Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 460 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



raje caliente y seco, donde se haya extendido una capa de estircol largo bien triturado; y cuando se desea que salgan al aire libre, debe hacerse gradualmente escogiendo los dias mas hermosos.

El instinto de los pavipollos les hace preferir que les den su alimento en la mano mejor que de otro modo, juzgando de su necesidad cuando se les oye piar, lo que sucede muy frecuentemente, y dndoles de comer cuatro cinco veces al dia. El primer alimento ser vino y agua, que se les soplara en el pico, mezclndole despus algunas migas de pan; hacia el cuarto dia se les darn los huevos echados perder cocidos picados primero con las migas y despus con ortigas; estos huevos perdidos, ya sean de pava de gallina sern para ellos el mas saludable alimento; los diez. doce dias se suprimen los huevos, se mezclan las ortigas picadas con mijo con harina de maiz, de cebada, de trigo alforfn, bien para ahorrar el trigo sin detrimento de tos pavipollos, con leche cuajada, lampazo, algo de magarzuela, semilla de ortiga y salvado; en lo sucesivo bastar darles toda especi de frutas podridas cortadas pedacitos, y sobre lodo la de zarzas y de morales blancos, etc.; cuando se advierte en ellas cierta languidez, se sumergir su pico en vino, para que beban un poco, y se les har tragar asimismo un grano de pimienta : algunas veces aparecen entorpecidos y sin movimiento si les ha sorprendido alguna lluvia fria, y seguramente moriran si no se cuidase de envolverlos en paos calientes, soplndoles con frecuencia en el pico un aire tambin caliente. Es preciso visitarlos de vez en cuando y reventar las vegiguillas que suelen salirles debajo de la lengua, y alrededor del obispillo, dndoles de beber agua de herrumbre, y aun hay quiert aconseje lavarles la cabeza con dicha agua, para precaver ciertas enfermedades que estn sujetos: peroren este caso se les debe bnjugar con mucho esmero, pues todos saben cuan contraria es la humedad los pavipollos.

La madre los guia con la misma solicitud y cario que la Gallina sus polluelos, y los calienta debajo de sus alas con igual afecto, defendindolos con igual valor. Parece que la ternura que le inspiran da nas perspicacia su vista: pues descubre al ave de Rapia desde una distancia prodigiosa y cuando ain es invisible para todos; apenas las percibe lanza un grito deespanlu que llena de consternacin toda la parva; cada pavipollo se refugia en los zarzales se agacha entre la yerba, donde la madre hace que permanezcan repitiendo el mismo grito de terror lodo el tiempo que el enemigo se halla su alcance : mas apenas lo ve tomar otro rumbo, cuando !o advierte con otro grito muy diferente del primero y que para todos los polluelos'es seal de salir del paraje en que estaban escondidos y de reunirse alrededor de la pava.

Cuando han acabado de salir del cascaron tienen la cabeza poblada de una.especie de plumn , pero carecen de carne glandulosa y de barbillos, cuyas partes no se desarrollan sino al cabo de seis semanas dos meses, que es cuando, segn se dice vulgarmente , empiezan enrojecerse. El tiempo de este desarrollo es para ellos el mas critico, asi como el de ra denticin lo es para los nios ; y entonces es cuando principalmente debe mezclarse vino con su alimento para fortificarlos : algn tiempo antes de esta poca comienzan posarse.

Pocas veces se les castra como los pollos, pues engordan muy bien enteros, y su carne no es menos delicada por eso : prueba nada equivoca de que su temperamento es menos clido que el de los Gallos comunes.

Cuando esln ya fuertes dejan su madre, mas bien esta los abandona, porque desea empollar otra vez. Cuanto mas dbiles y delicados estn los pavitos en su primera edad, mas robustos son despus y capaces de sufrir las injurias de la intemperie : gustan

accin; y pueden drsele de cinco seis pavas. Si hay-varios machos reirn unos con otros, aunque no con el encarnizamiento de los Gallos comunes, pues teniendo estos mas ardor por sus hembras se hallan tambin mas animados contra sus rivales, y la guerra que se hacen suele ser un combate mortal, habindose visto que algunos atacaron Pavos de doble tamao que el suyo y les dieron muerte. No faltan motivos de guerra entre los Gallos de ambas especies; pues como dice Sperlin , el Pavo privado de sus hembras se dirige las Gallinas comunes, y las pavas en ausencia de su macho se ofrecen al Gallo comn , y aun le imitan muy vivamente.

La guerra de Jos Pavos entre s es mucho menos violenta : el vencido no cede siempre el campo de batalla , veces es preferido por las hembras. Se ha notado que habiendo batido un pavo negro otro blan-cii , casi todos los pavipollos de. la parva fueron blancos.

La cpula de los Pavos se verifica casi del mismo modo que la de los Gallos, aunque dura mucho mas tiempo; y tal vez por esta razn no necesita el macho de tantas hembras, y su extenuacin es mas prematura. He dicho mas arriba, refirindome Sparling, que se uniaalgunas veces las Gallinas comunes : el misino autor supone que Cuando se ve privado de sus hembras se junta de) mismo modo con la hembra del Pavo real (lo que es posible) y tambin con la del Aade (lo que me. parece menos verosimil).

La pava no es tan fecunda como la Gallina comn: para incitarla poner es preciso darle de vez en cuando caamn , avena y alforfn, y pesar de esto no hace mas que una puesta de unos quince huevos al ao: cuando hace dos, lo que es muy raro, empieza la primera a unes del invierno y la segunda en el mes de agosto; los huevos son blancos, con algunas man-chitas de amarillo rojizo, y en lo dems estn organizado- corta diferencia como los de la Gallina comn. La pava empolla tambin los huevos de toda clase de aves, y se conoce que desea empollar cuando, despus de haber hecho su puesta, permanece en el nido : para que este le agrado debe estar situado en paraje seco, y posicin favorable segn la temperatura , y no muy ii la vista : pues su instinto la lleva comunmente esconderse con gran cuidado cuando empolla.

Las pavas del ao anterior suelen ser las mejores lluecas, y se dedican esta ocupacin con tantoardor y asiduidad, que moriran de desfallecimiento sobre sus huevos si no se, tuviese cuidado de levantarlas una vez al dia para alimentarlas. Es lan fuerte y duradera esta pasin, que algunas veces sacan las polladas seguidas, y en este caso debe mantenrselas con un alimento mas sustancioso. El macho tiene un instinto enteramente contrario, pues si llega ver su hembra empollando, rompe los huevos considerndolos como obstculo sus placeres; y tal vez por esta rozn la hembra se esconde entonces con tanto cuidado.

Cuando ha llegado el tiempo de la salida de los pavipollos, estos taladran con su pico la cascara de lluevo que los encierra; mas esta es veces tan dura tan dbiles los picos que pereceran si no se les ayudase romperla; cuya operacin ha de hacerse con el cuidado debido y siguiendo en cuanto sea posible el mtodo de la naturaleza. Tambin pereceran al momento por poco que en un principio se les manejase con aspereza, dejndoles padecer hambre exponindoles la intemperie : el fri, la lluvia y aun el roci los constipa; el sol fuerte los mata casi repentinamente, y algunas veces mueren aplastados por los pies de su misma madre. Muchos peligros son estos para un animal tan delicado, por cuya razn y causa de la menor fecundidad de las pavas, es esta especie en Europa mucho menos numerosa que la de las Gallinas comunes.

Los pavipollos han .le estarlos primeros dias en pa-

Índice de páginas de Zoología Aves.

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.