Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 476 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



, rierlas gallinas de lliria que ponían hasta tres veces; y es regular que sean I is pequeñas Gallinas adrianasó adriáticas de que habla en otro paraje, que eran muy famosas por su fecundidad; y hay quien añade que se conoce un modo de criar las Gallinas comunes para darles aquella fecundidad extraordinaria , contribuyendo mucho á ello el calor. Se logra hacer que pongan las Gallinas en invierno teniéndolas en una caballeriza donde haya siempre estiércol caliente sobre el cual puedan permanecer.

Asi que un huevo se ha puesto, empieza á traspirar y pierde cada día algunos granos de su peso por ta evaporación de las partes mas volátiles de sus jugos: á medida que se efectúa esta evaporación ó bien se condensa, se endurece ó se seca , ó bien contrae mal gusto y se echa totalmente á perder, haciéndose incapaz de producción. El arte de conservarlo por largo tiempo, se reduce á poner algún obstáculo á esta traspiración con una capa de materia crasa, cualquiera que sea, con la cual se le da un baño en el momento que ha sido puesto; pudiendo con esta sola precaución guardarse durante algunos meses y aun [ior años enteros huevos buenos para comer, susceptibles de incubación, y que en una palabra , conservaran todas las propiedades de los huevos frescos. Los habitantes de Tonquin los guardan en una especie de pa^ia de ceniza pasada por tamiz con salmuera, y otros individuos en aceite. El barniz puede servir también para el mismo efecto; mas la grasa no le cede en este uso, y es preferible con los huevos que han de servir para empollar, porque se quita con mas facilidad que el barniz, siendo precisodimpiar los huevos con mucho esmero si se quiere que la incubación salga perfecta, pues cuanto pueda dañar á la traspiración, daña también al éxito de la incubación.

Ya hemos dicho que era necesario el concurso de un callo para la fecundación de los huevos, hecho que resulta de una larga y constante experiencia, bien que los pormenores de un acto tan esencial en la historia natural estén todavía poco conocidos. Se sabe que el pene del macho es doble y consiste en las dos mamilas en que terminan los vasos espermáticos en el paraje de su inserción ; se sabe que la vulva de la hembra está colocada encima del ano, y no debajo como en los Cuadrúpedos; que el Gallo se acerca á la Gallina con paso oblicuó y acelerado, bajando las alas como un Pavo al hacer la rueda, desplegando también su cola á medias, y acompañando la acción con un murmullo expresivo , con movimiento de trepidación y con (odas las s.-ñales de un deseo urgente ; que se ¡anza sobre la gallina, la cual lo recibe doblando las piernas, agachándose hasta el suelo, y separando los dos planos de plumas largas que componen la cola; se sabe que el macho coge con el pico la cresta de las plumas de la coronilla de la hembra, ya sea por via de agasajo, ya para guardar el equilibrio; que recoge la parte posterior de su cuerpo donde se halla su doble pene, y la aplica vivamente á la parte posterior de la gallina donde está el orificio correspondiente; que esta cópula es mas breve cuanto mas se repite; parece que el Gallo se regocija después , manifestándolo con un sacudimiento de las alas y con una especie de canto de alegría y de victoria ; se sabe que el Gallo tiene testículos, que su licor seminal reside como el de los Cuadrúpedos en los vasos espermáticos; y finalmente, se sabe por observación mia, que el de la gallina reside en la cicatrícula de cada huevo coaio la de las hembras Cuadrúpedos en el cuerpo glanduloso de los testículos. Aunque se ignora si ei doble pene del Gallo ó si solo uno de ios dos penetra en el orificio de la hembra, ó aun si hay todavía introducción real, ó una compresión fuerte ó un simple contacto, sin que se alcance cual deba ser precisamente la condición de un huevo para que pueda ser fecundado, ni hasta qué distancia se extiende la acción del macho; en una pa-

Si un huevo desprendido del ovario se encuentra durante algún tiempo detenido en su erecimiento por cualquier accidente fácil de suponer, y estando formado cuanto es posible, se encuentra en la esfera de actividad con otro huevo que tenga toda su fuerza; este lo arrastrará tras sí, resultando de ello un huevo dentro de otro.

De la misma manera podrá comprenderse la razón ile hallar en él algunas veces un alfiler ó cualquier otro cuerpo extraño que habrá podido penetrar hasta el oviducto.

Existen gallinas que ponen los huevos sin cascara, ya por falta de la materia propia que forma dicha cascara, ya porque son arrojados del oviducto antes de su completa madurez; pero nunca nace de ellos el polluelo, lo que, según dicen , sucede á las gallinas que están demasiado gordas. Otras causas directamente opuestas producen los huevos con cascara excesivamente densa, y aun los hay con dos; habiéndose visto que algunos conservaron la pedicula que los sujetaba al ovario: otros que estaban configurados á modo de media luna; otros que tenian la forma de una pera; y por lin, otros que llevaban impresa en su concha ia figura de un sol, de un cometa, de un eclipse ó de cualquier otro objeto con que estuviese herida la imaginación; y hasta se han visto algunos luminosos. Lo que habia' de positivo en aquellos primeros fenómenos, es decir, en las alteraciones de la forma del huevo ó las señales de su superficie, solo debe atribuirse á las diferentes compresiones que sufrió mientras su cascara estaba todavía bastante flexible para ceder al esfuerzo, y sin embargo harto firme para conservar la impresión. No es tan fácil el dar razón de los huevos luminosos. Un doctor alemán los ha visto debajo de una clueca blanca, fecundada, añade, por un gallo muy ardiente; y si bien la delicadeza no permite negar la posibilidad del hecho, con todo, como es único en su clase, será prudente repetir la observación antes de explicarla.

Relativamente á los supuestos huevos del Gallo que carecen de yema, y según la opinión del pueblo, contienen una serpiente, no son á la verdad otra cosa que el primer producto de una gallina muy joven, ó el último esfuerzo de otra agotada por su misma fecundidad ; ó por último , unos huevos imperfectos cuya yema se habrá roto en el oviducto de la Gallina, ya sea por algún accidente, ya por un vicio de conformación , y que sin embargo conservan cordones ó chalazas que los amigos de lo maravilloso no habrán dejado de tomar por una serpiente ; todo lo cual ha demostrado Mr. de la Peyronie con la disección de una gallina que ponía huevos de aquella clase; pero ni este ni Tomás Bartholin, que han disecado algunos gallos tenidos por ovíparos, han encontrado en ellos nuevos, ni ovarios ni ninguna parte equivalente.

Las Gallinas ponen indistintamente todo el año, menos en tiempo de la muda , que suele durar seis semanas ó dos meses á fines del otoño ó principios del invierno: dicha muda consiste en la caida de las antiguas plumas que se desprenden como las hojas secas de los árboles, ó como la antigua palazon del Ciervo, por empujarlas las nuevas, á lo que están sujetos los Gallos lo mismo que las Gallinas. Lo mas notable es que las nuevas salen á veces de diferente color que las anteriores. Uno de nuestros naturalistas lo observó en una gallin„ y un gallo, y cada cual puede hacer igual observación'en otras especies de aves, y particularmente en los Bengalis, cuyo plumaje varía casi todo.s lósanos; sucediendo generalmente que la mayor parte de las aves tienen sus primeras plumas al nacer de diferente color del que deben tomar con el tiempo.

La ordinaria fecundidad de las Gallinas consiste en poner casi todos los días; y algunas hay, según úicen, en Samogicia, en Malaca y en otras partes , que ponen dos veces al dia. Aristóteles hace mención de |

Índice de páginas de Zoología Aves.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.