Zoología. Aves. Página 438. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 438. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


GUACAMAYO NEGRO.

Este guacamayo tiene el plumaje negro con visos de un verde luciente, y estos colores así mezclados son muy semejantes á los del plumaje del Aní. Como nonos ha sido posible proporcionarnos esta ave, no podemos hacer mas que indicar su especie que es conocida de los salvajes de la Guayana: únicamente sabemos que difiere de los otros guacamayos en algunos hábitos naturales, cuales son el no acercarse jamás á poblado, y residir sobre las cumbres secas y estériles de las montañas. Parece que de esta ave habló Laet con el nombre de Araruna ó Machao, y cuyo plumaje, dice, es negro, pero tan mezclado de verde, que despide un brilló admirable visto á los rayos del sol; y añade que tiene los pies amarillos, el pico y los ojos rojizos, y que permanece siempre en el interior de las tierras.

AMAZONA DE CABEZA BLANCA.

Mas exacto seria llamar á este papagayo de (rente blanca, porque el único color blanco que se echa de ver en todo su cuerpo está en la cabeza : algunas ve-ves el color blanco abraza también el ojo y se extiende en el vértice de la cabeza; pero por lo regular no comprende mas que la frente. Dos individuos que he visto retratados y que indican al parecer una variedad de la especie, difieren además por el color , que es de un verde mas subido y dominante en el uno, y menos orlado ele negro, mas claro y mezclado de amarillento en el otro : estos colores están además corlados á manera de festones negros sobre todo el cuerpo y la gar-

. rior, la cual se levanta y forma una especie de cavidad en su raiz. Si el pájaro hace algún esfuerzo para

¡ imitar ciertos sonidos difíciles, se observa también que su lengua se dobla entonces hacia la punta, y cuando come la dobla del mismo modo : facultad de que carecen las otras aves que tienen el pico recto y la lengua puntiaguda, que solo pueden moverla retirándola ó alargándola en la dirección del pico. Por lo demás, este pequeño guacamayo verde es tanto y quizás mas fuerte que la mayor parte de los otros papagayos; aprende mucho mas fácilmente á hablar, y pronuncia con mas claridad que los Guacamayos rojo y azul; escucha á los otros papagayos y aprende como ellos. Su grito es casi semejanse al de los demás guacamayos : únicamente su voz no es ni con mucho tan fuerte, y no pronuncia tampoco con tanta claridad la palabra ara.

Hay quien pretende que las almendras amargas hacen morir á los Loros, cosa de que no he podido asegurarme; pero si sé que el peregil, aun cuando sea en corta Cantidad, y del que parece gustan mucho, les es muy nocivo; y se ha observado que luego que lo han comido, sale de su pico un licor espeso y viscoso, y mueren en seguida en menos de una ó dos horas.

Parece que hay en la especie del Guacamayo verde . la misma variedad de razas ó de individuos que en la de los Guacamayos rojos: á lo menos Edwards describió el Guacamayo verde sobre un individuo de la primera magnitud, pues encuentra en elala plegada quince pulgadas y dos líneas de longitud, y diez y siete pulgadas y seis líneas en la pluma medía de la cola. Este guacamayo verde tenia la frente roja. y las pennas del ala azules, así como el dorso y el obispillo. Edwards dice que la tinta de la parte interior de las alas y de la inferior de la cola es anaranjado-oscuro, seguramente el rejo-bronceado oscuro que hemos visto en el lado interior de las alas de nuestro Guacamayo verde. Las plumas de la cola del de Edwards eran rojas en el lado externo, con el extremo azul.

otras veces da un grito breve y agudo, que es menos equívoco que el primero y expresa la alegría ó la satisfacción , porque lo despide con mayor frecuencia cuando lo acarician ó ve venir á sí á las personas que ama. Sin embargo, con este último y mismo grito manifiesta también sus cortos momentos de impaciencia y de mal humor. Por lo demás, no es posible determinar los diferentes gritos de esta ave y de sus semejantes, pues nadie ignora que están organizadas de modo que pueden remedar los silbidos, los gritos y hasta la palabra, y cambian de voz cuando oyen algunos sonidos que les agradan y que pueden imitar.

Esta ave es celosa, y en especial de los niños cuando ve que participan de las caricias de su ama: si ve á alguno de estos en su regazo, procura al punto marcharse de su lado extendiendo las alas en actitud de querer volar, pero como su vuelo es corto y pesado y recela caer, se limitan á manifestarle, su descontento con gestos y movimientos de inquietud, y con gritos enetrantes y redoblados; y continúa este alboroto asta que su ama deja el niño y le presenta el dedo para recibirlo; entonces le manifiesta su alegría con un murmullo de satisfacción, y algunas veces con una especie de carcajada que imita perfectamente la risa grave de una persona de edad. No le gusta tampoco la compañía de los demás papagayos, y si se introduce alguno en el cuarto que él habita, ño está contento hasta que lo lian sacado de allí. Parece, pues, que esta ave no quiere partir con nadie la menor caricia ni la mas pequeña atención de los que él ama : esta especie de celos trae su origen del afecto mas puro, y pruébalo el ver que si otra persona, que no sea su ama, acaricia la misma criatura que le puso de tan mal humor, no da muestras de hacer caso ni manifiesta inquietud alguna.

Come con corta diferencia de todo cuanto comemos: el pan, la carne de vaca, el pescado frito, la pas teleria, y el azúcar sobre todo , parece son muy de su gusto: no obstante prefiere á todo lo dicho las manzanas cocidas, las que traca con ansia, así como las avellanas, que rompe con su pico y monda en seguida con la mayor destreza entre sus dedos, para no comer mas que la carne. Chupa las frutas tiernas en vez de mascarlas, apretándolascon la lengua contra la mandíbula superior: ven cuanto á los demás alimentos menos tiernos, como el pan, la pastelería etc., los muele ó los masca apoyando la punta de la mandíbula interior contra el paraje mas cóncavo de la superior; pero cualquiera que sea su comida, sus excrementos son siempre de color verde, mezclados con una especie de creta blanca, como los de la mayor parte de las aves, excepto cuando ha estado enfermo, pues entonces, son de color anaranjado ó amarillento subido.

Por lo demás, este guacamayo, como todos los otros papagayos, se sirve muy diestramente de sus patas; lleva hacia adelante el dedo posterior para coger y asir las frutas y demás que le dan, y lo lleva en seguida al pico. Puede decirse que los Papagayos se sirven de sus dedos como las Ardillas ó los Monos, con corla diferencia; y se valen también de ellos para suspenderse y agarrarse. El Guacamayo verde de que aquí se trata, dormía agarrado de este modo de los barrotes de su jaula. Los Papagayos tienen otro hábito común que hemos observadoen muchas especies diferentes , y es que no andan ni trepan ni bajan jamás sin agarrarse primero ó ayudarse con la punta del pico, y en seguida llevan sus palas adelante para que les sirvan como punto de apoyo; y de ahí es que solo cuando andan por una superficie liana dejan de servirse del pico para cambiar de lugar.

Los Guacamayos no tienen visibles las aberturas de la nariz, como la mayor parte de los demás papagayos, en vez de encontrarse estas sobre la parte córnea aparente del pico, están ocultas debajo de las primeras plumitas que cubren la base de la mandíbula supe-



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.