Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 402. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



, quitáronle después dos, y poniéndole en su lugar un huevo de Urraca, lo cubrió y sacó el pollo junto con los otros siete que tenia.

Sexto experimento. — Un modo conocido para sin molestia alguna hacer salir los pollos de los huevos de Canario, es el darlos á una clueca de Gilguero, cuidando que tengan el mismo grado de incubación que los de la clueca que se ha escogido.

Séptimo experimento.— Una canaria cubrió tres huevos suyos y dos de Curruca de cabeza negra por espacio de nueve ó diez dias; en seguida se le sacó un huevo de Curruca , cuyo embrión estaba no tan solo formado, sino vivo; y habiéndole dado para criar al mismo tiempo dos pequeños Verderones que acababan de nacer, los cuidó con tanto esmero como si fuesen propios, sin cesar por esto de cubrir los cuatro huevos restantes que al tin se encontraron hueros.

Octavo experimento.— A fines de abril de 1770, puso otra canaria un huevo; se lo quitaron, volviéronselo tres ó cuatro dias después, y se lo comió; al cabo de dos ó tres dias puso otro huevo y lo cubrió; diéronle entonces dos de Pinzón y los cubrió, pero después de haber rotólos suyos; dejáronselos cubrir unos diez dias, y habiéndose observado que aquellos huevos eran malos, se los quitaron, y le dieron dos pollitos de Verderón que acababan de nacer para que los criase; criólos efectimamente muy bien, y después hizo otro nido, en el que puso dos huevos, y se comió uno; y aunque le quitaron el otro, siguió empollando, por decirlo asi, de vacio, y como si tuviese huevos: para aprovechar sus buenas disposiciones le dieron un huevo único de Petirojo, el cual cubrió y sacó el pollo.

Noveno experimento.— Otra canaria puso tres huevos, y los rompió casi al mismo tiempo: reemplazáronlos con dos huevos de Pinzón y uno de Curruca de cabeza negra, y los cubrió con otros tres que puso sucesivamente. Al cabo de cuatro ó cinco dias llevaron la pajarera a otro aposento del piso inferior, y los abandonó la canaria; poco tiempo después puso un huevo, al cual añadieron uno de Sitela; en seguida puso otros dos, á los que, agregaron uno de Pardillo, y los cubrió todos por espacio de siete dias, aunque dando la preferencia á los extraños; porque apartó constantemente los suyos, y los fue tirando sucesivamente en los tres siguientes dias : en el undécima tiró también el de la Sitela, de mudo que solóse quedó con el del Pardillo, que salió bien. Si por casualidad este último huevo hubiese sido de Cuclillo, ¡ cuántas falsas consecuencias su hubieran sacado de esto!

Décimo experimento.— El a de junio se dio á la canaria del séptimo experimento un huevo de Cuclillo, y lo cubrió con otros tres suyos; el 7 se echó de menos uno de estos tres huevos; el 8 otro, el 10 el tercero y último; en fin, aunque esta hembra se encontró precisamente en el caso de la ley particular, esto es, en aquel en que el Cuclillo pune pur lo común á las hembras de los pajarillos; y aunque solo le quedaba por cubrir el huevo privilegiado, no se sometió á esta supuesta ley, sino que se comió el huevo único del Cuclillo, así como se habia comido los suyos.

Por último, se ha visto á una hembra de Petirojo, que cubría sus huevos con mucho ardor, reunirse con su macho delante del nido para defender su entrada á una hembra Cuclillo que se habia aproximado mucho á él; y echándose encima de la enemiga, la atacaron con repetidos picotazos, la ahuyentaron y la persiguieron con tanto encarnizamiento que no tuvo ganas de volver.

De estos experimentos resulta: primero, que las hembras de muchas especies de pajarillos que se encargan de empollar el huevo del Cuclillo, se encargan asimismo de empollar otros huevos extraños con los suyos propios; segundo, que algunas veces empollan estos huevos extraños con preferencia á los suyos, y suelen destruir estos sin guardar tan sulo uno; toree-

vo en un nido extraño por mano de hombre ó por un pájaro; por un hombre que está poseído de una hipótesis favorita, contraria al buen resultado de la incubación del huevo, ó por un pájaro que parece no desea nada tanto como este buen resultado: y puesto que no se podían servir del Cuclillo, del Mirlo, del Desollador, de la Curruca ó del Reyezuelo para substituir un huevo único de estas diferentes especies á los huevos de los Petirojos, Lavanderas, etc., hubiera sido menester que la misma mano que obró en estos experimentos hechos con huevos que no eran los del Cuclillo, obrase también en otro numero igual de experimentos correspondientes hechos con el huevo mismo del Cuclillo, y comparase los resultados; pero esto es lo qne no se ha hecho. aunque era tanto mas necesario, cuanto que la sola aparición del hombre mas ó menos frecuente. basta para que la clueca mas ardiente aborrezca los suyos propios, y aun que abandone la educación ya adelantada de los Cuclillos como he tenido ocasión de cerciorarme por mí mismo. Cuarta, los asertos fundamentales del autor no son exactos; porque el Cuclillo pone algunas veces , aunque pocas, dos huevos en el mismo nido, lo que era conocido ya de los antiguos. Además, supone el autor que el huevo del Cuclillo está siempre solo en el nido de la nodriza; y que la madre Cuclillo come los que encuentra en el nido, ó los destruye de cualquiera otra manera. Pero ya se deja conocer cuan difícil es probar un hecho semejante, y cuan poco verosímil es también. Seria, pues, menester que esta madre Cuclillo no pusiese jamás su huevo en otro nido sino en el de un pájaro que hubiese hecho ya toda su puesta, ó que no dejase de volver á este mismo nido para destruir lus huevos puestos subsiguientemente; de otro modo, estos huevos podrían ser empollados con el del Cuclillo, y habría algunos cambios que hacer , bien sea en las consecuencias que de esto se deducen, bien en la ley particular imaginada por antojo; y este es precisamente el caso, pues algunas veces me han traído nidos en los que habia muchos huevos del pájaro propietario, con un huevo de Cuclillo, y hasta muchos de estos huevos abiertos así como el del Cuclillo. (Juinta, pero lo que 110 es menos decisivo es que hay hechos incontestables observados por personas tan familiarizadas con lus pájaros como extrañas á toda hipótesis, cuyos hechos, todos diferentes de los referidos por el autor, refutan forzosamente sus inducciones exclusivas, y destruyen el pequeño estatuto particular que ha tenido á bien añadir á las leyes d« la naturaleza.

Primer experimento.— Una canaria que empolla sus huevos, y cuyos pullos salieron con bien, cubrió al mismo tiempo, y hasta ocho dias después, dos huevos de Mirlo que se cogieron en los bosques; y solo cesó de cubrirlos porque se los quitaron.

Segundo experimento. — Otra canaria que cubrió durante cuatro dias, sin ninguna preferencia conocida, siete huevos, cinco de ella, y dos de Curruca, los abandonó porque mudaron la pajarera al piso inferior ; y aunque puso después dos huevos no quiso ya cubrirlos.

Tercer experimento.— Otra canaria, cuyo macho comió los siete primeros huevos, cubrió durante trece dias sus dos últimos con otros tres, uno de canaria, el segundo de pardela y el tercero de loxia; pero todos eslos huevos se encontraron hueros.

Cuarto experimento.— Una hembra Troglodita cubrió un huevo de Mirlo basta que nació el pollo ; y lo misino hizou una hembra de Gorrión de noguera con un huevo de Urraca.

Quinto experimento.— Una hembra de Gorrión de noguera cubrió seis huevos que habia puesto ; a estos le añadieron cinco. y cuntinuó cubriéndolos; pusiéronle luegn cinco mas, y encontrando que el número es muy crecido, comió Siete y cubriólos restantes;

Índice de páginas de Zoología Aves.



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.