Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 453 Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



raaon porque so hadado ú esos IwSXOS el iiumbrc «le zelirianos [ova zephiria), no porque se hayan persuadido de que basle un dulce cedro para impregnar las pavas reales y todas las aves hembras que ponen sin la cooperación del macho, sino porque no suelen poner huevos mas que en la plácida estación, anunciada ordinariamente y aun designada por los cobros.

Estoy también por asegurar que la vista de su midió gallardoándose á su alrededor, ostentando su hermosa cola, haciendo la rueda, y mostrándoles lona la expresión del deseo, puede animarlas todavía mas á hacerlas producir mayor número de tales huevos estériles: pero lo que yo nunca creeré es que aquel agradable manejo y caricias superficiales: (mojiganga- , por decirlo así, de pisaverdes) puedan producir una fecundación verdadera, mientras no estén acompañados de unión masíntima, y demás eficaces contactos; por manera, que si se ha creído que algunas pavas reales hubiesen sida fecundadas de este modo por la simple vista, seria sin duda por que dichas pavas babian sido cubiertas realmente sin haberlo notado.

Estas aves se encuentran en su entera fecundidad á los tres años, según Aristóteles y Columela, y hasta según Plinio, quien al paso que repite lo referido por Aristóteles, liace en ello algunos cambios. Varron lija esta edail á los dos años, y varias personas que han observado á las aves de que se trata, me aseguran que las hembras empiezan ya á poner á un año, aunque deberán de ser huevos estériles. Sin embargo, casi todos están acordes en decir que á la edad de tres años es cuando los machos han adquirido su entero crecimiento y se hallan en estado de gallear su hembra, y cuando el poder de engendrar se anuncia en ellos por una nueva producción muy considerable, cual es ¡a de las largas v hermosas plumas de su cola, no menos que por el hábito que toman desde luego de desplegarlas, pavoneándose y haciéndola rueda; pues entonces no teniendo ya lo supérfluo del alimento nada que producir en el individuo, se emplea en la reproducción de la especie.

En la primavera es cuando estas aves se buscan y se juntan : si se las quiere adelantar, debe dárselas por la mañana en ayunas cada cinco dias algunas habas tostadas, según el precepto do Columela.

La hembra pone sus huevos á pocos dias de haber sido fecundada. No pone todos los dias, y sí solo de cada tres ó cuatro uno. Según Aristóteles no hace mas que una puesta al año, y esta es de ocho huevos en el primer año, y de doce en los siguientes, aunque esto debe entenderse de las pavas reales, á las que se deja el cuidado de empollar sus huevos por sí mismas y de cuidar de sus polluelos, al paso que si se les quitan sus huevos á medida que, los ponen , para hacerlos empollar por Gallinas comunes , harán tres puestas, que serán, según Columela, la primera de cinco huevos, la segunda de cuatro y la tercera de dos ó tres. En nucítro país |>areee que son menos fecundas, pues no suelen poner mas de cuatro ó cinco huevos al año; mientras que por el contrario lo son mucho mas en las Indias, donde según Pedro Márlir, ponen de veinte á treinta, como llevo dicho mas arriba: y esto proviene en general de que Ja temperatura del clima suele ejercer la mayor influencia, sobre todo cuando tiene referencia con la generación, siendo esta la llave de varias contradiciones aparentes que se encuentran entre lu que dicen los antiguos y lo que pasa á nuestra vista. En un país mas cálido los machos serán mas ardientes, reñirán entre si, necesitaran de mayor número de hembras, y estas pondrán mayor número de huevos; al paso que en otro mas frió serán menos fecundas, y los machos menos lascivos y mas pacíficos.

Si se deja á la pava real en libertad para obrar según su instinto, se la verá poner sus huevos en lugar secreto y retirado. Dichos huevos son blancos y salpicados ciaiei los de la pava, y casi del mismo tamaño. Así que concluye su puesta se echa á empollar. Se ha supuesto que suele hacer su puesta durante

la.....lie, ó mas bien que deja escapar sus huevos de

encima del dormitorio en donde se halla recogida; y de ahí es que se recomienda el poner paja debajo para impedir el que se rompan.

Durante todo el tiempo que dura la incubación , la pava rechaza cuidadosamente al macho, y procura sobre todo ocultarse cuando vuelve á sus huevos; pues tanto en esla especie, como. en la del Gallo y otras

i.....lias, el macho, mas ardiente y menos lid al voto

de la naturaleza, se ocupa mas de su placer individual que de la multiplicación de su especie, y si jiuede sorprender á la clueca sobre sus huevos, los rompe acercándose á da; tul vez con intención premeditada para librarse de un obstáculo que le impide el gozar. Sin embargo, algunos han creído que no los rompía sino por su celo para empollarlos por sí mismo; y entonces el motivo seria muy distinto. I.u Historia Natural tendrá siempre muchas ¡ncertidumbres , que solo podrían desvanecerse observándolo todo con la mayor prolijidad; pero ¿quién podrá hacerlo con la detención que seria indispensable?

La pava real empolla de veinte y siete á treinta dias, masó menos en proporción de la temperatura del clima y de la estación; durante cuyo tiempo debe tenerse cuidado de poner á su alcanpe la suficiente cantidad de alimento, á fin de impedir que obligada á ir á buscarlo lejos, abandone sus huevos demasiado tiempo, y los deje enfriar. Tampoco debe turbársela en su nido, pues por su natural inquieto y receloso abandonara sus Huevos si se ve descubierta, y empezará otra puesta que será inferior á la primera por, la proximidad del invierno.

Se asegura que la pava no aguarda jamás á que nazcan todos sus huevbs, sino que apenas ve salir algunos polluelos cuando lo abandona todo para llevarlos: en este caso será preciso tomar los huevos que no estén todavía empollados para hacerlos nacer debajo de otra clueca , ó en un horno de incubación.

Cuando han salido los polluelos debe dejárseles debajo de la madre por espacio de veinte y cuatro horas, después de las (líales podra transportárselos á una caponera, ho debiendo, según Frisch, devolverse á la madre sino al cabo de algunos dias.

Su primer alimento debe ser harina de cebada desleída en vino, trigo remojado en agua, y también papilla cocida y enfriada ; y después podrá dárselesquesn blanco bien cuajado y sin suero, mezclado con puerros picados, así como de Langostas (de que gustan mucho) á las cuales deben antes cortárseles las piernas. Cuando tengan seis meses, podrán comer trigo, cebada y el pié ó hez de la sidra de manzanas y de peras: también se alimentará con yerba tierna; aunque esta comida por sí sola no 'es conviene, por mas que Ateneo los llame Graminivoros.

Se ha notado que en los primeros dias la madre nunca volvía á recogerse con sus crias en el nido ordinario , ni aun siquiera dos veces en el mismo paraje; y como los polluelos son tan tiernos, y no [ludiendo aun subirse á los arbolen, se hayan expuestos á muchos peligros: de ahí es que deberá velárseles entonces muy.de cerca, acechar el paraje que la madre li.iva escogido para su albergue, y ponerlos en seguridad debajo de una caponera ó en otro recinto formado anticipadamente.

Los pavoncitos basta que están algo fuertes llevan mal sus alas, las arrastran, y no saben servirse de ellas: entonces la madre los toma todas las noches sobre" sus espaldas , y los lleva uno por uno á la rama del árbol eu donde deben pasar la noche; al dia siguiente por la mañana salta delante de ellos desde arriba abajo del árbol y les acostumbra de esta suerte á imitarla y hacer usu de sus alas.

Índice de páginas de Zoología Aves.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.