Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 487 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



aunque Schwenckelrt solo cuenta diez y seis, y las dos de en medio son las mas larcas, siguiendo gradualmente las mas cercanas. Cada pi esl provisto de un espoln corto y puntiagudo, el cual se les pas por alto algunos descriptores, y hasla al dibujante de nuestras lminas iluminadas ; los dedos estn unidos por una membrana mas ancha de lo rpie suele serlo comunmente en las aves pulveratrices; membrana in-terdigital, que parece constituir el primer puni de analoga, sea el trnsito deestasaves con respecto las del rio : y en efecto, Aldrovando observa que el Faisn se placeen los parajes pantanosos, aadiendo que se les coje algunas veces en los marjales de los alrededores de Bolonia. El italiano Olina y Mr. Leroy, segundo montero de Versalles, han hecho la misma observacin,'asegurando este ltimo adems que los Faisanes que se escapan de las alcaidias vecinas suelen guarecerse en los lugares mas hmedos y lo lar go de los pantanos que se encuentran en los grandes bosques de la Bria ; y aunque aco-tumhrados la sociedad del Hombre y colmados de sus beneficios, sin embargo procuran alejarse lo mas que pueden de toda habitacin humana, por ser aves muy silvestres y difciles de domesticar. Asegrase, no obstante, que se les acostumbra venir con un silbido, es decir, que se acostumbran venir tomar el alimento. Los Faisanes snn esclavos indmitos que no pueden doblar la cerviz la servidumbre, y que no conocen ningn bien que pueda compararse con la libertad que aspiran de continuo y que recobran la menor proporcin que se les ofrezca. Los silvestres que acaban de perderla estn furiosos ; precipitanse sobre los rompa-eros de su cautiverio, sin perdonar siquiera al Pavo real, y como todos los dems le dan terribles picotazos.

Estas aves que tienen gran aficin habitar en los hosquesde las llanuras, difieren enesto dlos Tetras Gallos silvestres que moran en los bosques montaosos. Durante la noche se posan en la copa de los rboles, donde duermen ron la raheza metida debajo del ala , y su grito, es decir, el del macho, pues la hembra casi no tiene, forma un medio entre el del Pavo real y el de la Perdiz, aunque se acerca mas la ltima, y es por consiguiente muv poco agradable.

Su inrlnlp es tan indmita, que no solo huven de los Hombres, sino tambin unas de otras, exceptuando en los meses de marzo y abril, tiempo en que el macho busca su hembra, y entonces es fcil bailarlas en los bosoues, puesto que ellas mismas se descubren por una agitacin de alas que se oye, de muy lejos. Los Gallos faisanes son menos ardientes que los Galles comunes. Frisch pretende que en estado silvestre no tiene cada uno mas que una sola hembra; pero el Hombre que se gloria de someter el ardor de la naturaleza su inters su fantasa, ha cambiado, por decirlo as, la ndole de esta ave, acostumbrando cada gallo atener hasta siete gallinas, y estas contentarse con un solo macho para todas; y ha tenido la paciencia de hacer todas las observaciones conducentes hasta fijar esta combinacin como h mas ventajosa para sacar partido dla fecundidad deestaave. Sin embargo, algunos economistas no dan mas que dos hembras cada machn; y yo pnrmi parte debo confesarque este mtodo es el que logr mejor xito en una reducida cria de Faisanes que tuve algn tiempo bajo mi cuidado. Con todo, estas diferentes combinaciones pueden tambin ser todas muy buenas segn las circunstancias , la temperatura del clima, la naturaleza del suelo, la calidad y cantidad del alimento, la extensin y la exposicin de la cria de los Faisanes, y los cuidados del encargado; cual seria el de retirar cada gallina que acaba de ser fecundada porel gallo, yno presentrseles sino una una, observndolos intervalos convenientes, y dndoles durante este espacio de tiempo alforfn y otros alimentos clidos, segn suele drse-

les fines de invierno cuando quiere adelantarse la estacin del amor.

La faisana fabrica su nido por s sola, y con este objeto busca el rincn mas oscuro de su habitacin: para ello echa mano de paja , hojarasca y otras cosas semejantes; y aunque parezca muy tosco primera vista , le prefiere de esta suerte cualquiera otro mas bien contruido, pero que no lo fuese por ella misma, en trmino que si se le prepara uno bien arreglado empieza por destruirlo y desparramar todos los materiales, que despus arregla su modo. No hace mas que una puesta cada ao, por lo menos en nuestros climas, la cual es de veinte huevos segn unos, y de cuarenta cincuenta segn otros, sobre todo cuando se la exime del trabajo de empollar ; pero las que yu he tenido ocasin de ver, nunca han puesto mas de doce huevos y algunas veces menos, aunque se tuviese el cuidado de hacer empollar sus huevos por Gallinas comunes. Cada dos tres dias suele poner una vez ; sus huevos no snn de mucho tamao, como los de la Gallina y su cascara es mas delgada que la de los palomos; su color es gris verdoso, salpicado de manchas oscuras, segn Aristteles , dispuestas en zonas circulares su alrededor. Cada faisana puede empollar hasta diez y ocho huevos.

Si se quiere emprender en grande una cria de Faisanes , es necesario deslinar un parque de proporcionada extensin, que este en parte cubierto con cspedes, y en parte sembrado de matorrales, donde estas aves puedan hallar abrigo contra la lluvia y el demasiado calor, y aun contra las aves de Rapia: un trozo del parque deber estar dividido en varios parquenlos de unos treinta treinta y seis pies en cuadro destinados cada uno recibir un Gallo con sus hembras : delinesels en estos parquecillos, ya sea descoyuntndoles imnnsibililndoles un ala, bien cubriendo los parquecillos con una red. Debe tenerse mucho cuidado en no encerrar demasiados machos en el mismo recinto, pues no.hay duda que trabaran rias entre s y acaso se mataran ; y tampoco debe olvidarse el procurar que nn puedan ni verse ni oirse pues de otro modo , los movimientos de inquietud de zelos que se inspiraran unos machos otros, tan poco ardientes por sus hembras, como recelosos de sus rivales, no dejaran de ahogar debilitar otros movimientos mas blandos y sin los cuales no puede haber generacin. Asi es que tanto en algunos animales, como en el Hombre, el grado de zelos no siempre est en proporcin la necesidad de gozar.

Paladio pretende que los Gallos sean del ao precedente, y todos los naturalistas concuerdan en que las hembras no deben tener mas de tres aos. Algunas veces en los parajes que estn bien poblados de Faisanes solo se ponen hembras en cada parquecillo, dejando los Gallos silvestres el cuidado de fecundarlas.

Estas aves se alimentan de toda especie de granos y yerbas, y aun hay quien aconseja que se destine una parte del parque para huerta fin de cultivar en l hahas, zanahorias , patatas, cebollas, lechugas y pastinacas, sealadamente las dos ltimas de que son muy golosas. Tambin se dice que les gusta mucho la bellota, las havas de la ogiacanta, y la semilla de agenjo; pero el trigo es el mejor alimento que puede drseles, aadindole huevos de hormiga. Algunos recomiendan al rontrarin que no se les mezclen por ningn titulo los tales huevos de hormiga, no sea, dicen, que aborrezca los suyos; pero Edmundo King quiere que se les den tambin Hormigas, suponiendo ser para ellas un alimento muy saludable, y el nico capaz de restablecerlas, cuando se hallen dbiles y abatidas. En tiempo de caresta suele sustiturseles con buen xito las Langostas, las Tijeretas y los Cien-to-pis. El autor ingls que acabo de citar, asegura que se le haban perdido muchos Faisanes, antes de

Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza. Tomo 3 Zoología. Aves. Página 487 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.