Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 340. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



(2) Buffon flisf. del Pájaro-mosca.

sus alas es tan rápido, que deteniéndose en los aires, el ave no solamente parece inmóvil, sino privada de toda acción. Se le ve como suspendido por algunos instantes delante de una flor y partir luego con la velocidad del rayo para dirigirse a otra; á todas las visita, introduciendo en el seno de todas su pequeña lengua, acariciándolas con sus alas, sin Ajarse jamás en ninguna de ellas, pero también sin abandonarlas jamás.»

Las costumbres y género de vida de los Pájaros-moscas lian sido por mucho tiempo un objeto de discusión entre los ornitologistas; pero sin embargo, la opinión admitida actualmente no difiere mucho de la que Fermín , médico de Surinam, ha estampado en su Historia Natural de la Holanda equinoccial, publicada en Amsterdam en 1765. El artículo que el autor holandés dedica á los Colibríes, conviene igualmente á los Pájaros-moscas, de los cuales menciona nominalmente cuatro especies; pero es bastante importante para que creamos deberle citar textualmente, porque con facilidad se reconocerán en él los datos que Buffon tuvo á la vista para describir al ave que nos ocupa, con toda la gala de su precioso estilo.

Dice Fermín , al hablar de su primera especie: «el Colibrí ó el Lonkerkfe de los holandeses, es la mas hermosa y la mas pequeña de todas las aves que existen en el universo. Cuando vuela, zumba como las Abejas, ó como los moscones llamados Zánganos. Cuando esta ave ha desplumado, es poco mayor que una avellana, y solo parece de algún tamaño, aunque diminuto, cuando está cubierta de plumas: estas son en parte de un verde dorado que propende al violáceo, y cambian con tal gradación, que es muy difícil conocer sus verdaderos colores. Saca del pico una lenguecita sutil proporcionalmente larga, dividida en dos como filamentos , que pasa sobre las flores, y sobre las hojas de las plantas odoríferas (i) para extraer de ellas el rocío que le sirve de alimento. Sus alas tienen un movimiento tan rápido, tan vivo y tan continuado que cuesta trabajo el distinguirlo. Jamás se detiene en un mismo lugar; siempre está en movimiento, y no hace otra cosa que pasar de una á otra flor, ordinariamente sin posarse en ella y revoloteando sin cesar en torno suyo.

«El nido de esta ave no es menos digno de admiración ; está suspendido en el aire, pendiente de algunas pequeñas ramas, ó en las mismas, ú otros 1 ugares que le ponen al abrigo de la lluvia y del sol; su tamaño aproximado es el de la mitad de un huevo de Gallina, y está compuesto de astillitas de madera, entrelazadas como una cesta , guarnecido de algodón y de musgo, con una perfección y una pulcritud , qué causan admiración. Su canto es muy particular, y permanece constantemente en Surinam, porque allí siempre hay flores.»

Los Pájaros-moscas, parece que no cantan; de tiempo en tiempo acostumbran á exhalar un pequeño grito , que repiten frecuentemente, el cual expresa Buffon con las sílabas screp, screp, y Mr. Vieillot con mucha mas verdad, por medio de las sílabas tere, tere, articuladas con mas ó menos fuerza, y casi siempre en tono agudo. Comunmente lanzan este grito al partir de un lugar para dirigirse á otro : pero con mas frecuencia permanecen del todo mudos. Nosotros hemos pasado horas enteras observándolos en las selvas del Brasil, sin haber escuchado jamás el menor sonido articulado por su garganta. Por mañana y tarde abandonan las selvas umbrías para esparcirse por los matorrales; pero en medio del dia permanecen en ellas, para resguardarse de los calores del sol; y entonces es cuando se posan sobre las ramas, aun sobre las mas gruesas, sin estar por esto tranquilos.

(1) Este hecho nos parece de todo punto erróneo.

La mayor parte de las especies viven solitarias, y no se encuentran en los mismos árboles sino acciden" talmente; pero algunas se reúnen y forman numerosos enjambres atraídos por las mismas necesidades, sin que sea la menor de ellas el extraer el melifluo jugo de las flores. Con mucha frecuencia hemos visto en el Brasil Pájaros-moscas agrupados por docenas en mi grande árbol de coral, entonces cargado de flores, de las que estos volátiles buscaban el dulcísimo néctar con que les brindaba abundantemente en el mes de octubre. «Los Pájaros-zumbadores, dice írtedman, en la relación de su viaje á Surinam y por el interior de la Guayana. se posaban en tanto número sobre los tamarindos, que se les hubiera confundido con enjambres de Avispas. Les dábamos caza y conseguíamos apoderarnos de ellos con solo asestarles algunos guisantes ó granos de maíz por medio de una cerbatana. »

Estos volátiles tienen el mayor cuidado con sus hijuelos, y poseen la industria mas perfecta para fabricar los nidos que deben albergarlos. «El nido que construyen (2) corresponde á la tenuidad de su cuerpo , empleando al efecto un algodón lino de una pelusa sedosa que recogen sobre las flores. Este nido está tejido tenazmente, y tiene la consistencia de una piel suave y gruesa; la hembra se encarga de la fabricación , y deja al macho el cuidado de acarrear los materiales; solícita, afanada en este trabajo que le dicta el amor, busca, escoge y emplea uno á uno los filamentos mas adecuados para formar el tejido de aquel blando lecho, que destina á su progenitura: pule los bordes con su garganta, y lo interior con su cola ; lo cubre exteriormente de pedacitos de corteza de gomeros, que coloca á su alrededor para defenderlo de las injurias del aire, así como para hacerle mas sólido; el todo de esta fábrica está pegado á dos hojas, ó solo á una ramita de naranjo, de limonero, ó sobre las hojas de las ananas, de los aloes ó de algún árbol de café, ó á veces sobre cualquiera paja de las que penden del cobertizo de una choza. El volumen de dicho nido no es mayor que el de un albaricoque dividido por mitad, y en él se encuentran dos huevos del todo blancos, y no mas gruesos que pequeños guisantes; el macho y la hembra los cubren alternativamente durante doce dias, y al siguiente salen los pequeñuelos, que no son entonces mayores que Moscas.»

A esta pintura llena de frescor y verdad, para la cual el padre Dutertre ha suministrado los principales rasgos , solo añadiremos algunos detalles. Es cierto que los nidos de los Pájaros-moscas son hemisferios de una perfecta regularidad , que su interior se compone de una capa densa y espesa, de algodón, de ase-lepias ó de pelusa blanda, y que exteriormente se ve tapizado de liqúenes diestramente colocados. « Habiendo querido examinar la flor de una palmera, dice el príncipe de Wied-Neuwied en su viaje al Brasil (tomo I, p. 89), encontramos pegado á las ramas el nido de un Pájaro-mosca de cabeza azul; este nido estaba tan perfectamente rodeado de musgo, como lo están los de los Gilgueros, y otras muchas avecillas de Europa. En todos estos nidos se encuentran dos huevos blancos de forma oblonga, los que en algunas especies son extraordinariamente pequeños. » Los hijuelos no permanecen en el nido mas que diez y ocho ó veinte dias, en cuyo tiempo se desarrollan sus alas hasta el punto de permitirles seguir á sus padres y madres.

Se ha disertado largamente por saber cual era la naturaleza de los alimentos de los Pájaros-moscas. El mayor número de autores originales, ó sea los viajeros, han afirmado que sacaban exclusivamente su subsistencia de la miel contenida en los nectarios de la mayor parte de las flores, en el momento en que estas

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor informanos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.