Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 477 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


labra, posar del gran nmero de experimentos y observaciones que se han hecho sobre este particular, se ignoran aun varias de las principales circunstancias de la fecundacin.

Su primer electo conocido es la dilatacin de la ci-catricula, y la formacin del pollo en su cavidad; pues la cicatrcula es la que contiene el verdadero germen y se encuentra en los huevos fecundados y en los que no lo son, y aun en aquellos supuestos huevos de gallo (1) deque he hablado mas arriba; bien que es mas pequea en los infecundos. Malpighi lo examin en unos huevos recin puestos antes de ser empollados, y vio en el centro de la cicatrcula una burbuja que nadaba en cierto licor, y reconoci en medio de ella el embrin de un pollo bien formado ; al paso que la cicatrcula de los huevos infecundos y producidos tan solo por la gallina sin el contacto del macho, solo present un pequeo glbulo informe provisto de apndices llenos de un jugo espeso aunque transparente y rodeado de varios circuios concntricos. En l no se percibe ni el menor bosquejo de animal, pues la organizacin ntima y completa de una materia informe solo es el electo instantneo de una mezcla de los dos licores seminales: con todo , si la naturaleza da en un solo momento la primera forma una clara transparente y le ingiere el principio de la vida en todos sus puntos, necesita mucho tiempo y auxilio para perfeccionar este primer bosquejo. Ella encarga especialmente las madres el cuidado de aquel desarrollo, inspirndoles deseo necesidad de empollar, pues en la mayor parte de las gallinas se deja conocer tan vivamente y con seales tan enrgicas , como en la cpula, la cual sucede por orden natural, aunque no lo excite la presencia de ningn huevo. Una gallina que acaba de poner experimenta una especie de satisfaccin que se comunica las dems gallinas que solo fueron testigos de aquel acto, y lo expresan todas con repetidos gritos de alegra (2), ya sea que la sbita cesacin de los dolores del parto vaya siempre acompaada de un vivo goce, ya que aquella madre prevea desde entonces todos los placeres que el primero le promete. De todos modos, cuando ha puesto veinte y cinco treinta huevos, se dedica empollarlos muy de veras; y si se los van quitando conforme los va poniendo, producir acaso hasta dos tres veces mas, extenundose por su misma fecundidad : mas al fin llegar el tiempo en que obedeciendo su instinto, expresar con un cloqueo particular sus deseos de empollar, acompandolos con movimientos y actitudes nada equvocas: si no tiene sus propios huevos se echar sobre los de otra gallina; falta de estos, adoptar los de la hembra de otra especie, y hasta huevos de piedra de yeso ; empollando aun despus de habrsele quitado cuanto tenia, y consumindose

(1) Mr. de la Peyronie ha observado en uno de estos huevos una mancha redonda amarilla, de una linea de dimetro, sin espesor, situada en la membrana que se encuentra debajo de la cascara ; siendo de creer que esta mancha que debera ser blanca, era aqu amarilla, solo porqueta yema del huevo se habia derramado por todas parles, segn despus se reconoci por la direccin Je la gallina; y si estaba situada en la membrana que se encuentra debajo de la cascara , es porque despus del derrame de la yema la membrana que la contenia habia quedado adherente la dla cascara.

(2) No tenemos en nuestra lengua (la francesa) trminos bastante propios para expresar los diferentes gritos de la Gallina , del Gallo y de los pollos; tos latinos , que se quejaban de la pobreza de su lengua, eran mucho mas ricos que nosotros en este particular, pues teman expresiones para marcar todas estas diferencias. Vese Gessner, Veavibus, pgina tl ; Gallus cucuril; pulli pipiunt ; gallina can-turil. gracilral, pipa!, singultil; glociunt e quoe vp-lunt incubare, de donde proviene la palabra francesa glousser, la nica en su gnero.

de pesar y en intiles movimientos (3). Si feliz en sus pesquisas pudo encontrar huevos verdaderos aparentes en lugar retirado y propsito, se posa luego encima, los cobija con sus alas, los abriga con su calor, los vuelve suavemente unos despus de otros, como si quisiese gozar de ellos con mas detencin, comunicando todos igual grado de calor, entregndose con tanto afn esta ocupacin que suele olvidarse hasta de comer y de beber: puede decirse que comprende toda la importancia de la funcin que ejerce, pues no omite cuidado ni precaucin alguna para perfeccionar la existencia de aquellos embriones, y para desviar los peligros que le rodean. Lo mas admirable es que la situacin de una llueca, por muy inspida que nos parezca , mas bien puede considerarse como un estado de goce continuo que de displicencia, y tanto mas delicioso, cuanto mas regocijada est; cuntos atractivos ha puesto la naturaleza en todo lo que hace referencia la multiplicacin de los seres !

Limtase el efecto de la incubacin al desarrollo del embrin del pollo, el cual, segn hemos dicho, existe ya formado en la cicatrcula del huevo fecundado. H aqu poca diferencia el orden con que se verifica este desarrollo, mas bien, con que se presenta al observador; y como ya he referido con bastante detencin todos los hechos que se refieren al desarrollo del pollo en el hueve , me contentar con repetir las circunstancias mas esenciales.

No bien ha sido empollado el huevo por espacio de cinco seis horas, cuando se advierte distintamente la cabeza del pollo unida al espinazo y nadando en licor de que est llena la burbuja en l centro de la cicatrcula , y al concluir el primer da ya se halla crecida y encorvada.

Al segundo dia se ven los primeros bosquejos de las vrtebras, que son como unos globulillos dispuestos ambos lados del centro del espinazo; tambin se vn despuntar las alas y los vasos umbilicales, notables por su color oscuro; desenvulvense adems el cuello y el pecho, y se aumenta la cabeza; ntanse los primeros lineamentos de los ojos y tres vesculas rodeadas de membranas transparentes, ascomoel espinazo ; la vida del feto se manifiesta mas patente, pues ya late el corazn y circula la sangre.

Al tercer dia todo est mas claro, porque ha recibido grande incremento. Lo mas notable es el corazn que pende fuera del pecho y da tres latidos consecutivos , recibiendo la primera vez por la aurcula la sangre contenida en las venas, volvindola la segunda las arterias, y empujndola la tercera los vasos umbilicales, cuyo movimiento prosigue basta despus de veinte y cuatro horas que el embrin se ha separado de la clara del huevo. Notnse tambin venas y arterias en las vesculas del celebro; los rudimentos de la mdula del espinazo empiezan extenderse lo largo de las vrtebras, vindose por fin todo el cuerpo del feto como envuelto en una parte del licor que le rodea, el cual ha tomado mayor consistencia que todo lo dems.

Los ojos al cuarto dia, se hallan ya muy adelantados, distingu ndose muy bien la nia, el cristalino y el humor vitreo ; vnse adems en la cabeza cinco vesculas llenas de humor, que aproximndose poco pocon los dias consecutivos, llegan formar el cerebro dotado de todas sus membranas; crecen las alas; empiezan notarse los muslos, y el cuerpo tomar alguna carne.

Los progresos del quinto dia consisten , mas de lo que llevo referido, en que se cubre todo el cuerpo de carne untuosa, quedando retenido el corazn de lo interior por una membrana muy sutil que se extiende

(3) Se logra extinguir el deseo de empollar mojando i menudo con agua fria las partes posteriores de la Gallina.



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.