Zoología. Aves. Página 426. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 426. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.



se á vivir en sociedad, no recibiendo mas que una educación individual no podria perfeccionar su especie, y no se diferenciaría , ni aun en cuanto á la inteligencia, de aquellos animales á quienes se ha dado su nombre; no gozaría tampoco del don de la palabra si huyese de sú familia y abandonase á sus hijos poco después de su narimiento. Al cariño de las madres se deben los primeros gérmenes de la sociedad; á su constante solicitud y á los cuidados asiduos de su ternura, el desarrollo de estos gérmenes preciosos : la debilidad del niño exige atenciones continuas, y hace precisa esta duración de afecto, durante la cual los gritos de la necesidad y las respuestas del cariño empiezan á formar un idioma, cuyas expresiones llegan á ser constantes, y recíproca la inteligencia por la repetición de dos ó tres años de un ejercicio mutuo; mientras que en los animales, cuyo crecimiento es mucho mas rápido, no repitiéndose los signos respectivos de necesidad y de. socorro sino durante seis semanas ó dos meses, solo pueden hacer impresiones ligeras y fugitivas, las cuales se desvanecen en el momento en que el animal joven se separa de su madre. Por esta razón, pues, no puede haber idioma, ni de palabras ni de signos, sino en la especie humana : porque no se debe atribuir á la estructura particular de nuestros órganos la formación de nuestra palabra, puesto que el Papagayo puede pronunciar como el Hombre : pero picotear no es hablar, y las palabras no forman idioma, sino en tanto que expresan la inteligencia y pueden comunicarla. Pero estas aves, á las que nada falta para la facilidad de la palabra, carecen de esta expresión de inteligencia, única que constituyela grande facultad del lenguaje; están privados de ella como todos los demás animales y por las mismas causas, esto es, por su pronto crecimiento en la primera edad, y por la corta duración de su sociedad con sus padres, cuyos cuidados se limitan á la educación corporal, y no se repiten ni continúan bastante tiempo para que hagan impresiones duraderas y recíprocas, ni lo necesario tampoco para establecer la umnn de una familia constante, primer grado de toda sociedad, y única fuente de toda inteligencia.

La facultad de la imitación de la palabra ó de nuestros gestos no da, pues, ninguna superioridadá los animales que están dotados de esta apariencia de talento natural. El Mono que gesticula, el Papagayo que repite nuestras palabras, no se hallan por esto en estado de aumentar su inteligencia y de perfeccionar su especie : este talento se limita, en el Papagayo, á hacerlo mas interesante para nosotros, pero no supone que esté dotado de superioridad alguna sobre los otros Pájaros, sino que teniendo mas facilidad que los otros para imitar la palabra, debe tener el sentido del nido y los órganos de la voz mas análogos á los del Hombre; y esla relación de conformidad que en el Papagavo alcanza almas alto grado, se encuentra con alguna diferencia en otras muchas aves que tienen ia lengua gruesa, redonda y de la misma forma poco mas ó menos que la de aquel: los Estorninos, los Mirlos, los Grajos, las Chovas, etc. pueden también imitarla palabra. Los que tienen la lengua ahorquillada, como la mayor parle de nuestros pajarillos, silban con mas facilidad que charlan. En fin, aquellos en quienes se encuentra reunida esta organización, propia para silbar con la sensibilidad del oido y la reminiscencia de las sensaciones, que reciben por medio de este órgano, aprenden fácilmente á repetir sonatas, esto es, á silbar por música: el Canario, el Pardillo, el Verderón, la Loxia, ele. parecen ser naturalmente músicos. El Papagayo bien sea por imperfección en los órganos ó por falta de memoria, no nace mas que dar gritos ó no pronuncia sino frases muy cortas, y no puede ni cantar ni ensayar tonadas moduladas: no obstante imita todos los sonidos que oye como el maullido del Gato, el ladrido del Perro, y los gritos de las aves, con tanta facilidad co-

privilegiados intermedios entre el Hombre y el Bruto: idea errónea que produce la primera apariencia, pero que pronto destruyen el examen y la reflexión Insensibles los salvajes al grande espectáculo de la naturaleza, é indiferentes á todas sus maravillas, solo han quedado alónitos á la vista de los Papagayos y de los Monos; estos son los únicos animales que han llamado su estúpida atención : así es que por contemplar las cabriolas de los Sapajúes, detienen á veces sus canoas durante horas enteras; tienen singular placer en criar y educar á los Papagayos, y como se han tomado el trabajo de discurrir para perfeccionarlos, han encontrado el arte, desconocido todavía entre nosotros; de variar y hacer mas ricos los hermosos colores que adornan el plumaje de estas aves(I).

El uso de la mano, el andar en dos plés, la semejanza, aunque tosca, la de la cara, la falta de cola, las nalgas desnudas, la similitud de las partes sexuales, la situación de los pechos, la evacuación periódica en las hembras, la afición de los machos por nuestras mujeres, todos los actos que pueden resultar de esta conformidad de organización, han hecho dar al Mono el nombre de Hombre salvaje por unos hombres que lo eran verdaderamente á medias, y que no sabían comparar mas que las relaciones exteriores. ¡Qué seria si por una combinación de la naturaleza hubiese tenido el Mono la voz del Loro, y como él, la facultad de la palabra! Si el Mono hubiera hablado, hubiera hecho enmudecer de admiración á toda la especie humana, en términos, que no sin mucha dificultad demostrara el filósofo que á pesar de tan hermosos atributos humanos, no es el Mono mas que una bestia. Ha sido, pues, una felicidad para nuestrainteligencia el que la naturaleza hayase parado y puesto en dos especies tan diferentes la imitación de ía palabra y la de nuestros gestos, y que habiendo dotado á todos los animales de los mismos sentidos, y á algunos de ellos de miembros y órganos semejantes á los del Hombre, le baya reservado á este la facultad de perfeccionarse: carácter único y glorioso, que por sí solo hace nuestra preeminencia, y constituye el imperio del Hombre sobre todos los otros seres; porque se han de distinguir dos clases de perfección, la una mas estéril y que se limita á la educación del individuo, y la otra fecunda , que se difunde por toda la especie y que se extiende en razón del cultivo que recibe por medio de las instituciones sociales. Ningún animal es suceptible de esta perfección de especie; ninguno de ellos es hoy dia mas de lo que ha sido, ni mas de lo que será en todos tiempos; porque siendo su educación puramente individual, no pueden ellos trasmitir á sus hijuelos mas de lo que ellos mismos recibieron de sus padres, en vez de que el Hombre recibe la educación de todos los siglos, recoge todas las instituciones de los otros hombres, y puede haciendo prudente uso del tiempo, aprovecharse de todos los instantes de la duración de su especie para irla perfeccionando siempre mas y mas. ¡Cuánto no son de llorar aquellas edades funestas en que la barbarie no solo detuvo nuestros progresos, íino que nos hizo retrogradar al punto de imperfección, de donde habíamos salido! Sin estas desgraciadas vicisitudes hubiera caminado la especie humana y caminaría todavía constantemente hacia su perfección, que es el título mas hermoso de su superioridad , y el Único que puede labrar su dicha.

Pero el Hombre puramente salvaje que se nega-

(1) Llámame Papagayo» alfombrados aquellos á quienes dan los salvajes colores artificiales, lo que hacen, según diren , dejando caer gota á gota la sangre de una rana en las pequeñas llagas que hacen á los papagayos jóvenes arrancándoles algunas plumas: las que nacen nuevamente, cambian de color, y de verdes ó amarillas que eran.se ponen anaranjadas , de color de rosa ó mateadas, según las drogas qoe al efecto se emplean.



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.