Zoología. Aves. Página 380. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 380. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


za; largo pión, grueso on la base, y recto rematando en punta corta de ordinario en los individuos de este género.

Es el mas bello pájaro de nuestro clima, no pudiéndosele en Europa comparar ningún otro por lo puro, rico y brillante de sus colores. Unen ellos á las gradaciones de arco iris , el lustre de la seda y reflejos del esmalte. Muéstrase en el centro riel dorso y parte superior de la cola un azul claro y vistoso, que presenta á los rayos del sol el juego del záfiro y las aguas de la turquesa. En las alas mézclase con el azul el verde, apareciendo rematadas y punteadas la mayor parte de las plumas rie tinta verdemar. Este color salpica también la cabeza y parte superior del cuello con manchas mas claras encampocerúleo. Compara Gessner el amarillo-rojo ardiente que colora el pedio al inflamado fuego de un carbón hecho ascua.

Parece que se escapara de aquellos climas en que con rayos de luz mas pura derramó el sol riquísimo tesoro de coloridos. En efecto, si precisamente no pertenece nuestra Arvela á Ir.s climas del Oriente ó Medioriia, es por lo menos originario de ellos su hermoso género. Por una especie que contamos en Europa , nos ofrecen mas de veinte el Asia y África, sin las ocho que conocemos en los climas cálidos de América. Aun se vé esparcida por Asia y África la europea, pues se reconocieron ñor iguales alas nuestras muchas Arvelas remitid, s de la China y Egipto, diciénrionos Belon haberla reconocido en Grecia y en la Tracia.

Es rápido y recto su vuelo , y sigue de ordinario las corrientes razando la superficie del agua. Grita volando qui, qui, qui. qui, agudísima voz que resuena por las riberas : por primavera tiene otro canto , que no deja de oirse á pesar del murmullo de las olas y ruido de las cascadas. Es muy salvaje y huye de lejos, apóyase para pescar en una rama adelantada sobre la superficie del agua. Permanece inmóvil esperando con frecuencia dos horas enteras que pase algún pececillo; cae sobre esta rapiña , deslizándose al agua, donde queda muchos segundos; sale después con el pez en el pico, llevándole en seguida á tierra, y haciéndole dar contra ella para matarle antes rie engullírselo.

A falta de ramas que se adelanten sobre el agua, posa sobre alguna piedra cercana á la orilla, y también sobre el casquijo; y en viendo un pez da un brinco de catorce ó diez y siete pies, dejándose caer á plomo desde esta altura. Frecuentemente vésele detenerse de golpe en medio de la rapidez de su vuelo, quedarse inmóvil, y sostenerse en el propio sitio durante muchos segundos. Así lo practica por invierno cuando turbias las aguas ó densos los hielosle obligan á dejar las riberas buscando los arroyuelos : á cada pausa quédase como suspendido á la altura de diez y ocho ó veinte y tres pies; al querer mudar rie sitio se baja y solo vuela á unas catorce pulgadas del agua; elévase en seguida, v se queda plantadorie nuevo. Este movimiento reiterado y casi continuo nos dice zabullirse el Pájaro por pequeñísimos objetos, Pe 'es ó Insectos, muchas veces en vano, pues va corriendo en este ejercicio millas enteras.

Anida en la orilla de los rios ó de los arroyos, en agujeros quehicieron lasRatas acuáticas ó los Cangrejos, los cuales hace mas profundos construyendo y estrechando su abertura. Encuéntranse en él pequeñas espinas de pescado , escamas entre polvo , sin forma de nido; sohre este polvo vimos depositados sus huevas, sin notar las bolas con que dice Belon que amasa su nido, y sin encontrarle la figura cucúrbita que le da Aristóteles, ni en su materia y tejido esas bolas de mar de entrelazados filamentos que con dificultad se cortan pero que cuando secos se desmenuzan fácilmente. Lo propio diremos de los alcióniotác Plinio, que divide en cuatro especies, teniéndolos algunos por nidos de Alción, no siendo

mas que bolas de maro holoturiosque nada menos son que nidos de aves. Por lo que respecta á los famosos nidos de Tunquin y de la Cochincbioa, que se tienen por delicioso manjar, llamándolos también nidos de los Alciones, ya probamos ser obra de la Golondrina salangana.

Empieza á frecuentar su nido desde el mes de marzo : vese por este tiempo al macho persiguiendo vivamente á la hembra. Tenian los antiguos por muy ardiente al Alci jn, pues según ellos, moria el macho en la cópula ; y según Aristóteles, entra en calor á los cuatro meses. No es muy numerosa su especie, á pesar de pro-

, ducir seis, siete y hasta nueve polluelos, según Gess-ner; destruyeles frecuentemente su mismo género de vida , y no siempre desprecian impunemente el rigor de nuestros inviernos, pues se les encuentra á veces muertos sobre el hielo. Olina nos enseña el modo de cogerlos al despuntar el día ó al caer de la noche con red tendida á orillas del agua; y añade que viven cuatro ó cinco años. Ello es cierto que se les puede ali-menlar por algún tiempo dentro de una sala, colocando en ella un pilón de agua lleno de pececillos. Mr. Daubenton, miembro de la Academia rielas Ciencias , alimentó algunos durante muchos meses, dándoles cada dia peces frescos. Es el único alimento que les conviene : de cuatro que me trajeron el 21 de agosto de 1778, tan grandes como sus padres, no

I obstante habérseles cogido en un nido ó agujero de la orilla de un rio, los dos desecharon constantemente las Moscas, Hormigas , Gusanos de tierra , la pasta y queso, pereciendo de desfallecimiento al cabo de dos

; dias; los otros dos, que comieron algo de queso y algunas Lombrices de tierra, no vivieron mas que seis dias. Por último, observa Gessner que no puede domesticarse, permaneciendo siempre salvaje. Exhala su carne olor de mal almizcle y no es buena rio comer,

; su sebo es rojizo; tiene espacioso ventrículo, ancho

] como el de las aves de Rapiña; como ellas, arroja por

I el pico lo indigesto de lo que engulló, escamas y espinas rollada; en pequeños bollos. Vése muy baja esta viscera, siendo de consiguiente larguísimo el esófago.

| Su lengua es corta y de color rojo ó amarillo, como lo

! interior y fondo del pico.

Es bastante singular que con tan rápido é incansable vuelo no tenga ese pájaro extendidas las alas : son al contrario pequeñísimas á proporción de su tamaño, de donde puede inferirse lo fuertes que serán los músculos que las mueven, no habiendo quizás otro pájaro de tan prontos movimientos y acelerado vuelo : parte como un dardo, y si deja caer un pez de la rama en donde posa, vuelve á cogerle antes que llegue al suelo. Como únicamente ]>osa sobre ramas secas , hásc creido que su contacto las hiciera secar.

Cuando disecado se le atribuye la propiedad de conservar los paños y otras telns de lana , y de alejar la polilla : á este efecto lo cuelgan los mercaderes en sus almacenes. Puede que su olor de mal almizcle ahuyente los Insectos; pero otro tanto baria otro olor penetrante. Como fácilmente se diseca su cuerpo,

i se ha dicho ser incorruptible su carne. Tales virtu-

1 des, aunque imaginarias, son nada en comparación de las maravillas que de él contaron algunos autores siguiendo las supersticiosas ideas de los antiguos por lo que miraba al Alción : dicen que ahuyenta el rayo, que aumenta un tesoro escondido, y que renueva, aun después de muerto su plumaje á cada estación de muda. Comunica gracia y hermosura á quien lo lleva encima , dice Kirannides: procura la paz á las familias , calma los mares , y atrae los Peces para que se encuentre abundante pesca en toda especie de aguas. Estas historietas entretienen la creduhriari , pero desgraciadamente no salen del círculo de las fábulas.»

El Eco del mundo sabio correspondiente al 29 de

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.