Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 500 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.



do: no es menos falso el que de la parte de este semen que no recogen las Gallinas, se forman serpientes, piedras preciosas y una especie de perlas: mengua es para el espritu humano la precisin de refutar semejantes errores. El Urogallo cubre su hembra como las dems aves; y lo mas singular es que el mismo Encelio, que cuenta t in extraa fecundacin por el pico , no ignoraba que el macho cubra despus sus hembras, y que aquellas que no habia cubierto ponan huevos infecundos: nada de esto le era desconocido, y persisti no obstante en su opinin , diciendo en su defensa que esta cpula no era mas que un juego, una chanza, que si bien ponia el sello la fecundacin, no la operaba, por ser aquella el efecto

inmediato de la deglucin del semen.....Pero no nos

detengamos mas en semejantes absurdos.

Los Urogallos machos comienzan entrar en calor en los primeros dias de febrero; este calor adquiere toda su fuerza hacia los ltimos dias de marzo, y continua hasta brotar las hojas. Cada macho durante su calor parmanece en cierto paraje, del cual no se aleja; vsele entonces de noche y de dia pasearse sobre el tronco de un gran pino de otro rbol con su cola desplegada en forma redonda, arrastrando las alas, el cuello inclinado hacia delante, la cabeza hinchada, sin duda por la elevacin de sus plumas, y tomando toda especie de posturas extraordinarias; lo que prueba hasta qu punto se halla atormentado por la necesidad de derramar sus molculas orgnicas suprtluas. D un grito particular para llamar sus hembras, las cuales le contestan y corren debajo del rbol en que se halla, del cual baja al momento para cubrirlas y fecundarlas: sin duda por este grito singular, que es muy fuerte y penetrante, se le ha dado el nombre de Faisn ruidoso. Empieza este grito por una especie de explosin seguida de una voz spera y aguda, parecida al chillido de la hoz herida con piedra de amolar; esta vez cesa y vuelve empezar alternativamente; y despus de haber continuado as por espacio de una hora, concluye con otra explosin muy parecida la primera.

El Urogallo, que en cualquier otro tiempo es de difcil acceso, se deja sorprender con facilidad cuando se llalla en la poca de sus amores, y mucho mas mientras lanza su grito de reclamo, pues est entonces tan aturdido con el ruido que l mismo produce, si se quiere tan fuera de s, que ni la vista de un hombre, ni aun los escopetazos le obligan volar; parece que no v ni oye, y que se halla en una especie de xtasis. De aqu viene lo que se dice comunmente y aun lo que se ha escrito, de que el Urogallo est entonces sordo y ciego, aunque no suele serlo mas de lo que lo son en tales circunstancias todos los animales, sin exceptuar el Hombre; porque todos experimentan mas menos aquel xtasis de amor que parece ser mas marcado en el Urogallo, y en Alemania se da el nombre de Auer-Hahu los enamorados que al parecer han olvidado todos sus cuidados para ocuparse nicamente del objeto de su pasin, y aun cualquier persona que muestra una insensibilidad estpida hacia sus mas caros intereses.

Se escoge, como se nota, esta estacin en que los Urogallos estn entregados al amor para darles caza y firmarles lazos. Cuando hable de la especie pequea de cola ahorquillada, dar algunas noticias sobre esta caza, especialmente las que sean mas propias para manifestar las costumbres y natural de estas aves; limitndome por ahora decir que es muy acertado, para favorecer la multiplicacin de la especie, el destruirlos machos viejos, porque no sufren jams competidores en sus placeres en una extensin de terreno muv considerable; de modo que no siendo suficientes jiara todas las hembras de su distrito, muchas de ellas se ven privadas de macho, y solo producen ' huevos infecundos.

ile hormiga, etc. Obsrvase por el contrario que efa ave no gusta de otras plantas, entre ellas el apio montano, la escrofularia, el yezgo, el estramanio, el lirio de los valles, el trigo, la ortiga, etc."

En las mollejas de los Urogallos que se han abierto se han encontrado algunas piedrecitas semejantes las que se ven en la volatera comn: prueba nada equvoca de que no se contentan con las hojas y llores que toman d tos rboles, sino que tambin se mantienen dlos granos que encuentran rascando la tierra. Cuando comen gran cantidad de nebrinas, su carne, que es excelente, contrae mal sabor; y segn dice Plinio, no conserva por mucho tiempo su buena calidad en las jaulas y pajareras, en que veces se los cria por curiosidad.

La hembra solo se diferencia del macho por su tamao y plumaje, pues es mas pequea y menos negra; por lo dems, es superior al macho por la agradable variedad de los colores, lo que sucede raras veces entre las Aves, y aun entre los dems animales, conforme hemos notado aV escribir la historia de los Cuadrpedos: y si hemos de dar crdito. Wdlughby, el desconocsr esta excepcin dio margen Gessner para hacer de la hembra otra especie de Urogallo bajo el nombre de Grygallus major lormado del alemn Grugelhann , y lo mismo con la del Urogallo pequeo la cual ha dado el nombre de Grygallus minar (1): pesar de esto supone no haber establecido sus especies sino despus de observados con grande atencin todos los individuos, excepto el Grygallus minar y de asegurarse que tenian diferencias muy caracterizadas. Por otra parte, Schvvenckfeld, que vivia cerca de las montaas y que habia examinado menudo y con mucho cuidadoi Grygdtls, asegura que es la hembra del Urogallo. Debe confesarse no obstante que en esta especie y tal vez en otras muchas los colores del plumaje estn sujetos grandes variedades segn el sexo, edad, clima y otras diversas circunstancias. El que mandamos dibujar es algo miifiudn. Brisson no habla de moo en su dr-enp-cion; y de las dos figuras dadas por Aldrovando, una es mouda y otra no. Algunos pretenden que el Urogallo cuando joven tiene mucho blanco en su plumaje, y que este color se va perdiendo medida que enteje i , ib' modo que es un medio para conocer la edad del ave; y aun parece que el nmero de las pennas de la cola no es siempre igual, pues Linneo lo da d diez y ocho en su Tauna suciea, y Brisson de diez y seis en su Ornithologia; siendo lo mas singular que Schvvenckfeld, que habia visto y examinado muchas de estas aves, pretende que ya sea en la especie grande, ya en la pequea, las hembras tienen diez y ocho pennas en la cola , y los machos tan solo doce: de lo que resulta que todo mtodo que tome por caracteres especilicos diferencias tan variables como los Golores de las plumas y aun su nmero, estar sujeto al grande inconveniente de multiplicar las especies, es decir, las nominales mas bien las frases nuevas, y sobrecargar la memoria de los principiantes, dndoles una falsa idea de las cosas, y hacindoles mas difcil el estudio de la naturaleza.

N es verdad lo que dice Encello de que el Urogallo macho se posa en un rbol y arroja su semen por el pico ; que sus hembras, quienes llama con agudos gritos, vienen recogerlo, tragarlo , echarlo de nuevo y que sus huevos se fecundan de este mo-

(1) En efecto, Gessner asegura primitivamente que entre todos los animales no hay una sola especie en que los machos no sobrepujan las hembras en la belleza de sus colores: cuyo.aserto opone Aldrovando, no sin razn, el ejemplo de fas aves de Rapia , y sobre todo de los Gavilanes y Halcones, entre las cuales no solo tienen las hembras el plumaje mas hermoso que los machos, sino que tambin ffcden , estos en fuerza y tamao, seun queda dichomas arriba n la histeria de aquellas aves.



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.