Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 486 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



Mitigrelia y de otras comarcas vecinas son los mas hermosos, y los mayores que se conocen : de ahi es que se lian extendido, por un lado hacia la Grecia, al Occidente, desde el mar Báltico hasta el cabo de Buena-Esperanza yá Madagascar; y por el otro, hacíala Media, en el Oriente, hasta la extremidad de la China, y el Japón y también la Tartaria Digo hacia la Media, pues parece que esla comarca tan favorable alas aves, donde se encuentran los mas hermosos Pavos reales, las mas lindas Gallinas, etc., ha sido laminen otra patria para los Faisanes, donde se han multiplicado en términos de poder abastecer de ellos á los demás paises. Hállanse con mucha abundancia en África, y sobre todo en la costa de los Esclavos, en la de Oro, en la de Marfil, en el país de Isini, y en los feinos de Con-"a y de Angola, donde los negros los llaman Galiño-lat. Véseles bastante á menudo en diferentes partes de Europa, en España y en Italia, señaladamente en la campiña de Roma, el Milanés y algunas islas del golfo de Napob>s: en Alemania, en Francia y en Inglaterra,aunque en esas últimas comarcas no se hallan con mucha abundancia. Los autores de la Zoología Británica aseguran posilivamenle que en toda la gran Bretaña no se ve ningún Faisán en estado silvestre. Silbado concuerda con los zoólogos, diciendo que en Escocia varios hidalgos crian algunas de e<las aves en sus casas. Cntero dice todavía mas formalmente que la blanda carece de Faisanes, y Linneo no los nombra en la enumeración de las aves de Suecia. En Silesia eran asimismo muv raros en tiempo de Schwen-keld ; solo hace unos veinte años que empezó á haberlos en Prusia, aunque la Bohemia los posee en gran número; y si se han multiplicado en Sajonia, solo fue debido al cuidado del duque Federico, que manilo soltar doscientos en el país con prohibición expresa de cogerlos ó matarlos. Gessner, que habia recorrido las montañas de Suiza, asegura no haberlos visto jamás en ellas. Es verdad que Stumpsio asegura por el contrario , que se les encuentra en aquellas mismas montañas; pero esto puede muy bien conciliarse siendo muy posible que se encuentren realmente en cierlo cantón que Gessner no habría recorrido, por ejemplo, la parte que confina con el Milanés, en donde, según Olino , son muy comunes. En Francia se les halla muy rara vez en las provincias septentrionales, y es pro-hable que no se vería ninguno, si ave tan preciosa no fuese un hermoso adorno de las pajareras de nuestros reyes. Solo á fuerza de continuos cuidados dirigidos con la mavor inteligencia, puede lijárseles en este reino, formándoles, por decirlo así un clima artificial convenienteásu natura'eza; y tantoesasí, cuanto que no se han multiplicado en la Bria, á donde suelen e.scaparsealgiinosdesde las pajar'ras vecinas, sin embargo de que han llegado algunas veces á unirse, pues Mr. Leroy, secundo montero de Versalles, ha encontrado alguna vez el nido y los huevos en los grandes bosques de aquella provincia, á pesar deque viven en ellos en estado de libertad; estado tan favorable á la mulliplieacion de los animales, y no obstante insuficiente aun para aquellos que como los Faisanes parecen apreciar mas su valor cuando el clima es contrario. Hemos visto cierto sugeto rico de Borgoña hacer en vano todos los esfuerzos imagimibles sin perdonar gasto alguno , para poblar de aquellas aves sus posesiones situadas en el Auxois. Todo lo cual me induce á dudar el que sea cierlo que Regnard matase, conforme asegura, dos faisanes en Botnia; como también lo que dice Olao Magno de que se hallan en la Escan-dinavia, donde pasan el invierno bajo la níeveysin temar alimento. Semejante modo de pasar el invierno bajo la nieve tiene mas relación con los hábitos de los Gallos silvestres y de las Ortegas, que con los de los Faisanes; asi como el nombre de Galla; silvestres que el referido Olaoda á aquellos supuestosF'aisanes, conviene mucho mas á los Tetras ó Gallos silvestres. Mi

conjetura tiene tanta mas fuerza cuanto que ni Linneo ni otro buen observador han dicho haber visto verdaderos Faisanes en los paises septentrionales : por manera , que puede creerse que el nombre de Faisán habrá sido aplicado en un principie por los habitantes de aquellos paises á los Tetras ó á los Ortegas, que se hallan efectivamente muy esparcidos por el Norte; y que luego habrá sido adoptado sin el mayor examen por los viajeros , y aun por los compiladores, gentes que algunas veces proceden en estas materias con alguna ligereza.

En razón á lo dicho, basta observar que el Faisán tiene el ala corta v por consiguiente el vuelo pesado y poco elevado, para concluir que no habrá podido atravesar por sí mismo los mares que median entre los paises cálidos y ni aun templados del antiguo continente y la América : cuya conclusión se halla confirmada por la experiencia, pues en todo el Nuevo-Mundo no se han hallado verdaderos Faisanes, y sí solo unas aves que en todo caso pueden ser consideradas como sus representantes, por cuanto no es mi ánimo hablar aqd de aquellos verdaderos Faisanes que abundan hoy dia en las haciendas de Santo Domingo, los cuales fueron transportados allí por los europeos, de la misma suerte que los Pavos reales y las Pintadas.

El Faisán es del tamaño de un Gallo común, y puede en algún tanto competir en hermosura con el Pavo real; por cuanto su continente es asimismo noble, arrogante su andar, y el plumaje casi tan vistoso. El de la l hiña tiene todavía los colores mas brillantes; si bien no puede, como el Pavo , desplegar su hermoso plumaje, ni levantar las largas plumas de su cola: facultad que supone un aparato particular de músculos motores de que se halla provisto el Pavo real y de los que carece el Faisán , los que establecen una diferencia bastante considerable entre ambas especies. Además, este último no tiene ni la garzota del Payo ni su doble cola, de las cuales la mas corta está formada por las verdaderas timoneras, mientras que la otra mas larga lo está por sus coberteras. Generalmente hablando, las proporciones del Faisán no son ni tan ligeras ni tan elegantes, pues tiene el cuerpo mas de-rerho , el cuello mas corlo, la cabeza mayor, etc.

Lo mas notable que existe en la fisonomía del Faisán son dos aureolas de color de escarlata, en medio de las cuales están colocados los ojos, y dos penachos de un verde dorado que en el tiempo de los amores se levantan á cada lado encima de los oídos; pues en los animales hay casi siempre , según lo tengo observado, alguna nueva producción mas ó menos sensible , que es como la señal de la nueva generación. Estos penachos son sin duda lo que Plinio llamaba tan pronto orejas, tan pronto cuernecitos; ven su básese deja notar una prominencia formada por su músculo crec-tor. El Faisán tiene además unas plumas alrededor de los oídos, de las cuales se sirve para cerrar á suan-tojo la abertura que es muy grande.

Las plumas que guarnecen su cuello y el obispillo tienen el extremo recortado en forma de corazón , como ciertas plumas de la cola del Pavo real.

No es mi ánimo entrar aquí en el pormenor de los colores del plumaje del ave de que tratamos; así que, tan solo me limitaré á decir que su brillantez es mucho mayor en el macho que en la hembra. y que aun en aquel los reflejos son mucho mas fugitivos que en el Pavo real, y dependen no solo de la incidencia de la luz, sino que también de la reunión y de la posición respectiva de sus plumas; pues si se toma una sola aparte se desvanecen los visos verdes, y solo se ve en su lugar algo de oscuro ó negro. Los cañones de las plumas del pescuezo y del dorso tienen un hermoso amarillo-dorado y hacen el efecto de otras tantas láminas de oro. Las coberteras de encima de la cola van en disminución y acaban en una especie de filamentos ; la cola se compone de diez y ocho timoneras,

Índice de páginas de Zoología Aves.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.