Zoología. Aves. Página 390. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 390. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.



París, nos dieron su curiosa anatomía. Esa lengua del r Pico verde no es, propiamente hablando, mas que una como extremidad de punta huesosa: lo que se toma por lengua es el mismo hueso hioides cogido en vaina membranosa que se prolonga por lo posterior en dos largos ramos, huesosos al principio y ternillosos después, los cuales , ciñendo la traquearteria , doblándose sobre la cabeza, penetran en una ranura abierta en el cráneo, y van á implantarse en la frente á raiz del pico. Estos son dos ramos 6 filamentos elásticos, compuestos de músculos extensivos y re-tractibles, propios para el prolongamiento y juego de esta especie de lengua. Todo este mecanismo se ve envuelto como en un estuche cubierto de una membrana que es la prolongación de aquella que forra la mandíbula superior ; por manera, que se extiende y despliega como una lombriz al adelantarse el hueso hioides, y se arrolla y repliega en anillos al retirarse. La punta huesosa que sola hace las veces de verdadera lengua, se ve implantada inmediatamente en la extremidad de ese hueso hioides, y cubierta de sustancia escamosa, erizada de ganchitos vueltos hacia atrás. Para que nada le (alte a esta especie de aguijón para retener como para horadar su rapiña, vese naturalmente cubierto de materia viscosa que en el fondo del pico destilan dos canales escretorios procedentes de una doble glándula. Esta estructura es el modelo de la lengua de todos los Picos. Aunque no la hayamos verificado en todos , la deduciremos sin embargo por analogía , y nos creemos autorizados aun para extenderla' á todos los pájaros que lanzan su lengua prolongándola.

El Pií-o verde tiene muy gruesa la cabeza, y puede alzar las pequeñas plumas rojas que aparecen en su vértice; razón por la que Plinio le concedió moño. Se les coge alguna vez con reclamo, pero solo por un acaso; puo,s si llega á cogérsele , mas que al reclamo se debe al ruido que hace el cazador dando contra el árbol que sostiene su casilla, ruido que se parece bastante al de los picotazos del pájaro. Pero es malísima caza , porque siempre están flacos y secos, á pesar de decir Aldrovando que en invierno se les come en Bolonia y que están entonces bastante gordos: pruébanos esto á lo menas que en tal estación permanecen en Italia . mientras que desaparecen de las provincias de Francia.

PICO VARIEGADO.

La tercera especie de nuestros picos de Europa es el Pico variegado (en alemán Elster specht), nombre que en alemán denota el agradable efecto que producen el blanco y el negro de su plumaje realzados por el rojo de la cabeza y vientre El vértice de la cabeza es negro , con cinta roja en el colodrillo, terminando su toca sobre el cuello en punta negra. Salen de aquí dos ramales negros, de los cuales sube una rama de cada lado basta la raiz del pico, trazando como un bigote , y otra bajando á lo inferior del pescuezo le adorna con un collar. Ese rasgo negro se enlaza por la espalda con la pieza negra que ocupa el medio del dorso ; cubren los brazos dos grandes chapas blancas; las grandes remeras son pardas , y las demás negras, aunque todas mezcladas de blanco; todo ese negro es subido, y el blanco limpio y puro ; es vivo el rojo de la cabeza, y de amapola el del vientre. Así es como su plumaje aparece agradablemente variegado , pudiéndosele dar la preminencia sobre los demás picos por lo que atañe á la hermosura.

Esta descripción solo conviene en un todo al macho. Vense lambien Pieos variegados de no tan bello plumaje, y otros del todo blancos Hay además en esta especie una variedad cuyos colores parecen menos vivos y realzados , en la cual son rojos la parte supe-

rior de la cabeza y el vientre, aunque de un rojo pálido y deslustrado.

De esta variedad formó Brisson su Pico variegado después de haberla ya dado bajo el nombre de ¿ron pico laricyado, sin embargo de ser casi de igual tamaño los dos, y de haberse en todos tiempos reconocido esta variedad en la especie. Belon, quien en verdad vivia en un siglo en que las fórmulas de nomenclatura y los errores científicos no multiplicaran aun las especies, habla de tales diferencias entre los Picos variegados; y no tornándolas mas que por específicas , las une todas á su Pico variegado. Con todo fundamento, sin embargo, reprende Aldrovando á este naturalista y á Turner por haber aplicado al Pico variegado el nombre de Picus martius, que en rigor corresponde únicamente al Pico verde. Aristóteles conoció al Pico variegado, y es uno de los tres que señala como menores que un mirlo , brillando algo de rojo en su plumaje.

El Pico variegado da contra los árboles mas fuertes picotazos que el Pico verde; encarámase y deslizase con mucha facilidad, horizontalmente hacia arriba y hacia abajo. Sírvenle de apoyo sus recias timoneras cuando exteniéndose de espaldas da redoblados picotazos. Es al parecer desconfiado, pues al apercibirá alguien , quedase inmóvil después de haberse escondido detrás de la rama. Anida como los demás picos en un agujero de un árbol hueco. En nuestras provincias acércase por invierno á las viviendas, y busca de qué vivir sobre la corteza de los frutales, donde se encuentran en mayor número que en los árboles de las selvas las crisálidas y huevos de los Insectos.

Por verano, en tiempos de sequedad , se les mata frecuentemente al lado de los charcos que se encuentran en los bosques y donde van á beber los pájaros. El variegado va allí muy callandito y nunca de un solo vuelo, pues de ordinario va revoloteando de árbol en árbol. A cada parada parece reconocer si hay peligros alrededor. Está inquieto, escucha, vuelveá todos lados la cabeza , bájala para mirar á sus pies al través de las hojas del árbol, y el menor ruido es bastante paro hacerle retroceder. Al llegar al árbol mas cercano al charco, baja de rama en rama hasta la mas baja, y de esta se deja caer á la orilla de la balsa. Cada vez que moja su pico escucha y mira alrededor, y así que ha bebido, aléjase rápidamente sin entretenerse en pausas como cuando vino. Cuando se le dispara en el árbol es muy raro que caiga basta tierra , por poca vida que le quede; pues con sus uñas se agarra fuertemente á las ramas, y fuerza es muchas veces dispararle otra vez para hacerle caer.

Tienen muy grande el esternón; el conducto intestinal largo de diez y ocho pulgadas y ocho lineas, sin ciego; membranoso en el estómcgo , y huesosa la punta de la lengua y larga de cinco lineas. Un adulto pesaba dos onzas y media : era un macho cogido en su nido con seis polluelos. Estos tenian todos fos.de-dos dispuestos como los del padre, y pesaban unas (res dracmas cada uno. No tenia su pico las dos aristas laterales que brotan on el adulto mas allá de las narices, pasan por debajo, y se prolongan sobre los dos tercios de la longitud del pico. Sus uñas, aun blancas, eran ya con todo muy retorcidas. Encontróse el nido en un álamo blanco, decrépito , á treinta y cinco pies del suelo.

PICO Ó COLAPTO MEJICANO.

Calapiés mexicanas (Swainson.)

Es de color gris vinoso , con fajas negras en la región superior, y manchas también negras en la inferior: tiene el gaznate ceniciento, la extremidad dé las timoneras de un rojo de ladrillo, y en el macho se ad-



Índice de páginas de Zoología Aves.



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.