Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 472 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



abundancia no tiene tantas moléculas orgánicas su-pérlluas.

Me lian asegurad'> que es salvaje en la isla de Francia, y que pone allí ocho, diez y doce huevos en tierra entre los bosques; al par que las que están domesticadas en Santo Domingo, y que buscan también lo mas frondoso de los vallados y zarzales para depositar sus huevos, ponen hasta ciento y ciento cincuenta, con tal que quede alguno de ellos en el nido.

Estos huevos son á proporción mas pequeños que los de la Gallina común ; y además tienen la cascara mucho mas dura; pero hay notable diferencia entre los de la Pintada doméstica y los de la silvestre : los de esta tienen unas manchitas redondas como las del plumaje, que no se ocultaron á Aristóteles; al paso que los de la doméstica son primero de un encarnado muy vivo , que se vuelve después mas sombrío y termina en color de rosa seca. Si este hecho es cierto, como measegura Mr. Tousnier que ha criado muchas de estas aves, la influencia del estado doméstico es en ellas de mucha consideración, pues altera no solo los colores del plumaje, según tenemos dicho mas arriba, sino también ios de la materia de que se forma la cascara de los huevos; y como esto no sucede en las demás especies, es nueva razón para creer la naturaleza de la Pintada menos tija y mas sujeta á variación que la de las demás aves.

El problema no resuelto todavía es el averiguar si la Pintada cuidad no de su parva. Belon está por la afirmativa sin restricción alguna; Trisch se inclina también al mismo parecer con respecto á la grande especie que se coloca en los lugares secos, y asegura lo contrario de la pequeña que busca los pantanos; sin embargo, el mayor número de testimonios la acusan de indiferencia en este artículo; y el jesuíta Margat nos refiere que en Santo Domingo no se le permite que empolle sus huevos, en razón á que no les guarda un afecto constante, abandonando á menudo sus polluelos; y se prefiere el hacerlos empollar por pavas ó Gallinas comunes.

No hallo dato alguno sobre el tiempo que dura la incubación, aunque si ha de juzgarse por el tamaño del ave y por lo que se sabe de las especies con que tiene mas conexión, puede suponerse que dura tres semanas , mas ó menos según el calor de la estación 6 del clima, la aplicación de la llueca, etc.

En un principio las pintadas jóvenes no tienen ni barbillos ni cáseo, pareciéndose entonces por el plumaje y color de los pies y del pico á unas perdices encarnadas; sin que sea fácil distinguir los machos nuevos de las hembras viejas, pues en todas las especies la madurez de las hembras es semejante ala infancia de los machos.

Las Pintadas jóvenes son muy delicadas é igualmente difíciles de criar en nuestros paises septentrionales, por ser indígenas de los climas abrasadores del África: en Santo Domingo se las mantiene, lo mismo que á las viejas, con mijo; en la isla de May, según el padre Margat, con Cigarras y gusanos que ellas mismas encuentran rascando la tierra con las uñas; y según Trisch, viven de toda especie de granos é Insectos.

El macho procrea igualmente con la Gallina doméstica, mas es una especie de generación artificial que exige muchas precauciones, siendo la principal h de criarlos juntos desde su juventud : y las aves mestizas que resultan de esta mezcla forman una casta bastarda, imperfecta, desechada por decirlo así de la naturaleza, y que no poniendo por lo regular sino huevos hueros, no ha podido hasta ahora perpetuarse con regularidad.

Las Pintadas jóvenes de corral en nada difieren de las Perdices en su excelente sabor; mas las silvestres de Santo Domingo son un manjar muy exquisito y superior al Faisán,

Los huevos de la Pintada son también muy buenos para comer.

Ya hemos observado que esta ave era de origen africano , y de aquí han procedido cuantos nombres se le han dado de. Gallina africana, nuniidica, ei-tranjera, Gallina de Berbería, de Túnez, de Mauritania . de Libia, de Guinea (de donde se ha formado el nombre de Guinctte) de Egipto, de Taraon, y aun de Jcrusa'én. Algunos mahometanos las anunciaron con el nombre de Gallina de Jerusalen, y las vendieron álos cristianos: estos dieron por ellas cuanto aquellos pidieron ; pero descubierta la superchería, las volvieron á vender con ventaja á los piadosos musulmanes, bajo el nombre de Gallinas de la Meca.

Hay de este género de aves en la isla de Francia y en la de Borbon , á donde fueron llevadas muy recientemente, y en donde se han multiplicado sobre manera : son conocidas en Madagascar bajo el nombre de Acancas, y en el Congo bajo el de Quetelas: son muy comunes en Guinea y en la costa de Oro, donde no se crian domésticas masque en el cantón de Acra, en Sierra-Leona, en el Senegal, en la isla de Sorca, en la del Cabo-Verde, en Berbería en Egipto, en Arabia y en Siria, no se dice si las hay en las islas Canarias ni en la de. Madera. Gentil refiere haber visto en Java Gallinas pintadas, mas se ignora si eran domésticas ó silvestres, inclinándome yo á creer que serian mas bien domésticas, y que habian sido transportadas desde Afria al Asia , del mismo modo que lo fueron á la América y Europa. Mas como estas aves estaban acostumbradas á un clima muy cálido, no han podido habituarse á los paises glaciales que circuyen el mar Báltico: asi es que no se hace de ellas mención en la Taunasuecia de Linneo. Klein no habla de ellas al parecer siuo con referencia á otros, y aun vemos que á principios del siglo xvm eran muy raras en Inglaterra.

Nos dice Varron, que en su tiempo las Gallinas africanas (así llama las Pintadas) se vendían muy caras en Roma á causa de su escasez; eran mucho mas comunes en Grecia en tiempo de Pausanias, pues este autor dice muy positivamente que la Meleágrida era con el Ganso común la ofrenda ordinaria de las personas poco acomodadas, en los misterios solemnes de Isis. A pesar de esto, no hay que persuadirse que las Pintadas fuesen indígenas de la Grecia, ya que, según Ateneo, los etolios pasaban por los primeros griegos que poseyeron estas aves en su país. Por otra parte, no reconozco algún rasgo de emigración regular en los combales que de estas aves venían á darse cada año en Beocia sobre el sepulcro de Meleagro, no menos citados por los naturalistas que por los mitológicos; de donde les ha venido el nombre de Meleágri-das, así como el de Pintadas les fue dado no tanto por la hermosura como por la agradable distribución de los colores que matizan su plumaje.

PINTADA MITRADA.

Numida mitrata (Pallas, Lath., Temm.)

Tiene las proporciones de la Pintada común, pero su casco cónico no es tan grande. La cima de la cabeza y la periferia del pico son de un rojo sucio. Los apéndices mas desarrollados en el macho, son delgados en el punto de su inrercion y rojos en su cima. La garganta presenta uno de los repliegues longitudinales de la piel que es bastante floja. La parte superior del cuello está desnuda y es azulada Generalmente el plumaje es negruzco con manchas blancas algo mayores que las de la Pintada común. El pico es corneo y los pies son negruzcos.

Esta pintada habita en la isla de Madagascar, la Cafreria y algunos otros puntos de la costa de África, juntamente con la especie común, de la cual, sin duda no es otra cosa que una variedad.

Índice de páginas de Zoología Aves.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.