerosa que sea la manada, masque fuese de cincuenta y aun de ciento, no debe creer que matar mas que uno dos de un solo tiro; pues estas aves se separan al posarse y suelen esdoger cada una su rbol. Los rboles aislados son mas ventajosos que un bosque espeso; y esta caza es mucho mas fcil cuando se posan , que cuando permanecen en tierra: no obstante, sino hay nieve pueden ponerse algunas veces las balvanas y la cabana en los campos que han producido en el mismo ao avena, centeno alforfn, cubriendo con paja la cabana: y siendo el dia propsito suelen hacerse buenas caceras; pues el mal tiempo dispersa estas aves, obligndolas esconderse imposibilitando su persecucin; pero el primer buen dia que le sigue la hace muy fcil, y un tirador bien colocado las rene fcilmente con solo los reclamos y sin necesidad de que otros cazadores los ojeen hacia el lado de la cabana.

Aseguran que cuando estas aves vuelan en bandadas, llevan su cabeza un macho viejo que las conduce cual experto gefe , hacindoles evitar todos los lazos de los cazadores, de modo que en este caso es muy difcil atraerlas, y no queda otro recurso que el de desviar algunos dispersos.

La hora de esta caza es por lo regular desde que sale el sol hasta las diez; y por la larde desde la una hasta las cuatro: mas en otoo, cuando el tiempo est en calma y cubierto, la caza dura todo el dia sin interrupcin , porque en este caso los Urogallos no suelen mudar de sitio. Puede cazrseles de este modo, es decir , empujndolos de un rbol otro hasta que se aproxima el solsticio del invierno; mas despus de este tiempo se hacen mas silvestres, mas desconliados y astutos, cambiando asimismo su domicilio acostumbrado, menos que no se hallen detenidos por el rigor del fri por la abundancia de las nieves.

Hay quien dice haber notado que cuando los Urogallos se posan en la cima de los rboles y sobre sus tiernas ramas, es seal de buen tiempo; y que cuando se les ve bajar las ramas inferiores y agacharse en ellas, es seal de borrasca. No baria mrito de estas observaciones de los cazadores, sino concordarsen ron la ndole de aquellas aves, las que, segn hemos dicho mas arriba, son al parecer muy susceptibles de las influencias del tiempo, y su grande sensibilidad en este punto pudiera elevarse, sin apartarnos de la ve-

Índice de páginas de Zoología Aves.

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.