Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 467 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



alas, azotarse con ellas los costados, como lo hace la Gallina, ciar dos tres saltos en el aire y sacudirse fuertemente.

Guando buscan su alimento entre las hojas secas 6 en la tierra , tienen la cabeza alta y miran en todas direcciones; pero cuando las piernas y los pies han concluido su tarea , se ve los Pavos asir instantneamente su alimento valindose del pico, lo queme hace creer que con frecuencia conocen las sustancias nutritivas escarbando la tierra y por solo el sentido del tacto.

Este hbito que tienen de escarbar y separar las hojas cadas en los bosques, perjudica su seguridad, porque como los parajes que de este modo ponen en descubierto suelen tener hasta dos pies de extensin, se ven cierta distancia, y cuando todava estn recientes dan indicio de hallarse estas aves en 'aquellas inmediaciones.

Durante los meses de esto se detienen en los caminos y en las tierras labradas fin de poderse arrastrar en el polvo, preservndose as de los Insectos parsitos que los devoran en esta poca , y evitar tambin el ataque de los Mosquitos, cuyas picaduras les incomodan sobremanera.

Cuando despus de una nieve abundante , se hiela esta suficientemente para formar una costra slida sobre su superficie, permanecen inmviles los Pavos durante tres cuatro dias y algunas veces hasta por mas tiempo, lo que acredita en ellos una gran facultad de abstinencia. Sin embargo, si se hallan la inmediacin de los coriijos, penetran hasta los establos para proporcionarse alimento. Cuando la nieve se derrite y desciende de las montaas en masas slidas mas menos grandes, recorren esparios considerables, y en vano es que se intente seguirlos, pues ningn cazador por gil que sea conseguir darles alcance.

Tiene por entonces un modo de correr como balancendose , lo cual por muy pesado que parezca, les permite superar en velocidad todos los dems anmales. Montado algunas veces sobre un buen caballo, me vi en la precisin de renunciar la idea de alcanzarlos, despus de haberlos seguido por espacio de muchas horas. Por lo dems no tan solo se observa en el Pavo silvestre, esa propensin de correr continuamente en los tiempos lluviosos de excesiva humedad , pues parece comn la mayor parte de las Gallinas. En Amrica las diferentes especies de Tetras manifiestan la misma tendencia.

En la primavera , cuando los machos, al finalizar la estacin de los amores, estn muy flacos, suele suceder que en una llanura sean alcanzados y apresados por un perro galgo: entonces se acurrucan y se dejan coger, bien sea por el perro por el cazador si le ha podido seguir sobre un buen caballo. He odo hablar mas de una vez de casos de esta especie, pero nunca he sido dichoso para que me hubiesen sucedido.

Los buenos perros olfatean los Pavos que estn reunidos en numerosas bandadas desde una distancia considerable, tal vez desde media milla. Cuando el Perro est bien ejercitado en esta especie de cazas, corre con rapidez y en silencio hasta el instante en que descubre las aves; ladra en seguida, y lanzndose si es posible, al centro de la bandada, ahuyenta lodos los que la componen , los cuales vuelan en diferentes direcciones, y esto sirve de gran ventaja los cazadores, porque si todos los Pavos siguiesen el mismo camino , muy pronto dejarn de permanecer posados y se pondran correr, mientras que cuando se les tiene as separados y el tiempo est en calma, el que se habita esta especie de caza, encuentra estas aves con facilidad y puede tirarles su gusto.

Cuando los pavos se dejan caer sobre un rbol, algunas veces es muy difcil percibirlos causa de su perfecta inmovilidad. Cuando se ha descubierto uno,

es posible aproximarse :.n mucha precaucin con tal que tenga las piernas dobladas, pero en el caso que est de pi, es preciso conducirse con mayor prudencia , pues en el instante mismo que descubr' al Hombre , echa volar alejndose algunas veces distancias bastante considerables para hacer intil toda tentativa de persecucin.

Cuando un pavo ha sido herido en el ala, cae rpidamente en tierra siguiendo una direccin oblicua , y al instante mismo sin perder tiempo en arrastrarse y agitarse como lo hacen otras aves cuando estn heridas, huye con tal velocidad, que si el cazador no es auxiliado por un excelente perro, escusa de contar con su presa. Me acuerdo de haber seguido uno herido de esta manera por espacio de mas de una milla ^es-de el rbol en que se habia posado: habaleperseguidn mi perro sin descanso al travs de uno de los espesos caaverales que tanto abundan en los ricos aluviones de las mrgenes de nuestros rios del Occidente.

Fcilmente se mata los Pavos cuando se les asesta el tiro en la cabeza, en el cuello en la parte superior del pecho; pero si nicamente se les toca en las partes posteriores, vuelan hasta tal distancia que ya el cazador no puede seguirlos. Durante la estacin del invierno muchas personas los cazan la claridad de la luna, sobre los rboles en que estn encaramados. Tambin apresan una gran cantidad de ellos de una manera que acredita muy poco mrito, es decir en otoo cuando procuran atravesar el rio en el mismo instante de llegar la orilla opuesta.

Puesto que me ocupo ahora de la caza de los Pavos, quiero referir el hecho siguiente que me ha sucedido. Era una noche dsl otoo ltimo, poca en que los machos se renen y las hembras tambin, aunque los sexos viven separados; me ocupaba en proseguir mi cftza cuando o el cloqueo de una hembra que no tard en descubrir encaramada sobre una haya. Me adelantaba lentamente y con precaucin cuando o de la otra parte el chillido de algunos machos. Me detuve para asegurarme de la direccin de este ruido , y no bien lo consegu, procur ocultarme detrs de un grueso tronco de rbol que yaca derribado, con mi escopeta armada , esperando con impaciencia lo que la casualidad quisiera depararme. Los Gallos de Indias continuaren en sus chillidos para responder la hembra que aun no habia abandonado su ha\a. Dirigindose mi vista sobre el tronco not como hasta vcinle grandes gallos de esta especie que va recta se encaminaban con precaucin, hacia el lugar donde yo estaba oculto; y tan de cerca llegaron, que con toda distincin poda ver la luz que brillaba en sus ojos.

Dispar el arma y derrib tres, pero los dems en vez de alzar el vuelo, pusironse caminar gravemente al rededor de sus compaeros muertos, de tal modo que si no hubiese retrocedido ante la idea de una carnicera intil todava me hubiese sido fcil derribar algunos otros. Me descubr por ltimo y dirigindome hacia el paraje en que las aves estaban muertas ahuyent al resto de la bandada.

Imagino tambin que puede haber algn inters en la relacin siguiente que voy referir tal como la he odo de los labios de un respetable colono. Habia muchos Pavos en las inmediaciones del cortijo en que habitaba, y dejndose caer sobre los campos, en la poca dla germinacin del grano, destruan enormes cantidades de l. Resolvi tomar venganza, y al efecto en la situacin que le pareci mas conveniente abr i una larga zanja, donde distribuy el grano abundantemente; despus carg un trabuco casi hasta la boca y lo dispuso de tal modo, que por medio de un cordn, y sin que le viesen las aves, podia hacer fuego. Los Pavos en breve descubrieron y devoraron el trigo de la zanja sin dejar por eso de asolar los campos. Continu el colono derramando trigo en la zanja y cuando un dia la vio negrear causa del excedvoTlmero de Pa-

Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza. Tomo 3 Zoología. Aves. Página 467 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.