Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 474 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.



474 LOS TRES REINOS DE LA NATURAI.EZA-.

;,qu lugar dar al Gallo calzarlo basta el narimienlo

de los dedos, y al del Japn que lo es hasta las uas? Por fin, si pretende colocar los Gallinceosen la rase de los Granvoros, creyendo ver claramente en el nmeroy estructura de sus estmagos intestinos la disposicin mantenerse de granos y otras especies vejetales, qu atribuir la prelerencia que su apetito muestra constantemente por las Lombrices, y aun por toda clase de carne picada, cocida cruda, sino se persuade de que la naturaleza que hizo granvora la Gallina, segn manifiestan sus largos intestinos y sus dos estmagos , quiso tambin hacerla vermvora y aun carnvora, como da entender su pico algo retorcido? mas bien , si obra de buena fe, no deber convenir en que las conjeturas que cada cual se atreve aventurar sobre las intenciones de la naturaleza y los esfuerzos que tienden encerrar la inagotable variedad de sus obras en los estrechos lmites de un mtodo particular, parecen hechos nicamente para dar cuerpo las ideas vagas y las diminutas especulaciones de un espritu que no puede concebirlas grandes, alejndose mas y mas de la verdadera marcha de la madre comn y del conocimiento real de sus producciones? Asi, pues , sin que pretendamos sujetar la numerosa familia de las aves por un mtodo riguroso, ni encerrarla toda entera en aquella especie de red cientfica de la que, pesar de nuestras precauciones, no dejaran de esraparse algunas,nos contentaremos con unir aquellas que nos parezcan mas relacionadas entre si, describindola con los rasgos mas caractersticos de su conformacin interior, y sobre todo por los principales hechos de su historia.

El Gallo es un ave pesada, de grave y lento paso, que como tiene las alas muy cortas, no vuela sino rara vez, y en algunas ocasiones con unos gritos que expresan su esfuerzo. Canta indistintamente de dia y noche, pero ciertas horas con regularidad; siendo s canto muy diferente del de la hembra , aunque tambin hay algunas que gritan como el Gallo, es decir, que hacen el mismo esfuerzo con el gaznate, aunque con menos efecto , pues su voz no es tan fuerte ni su grito tan articulado. Escarba la tierra para buscar el alimento ; traga tantas piedrecitas como granos, sin que esto dae su digestin; bebe tomando el agua en el pico y levantando cada sorbo la cabeza para engullirla; duerme las mas veces sobre un pi(f), escondiendo la cabeza debajo del ala del mismo lado. Cuando su cuerpo se halla en la postura natural, se sostiene casi paralelo al plano de posicin, y lo mismo sucede con el pico ; el cuello se eleva verticalmente; la frente est adornada con una cresta encarnada y carnosa, y tiene debajo del pico dos membranas del mismo coior y naturaleza, que ni son carne ni membrana , y si una sustancia particular que no se parece otra alguna.

En ambos sexos las narices estn colocadas ??? y otra parte del pico superior, y las orejas cada lado de la cabeza , con una piel blanca debajo de cada una; los pies tienen comunmente cuatro dedos y algunas veces cinco, aunque siempre tres hacia delante y los dedos hacia atrs; las plumas salen de dos en dos de cada can, cuyo carcter no deja de ser muy singular , y solo han reparado enl muy pocosnatralistas. La cola est casi recta, y no obstante puede inclinarse uno y otro lado del cuello ; esta cola en la raza de Gallinceos que la tienen , est compuesta de catorce plumas grandes que se dividen en dos planos iguales , inclinados uno hacia otro, y se renen por su borde superior formando un ngulo mas menos agudo : pero lo que distingue al macho es que las dos

(1) De resulta de esta actitud habitual el muslo que ordinariamente sostiene el cuerpo es el mas carnoso; y nuestros golosos saben muy bien distinguirlo en los capones y las pollas cebadas.

plumas del medio dla cola son mucho mas largas que las dems y se encorvan en forma de arco; que las plumas del cuello y del obispillo son largas y angostas y que sus pes estn armados con espolones. A pesar de esto, no deja de haber Gallinas que los tienen aunque son muy raras; y se observan en ellas varias otras conexiones con el macho : su cresta se eleva lo mismo que la cola : imitan al canto del G:dlo, y procuran remedar esle en cosas mas esenciales, sin que por esto deba considerrselas como hermafroditas, pues son incapaces de las verdaderas funciones masculinas, y muestran particular repugnancia aquellas que nicamente pudieran desempear: por cuyas razones no debe mirrselas sino como enemigos viciados indecisos, privados del uso del sexo y aun de los atributos esenciales de la especie , porque no les es dable perpetuar ninguna.

El buen Gallo es aquel que tiene fuego en los ojos, arrogancia en el andar, soltura en los movimientos y todas aquellas proporciones , anuncios de la fuerza. Un Gado de esta naturaleza no impondr a) Len, como han querido suponer; pero inspirar amor un gran nmero de Gallinas. Si se le quiere bien, no deben ponerse su disposicin mas de doce quince. Columela no queria que pasasen de cinco ; mas aun cuando tuviese cincuenta cada dia, afirman que no dejara de juntarse con todas. Verdad es que no puede asegurarse si todos estos contactos son reales, eficaces y capaces de fecundar los huevos de la hembra. No son menos impetuosos sus deseos que ai parecer frecuentes sus necesidades; pues cuando por la maana se le abre la puerta del corral donde ha estado encerrado por la noche, el primer uso que hace de la libertad es el de unirse con sus Gallinas; de modo quila necesidad de comer se muestra en l la segunda, y as es que cuando ha estado privado do sus hembras durante algn tiempo, se dirige la primera que se le presenta, mas que sea de otra especie muy distinta, tomando veces por tal al primer macho que encuentra mano. El primer hecho est citado por Aristteles, y atestiguarlo el segundo por la observacin de Edwards, y por una ley de que habla Plutarco , que condenaba al fuegn todo Gallo convencido de este exceso de naturaleza.

Para poder lograr una casta pura es necesario que las Gallinas sean adecuadas al Gallo; mas si se pretende variar y aun perfeccionar la especie deben cruzarse las razas. No se habia ocultado los antiguos esta observacin ; pues Columela asegura que los mejores pollos son los que proceden de la unin de un Gallo de casta extranjera con las Gallinas comunes: y aun vemos en Ateneo la prctica de esta idea, dando un Gallo faisn las Gallinas comunes. En los dos casos deben escogerse aquellas que tienen los ojos mas despiertos, la cresta flotante y encarnada, y que carecen de espolones; las proporciones de su cuerpo son por lo general mas finas que las del macho; no obstante tienen las plumas mas anchas , y mas bajas las piernas. Las aldeanas inteligentes dan la preferencia las Gallinas negras por ser mas fecundas que las blancas, y porque se ocultan mas fcilmente de la vista penetrante del ave de Rapia que se cierne sobre los gallineros.

Tiene el Gallo gran cuidado y tambin vigilancia y temor por sus Gallinas: casi nunca las pierde de vista, las guia, las defiende, las amenaza; va en busca de las que se descarrian, las une las dems, y solo se entrega al gusto de comer cuando ve que todas In hacen su alrededor. A juzgar por las diferentes inflexiones de su voz y variada expresin de su semblante , debe creerse que les habla distintos lenguajes. Cuando las pierde da seales de pesar; y aunque es tan zeloso como amante, ninguna maltrata : sus zelos solo le irritan contra sus competidores : si se presenta otro Gallo no le da tiempo de emprender la



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Actualiza la información que consideres obsoleta comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.