Zoología. Aves. Página 339. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 339. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



sangre, por último, que circula por vasos próximos al corazón, atraviesa con rapidez los tubos arteriales que nutren los miembros y estimulan el fluido nervioso.

De estas funciones renovadas con tanta fuerza y vigor, resultan el calor elevado que se esparce por todos sus órganos , la necesidad y el gran consumo de aire que introducen en sus pulmones para alimentar la llama de la vida, ó en otros términos, dan lugar á los fenómenos de la hematosis. Una larga experiencia ha enseñado que los seres mas pequeños, en las familias mejor organizadas del reino animal, ó aquellos en que los fluidos nervioso y sanguíneo, tienen menos distancia que recorrer, son mucho mas variables é inconstantes que los demás animales en sus deseos; tienen movimientos bruscos y son violentamente coléricos á la menor contrariedad; en una palabra, están sujetos á las influencias de las pasiones mas rápidas é instantáneas. Tal es con poca diferencia toda la historia moral de los Pájaros-moscas : son tan animosos, que se les ve pelear con encarnizamiento, gritar con furor v enojarse contra lo que puede poner obstáculo á sus deseos. Hasta se ha llegado á decir que estos pequeños seres han despedazado en su cólera las flores ya libades donde creian encontrar dulces jugos y que por venganza han deshojado los pétalos , arrojándolas á larga distancia. También se ha dicho que no temen el pelear con aves mas vigorosas que ellos, y que reemplazando muchas veces el valor á la fuerza, consiguen alcanzar el triunfo. •

Pero lo que mas ha admirado siempre en los Paja-ros-moscas, además de su pequeña talla, es el esplendor y la rica elegancia de su plumaje , cuya magnificencia nada puede igualar. Muchas aves, en efecto, son notables por los colores que las embellecen y por la acertada combinación de las tintas; pero casi siempre estos colores, por vivos que sean, son mates, mientras que las plumas de los Pájaros-moscas reúnen el brillo extraordinario de los metales y de las mas preciosas piedras. Su cuerpo es por lo común de un verde dorado con mezcla de reflejos diversos de cobre ó de hierro, y este rico plumaje, que cambia bajo los rayos del sol, cubre algunas otras especies, tales como las Jacamares , los Curucas, etc. No sucede lo mismo con los adornos que se notan sóbrela cabeza ó en el cuello de los Pájaros-moscas y de losColibries, pues que parecen caracterizar á un pequeño número de familias; ninguna descripción puede dar una idea exacta del lujo y la riqueza de las tintas, que afectan el brillo de las piedras mas raras.

Ciertamente, cualquiera que sea la pompa con que quieran expresarse minuciosamente los cambiantes de la luz sobre estas partes, nunca se llegará á la verdad. No se ha dicho por hipérbole metáfora, que ciertas especies brillaban como el fuego del rubí, que otras tenian sus vestidos bordados de púrpura y oro, y adornados de záfiros; que la esmeralda, la amatista y el topacio, las cubrían de esplendor , haciéndolas parecer mas bien joyas salidas de manos del lapidario, que seres vivientes. ¡ Con cuanta justicia Marcgrave ha pintado uno de estos Pájaros-moscas, diciendo: In summa spendet ut sol! brilla como el mismo sol!

Audebert se ha ocupado mucho de inquirir las causas de tan notable coloración de plumaje ; ha procurado demostrar por principios matemáticos, que era debida á la organización de las plumas, y á la manera con que los rayos luminosos, eran diferentemente reflejados al herirlas. Nosotros no nos extenderemos mucho sobre esta materia; diremos, no obstante, que esta coloración es en primer lugar el resultado de los elementos contenidos en la sangre y elaborados por la circulación; y que en segundo lugar, la textura de las plumas desempeña un papel de grande importancia, por la manera de atravesarla los rayos luminosos, donde son reflejados por las innumerables facetas que se

advierten sobre una prodigiosa cantidad de barbillas. Todas las plumas escamosas que se asemejan al terciopelo, a la esmeralda ó al rubí, y que se notan sohre la cabeza y el cuello de los Epímacos, de las Aves del Paraíso y de los Pájaros-moscas, se parecen por la uniformidad que ha presidido á su lormacion; todas están compuestasde barbillas cilindricas, duras, rodeadas de otras barbillas análogas, regulares , que á su vez constan de otras mas pequeñas; y todas estas barbillas tienen en su centro un surco profundo, de tal modo, que cuando la luz, como antes que nadie lo ha dicho Audebert, se desliza en sentido vertical sobre estas plumas escamosas, resulta que todos los rayos luminosos, al atravesarlas son absorbidos y producen la sensación de lo negro. No sucede lo mismo cuando la luz es reflejada por estas mismas plumas, cada una de las cuales hace el oficio de un refractor,

orque entonces por la disposición molecular de las

arbillas se produce el aspecto de la esmeralda , del rubí, etc., cambiando en muy diversos colores por las incidencias de los rayos que las hieren.

Para presentar un ejemplo de la variedad de tintas que resultan de las plumas escamosas, citaremos la Corbata de esmeralda de muchas especies que encierra todas las gradaciones del verde , desde los matices mas claros y dorados con mas uniformidad, basta el terciopelo negro intenso, ó bien el del rubí, que lanza rayos de luz , y pasa desde el anaranjado rojizo hasta el rojo negro carmesí. Tal es el plumaje délos Pájaros-moscas adultos; pero estos volátiles tan ricamente dotados por la naturaleza pródiga, no se presentan constantemente en su traje de gala. Cuando jóvenes, su librea es casi siempre oscura y sin elegancia : al segundo año de su vida, se presentan por algunas partes diferentes porciones de su tocado, que parecen formar un contraste con la gran sencillez del vestido de la adolescencia. Hacia el tercer año, los restos del vestido de la primera edad desaparecen y brillan en su lugar el oro y el amatista : esta es la' época de los amores, de la coquetería y del deseo de agradar. Los machos vuelan á sus conquistas, escogen sus hembras , ó se consagran un instante á los cuidados que su prole reclama. Pero entre los Pájaros-moscas, como en un gran número de tribus de la misma clase, las hembras no tienen sino atavíos muy modestos, mientras que sus esposos ostentan todoel lujo de un rico y elegante plumaje. ¿Con qué objeto, entre las especies que tienen renombre por sus ventajas corporales, se observa una distinción que parecería una injusticia, á menos que el Criador no hubiese querido compensar á las hembras con una ternura mas entrañable para con sus hijos, y dejar á los machos el fútil privilegio de brillar con su plumaje y recrear la vista ?

Sus ojos, á pesar de su extremada pequenez, parecen gozar de una perfección grande en el sentido de la vista , aunque es sabido que estas aves dan á veces aturdidas en los lazos ó se arrojan un poco al azar á causa de sus bruscos movimientos. No obstante, cuando divisan un objeto que les parece extraño , aunque sea alo lejos, y del cual pueden temer un peligro, se les ve huir, pero huir con tal rapidez que la vista del observador no puede seguirlos y desaparecen con la misma prontitud con que han llegado. Los cazadores que los acechan, en el momento mismo de introducir su lengua ahorquillada en medio de las corolas, y en que su vuelo se compone materialmente de movimientos tan rápidos, que el cuerpo parece inmóvil y posado sobre la flor; para apoderarse de ellos, tienen la precaución de ocultarse con el mayor cuidado en la maleza á fin de no ser vistos, porque de otro modo su aspecto, aun á distancia de cuarenta |iasos, seria bastante para impedirles el detenerse sobre las plantas á donde les hubiese conducido el deseo de libar su néctar.

Buffon ha dicho con mucha verdad que « el batir de

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.