Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 468 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



, simple agitacin de las ramas de las hojas de un rbol es suficiente, para alarmarlos.

Los que penetran en la trampa despus de engullir perfectamente, levantan la cabeza y procuran hacerse paso travs de la pared superior de los custados de la jaula : pasan una y otra vez sobre el puente, pero ni un solo instante bajan los ojos, ni procuran salvarse por la senda que les dio entrada. Asi permanecen prisioneros hasta el instante en que el propietario llega, cierra la trampa, y se apodera de estas aves golosas.

He oido referir que de este modo se haban cogido hasta diez y ocho pavos de una vez. Por mi parte tuve tambin muchas trampas de esta especie, pero nunca pude hallar mas de siete individuos la vez. En un invierno tom razn del producto de una trampa que diariamente tenia cuidado de visitar y hall que en el espacio de unos seis meses cayeron prisioneros hasta setenta y seis.

Cuando estas aves abundan con exceso, sacios ya de su camelos propietarios dlas trampas, descuidan el visitarlas por espacio de muchos dias, y algunas veces durante semanas enteras. Entonces los miseros prisioneros perecen de hambre, pues por muy extrao que esto pueda parecer, es lo cierto que muy pocas veces buscan su libertad, como les seria fcil, con solo bajar la zanja y desandar sus pasos. En mas de una ocasin hall cuatro, cinco y hasta diez individuos muertos en una sola de estas jaulas consecuencia de haberlos abandonado. Cuando los Zorros los Linces abundan en aquellos distritos suele acontecer que se apoderen de la presa antes de llegar el dueo de la trampa. En una maana tuve el gusto de sorprender dentro de una de estas jaulas un magnifico zorro negro, que al verme procur ocultarse creyendo que yo iba pasar en otra direccin.

Los Pavos silvestres se acercan con frecuencia los domsticos y se asocian ellos, bien les atacan para utilizarse de sus provisiones. Algunas veces los machos consagran sus caricias las hembras domsticas, y son generalmente bien recibidos por ellas y por su dueo, que conoce, perfectamente la ventaja que resulta de semejantes ayuntamientos; porque los productos de esta cruza son mucho mas vigorosos que los procedentes de los individuos domsticos, siendo por otra parte mas fciles de criar.

Cuando me hallaba en Henderson sobre el Oho, entre muchas aves silvestres posea nn precioso pavo del sexo macho que habia hecho criar cuidadosamente desde su mas tierna edad, pues le habia cogido cuando solo contaba dos tres dis de existencia. Se habia hecho tan familiar, que segua de cerca cuantos le llamaban, y por tanto era el favorito de toda la poblacin. Sin embargo, nunca se posaba al lado de las Pollas de Indias domsticas, y todas las tardes se retiraba al tejado de la casa basta que ya habia oscurecido completamente. A la edad de dos aos comenz volar hacia la selva donde pasaba la mayor parte del dia, para volver de su guarida al acercarse la noche. As continu basta la primavera siguiente en que le vi, repetidas veces, volar desde mi casa hasta la copa de ! un gran algodonero situado las mrgenes del Oho, y despus de descansar algunos instantes, se diriga iiria la margen opuesta para volver despus, al hacerse de noche, debiendo advertir que la latitud del rio, por aquella parte, era como de media milla.

Una maana, muy de madrugada por cierto, observ que encamin su vuelo en una direccin que no solia, v sn embargo, no lijla atencin en esla particularidad ; pero muchos dias trascurrieron desde entonces sin saber yo su paradero. En una ocasin me dirig cazar haca unos lagos que sitan cerca del rio Verde, y despus de haber caminado como unas cinco millas, vi que un magnfico Gallo de Indias atravesbala misma senda quo yo, siguiendo con

vos que en ella habin, silb fuertemente, y al instante mismo en que atentas las aves este ruido alzaban la cabeza, nuestro colono tir del cordn, el arma descarg con una explosin terrible y en seguida huyeron los Pavos sin direccin determinada en el mas completo desorden. Hallronse en la zanpa nueve victimas , y el resto de la bandada, al menos en aquel ao, renunci comer el trigo de aquellas posesiones.

En la primavera acuden los Pavos al silbido que se origina soplando de cierto modo travs de uno de los huevos que se encuentran en la segunda articulacin del ala de esta ave, produciendo as un sonido que se parece la voz de la hembra, por eso al oira el macho se aproxima, y entonces es cuando se retira. Pero este ejercicio requiere una gran perfeccin, por-ue los Pavos tardan muy poco en reconocer los sontos contrahechos y acreditan cuando estn medio omesticar , mucha circunspeccin y no menos astucia.

Con frecuencia he visto responder esta especie de grito sin dar un solo paso, desconcertando as al cazador que no se atreva salir del lugar donde se ocultaba, por temor deque, al descubrirle el ave, malograse todos sus esfuerzos para conseguirla. En esta estacin se matan muchos cuando estn encaramados, y responden por medio de un cloqueo prolongado un sonido que imita al grito del Mochuelo.

Pero el medio mas comn de obtener Pavos silvestres, es usar una especie de trampa. Colcase en la parte del bosque donde se ha observado que estos animales acostumbran posarse, y se construye del modo que vamos manifestar. Crlanse varios arbclillos que tengan cuatro cinco pulgadas de dimetro, y se dividen en cepos porciones, cuya longitud sea como de doce catorce pies.

Colcanse dos de estas piezas en tierra, paralelamente, y una distancia como de diez doce pies; situndose otras dos sobre las extremidades de las primeras, formando ngulo recto, y as sucesivamente se acomodan varias fuerzas de madera las unas encima de las otras hasta la altura de cuatro pies sobre poco mas menos. Cbrese entonces la caja de porciones semejantes que distan entre si romo cosa de cuatro pulgadas, poniendo encima dos tres troncos de rbol bien pesados para dar al conjunto mayor solidez. Hecho esto, se abre debajo de uno de los costados una zanja como de diez y ocho pulgadas de profundidad y otras tantas de latitud, que entra en la jaula trampa siguiendo una direccin oblicua: se continua hacia fuera la escavacion, hasta llegar cierta distancia, de tal modo que subiendo gradualmente se llegue al nive] del terreno. Dentro de la jaula y lo largo de sus paredes, colocarse algunos trozos de madera, de tal modo, que fiemen una especie de puente, cuya latitud sea la de un pi. As concluida la trampa, el propietario introduce en su interior una provisin de moiz que disemina igualmente lo largo de la zanja, y de trecho en trecho siembra algunos granos que algunas veces se extienden hasta una milla de longitud. Esta operacin se renueva en cada una de las visitas que se hacen la trampa, despus que los Pavos la han descubierto ya.

Algunas veces, en vez de una zanja se escriban dos, en cuyo caso se abren sus extremidades en los dos lados opuestos de la trampa; y uno y otro estn provistos de trigo. Al momento en que un Pavo descubre el reguero rastro del grano, lo participa su btndada por medio del cloqueo: en breve acuden todos, y buscando los granos esparcidos por todas partes, van encaminndose hacia la zanja, en la cual penetran empujndose uros otros para atravesar la senda que hay debajo del puente. De est modo suele acontecer que en tiempo de hielos toda la bandada penetre en la jaula, pero con mas frecuencia solo se introducen en nmero de seis siete, porque el menor ruido, la

Índice de páginas de Zoología Aves.

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.