Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 310. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



forma de su pico, mas recto, mas obtuso y formado de dos piezas desiguales; en el instinto, que le hace preferir para morada las altas montañas; y en su índole menos sagaz y desconfiada. Por lo demás, tiene mucha analogía con ambas especies de aves, y la mayor parte de los naturalistas, que no han sido esclavos de su método, la colocan gustosos entre los Gayos y las Urracas, y aun entre los Grajos, si bien se supone aun que es mas picotera y charladora que unos y otros.

CASCANUECES COMÚN

Esta ave, sin tener un plumaje extraordinario, lo tiene notable por las.manchitas blancas y triangulares que están esparcidas por todo él, menos en la cabeza. Éstas manchitas son mas pequeñas en la parte superior, mas anchas en el pecho, y sobresalen mas y hacen mayor efecto en cuanto campean sobre fondo pardo.

Los paises montañosos son la morada á que dá esta ave la preferencia. Se la vé en Auvernia, Saboya, Lorena, en el Franco-Condado, en Suiza, en Austria, en las montañas pobladas de abetos: se la encuentra también en la parte meridional de Suecia; pero nunca mas allá. En Alemania el pueblo las ha dado los nombres de Aves de Turquía, de Italia y de África, y ya es sabido que en el idioma del vulgo estos nombres no significan que el ave realmente venga de aquellos paises, sino que es ave extranjera cuya naturaleza se ignora.

Aunque los Cascanueces no son aves de paso, Con todo algunas veces dejan las montañas y se derraman por las llanuras. Frisch dice que de tanto en tanto se les vé llegar de diferentes puntos de Alemania, y mas de aquellos en que hay abetos, formando numerosas bandadas en unión con otras aves. Sin embargo en 1754 pasaron grandes vuelos de Cascanueces por Francia, y espe talmente por Borgoña, en donde hay pocos abetos (1). A su llegada estaban tan fatigados, que se dejaban coger á la mano. Por octubre del mismo año se mató uno cerca de Mostyn 1 en Flintshire, que se supuso venia de Alemania. Es preciso observar que aquel año fue muy seco y caloroso, lo que hubo de agotar los manantiales de las fuentes, y perjudicar á los frutos con que principalmente se mantienen los Cascanueces; y como al llegar parecían estar hambrientos, cayendo en todos los lazos y dejándose coger con todos cebos, es verosímil que la falta de subsistencia les obligó á abandonar sus inoradas.

Una de las razones que les impide permanecer y multiplicarse en los buenos terrenos, es, según dicen, que como causan grandes perjuicios á los bosques, taladrando los árboles como lo verifican las Urracas, los propietarios les hacen continua guerra, de modo que una gran parte queda destruida al momento, y los restantes se ven obligados á refugiarse en los bosques solitarios en donde no puede el Hombre perseguirlos.

El hábito de picotear los árboles no es el único rasgo de semejanza que tienen con las Urracas, pues anidan como aquellas en los agujeros de los árboles, hechos quizás por ellos mismos, y tienen también las

plumas del medio de la cola gastadas en su remate, lo que supone que trepan por los árboles; de modo, que, queriendo conservar el Cascanueces ol lugar que parece haberle destinado la naturaleza, seria preciso colocarlo entre la Urraca y el Gayo; y es singular que Willughby le haya dado este lugar en su Ornitología, sin embargo de que su descripción no indica la menor analogía entre el Cascanueces y la Urraca.

Esta ave tiene el iris de color de avellana; el pico, los pies y las uñas negras; las narices redondas y sombreadas por algunas plumítas blanquizcas, estrechas, poco flexibles é inclinadas hacia adelante; las plumas de las alas y de la cola, negruzcas, sin manchitas, sino únicamente con el extremo blanco la mayor parte, y con algunas variedades en los diferentes individuos y en las diversas descripciones; lo que parece confirmar la idea de Klein acerca de las dos razas ó variedades que admite en la especie del Cascanueces.

En los escritores de historia natural no se lee ningún pormenor acerca de su puesta, incubación, enseñanza de los hijos, duración de su vida, etc., efecto de la costumbre que tienen de vivir en lugares inaccesibles,, y en donde son y serán desconocidos por mucho tiempo y en donde vivirán con mayor seguridad y serán tanto mas felices.

CASCANUECES DE MEDIO PICO.

. N. hemispila (Vig.)

Los ingleses han descubierto esta especie en las montañas del Himalaya, y Vigors les ha dado el nombre que llevan , porque tienen aproximadamente el pico de un grajo, esto es, mas corto que el del Cascanueces común. Esta ave es de color pardo castaño, y tiene su cabeza llena de pintas blancas , en su parte superior así como en la anterior del cuello , el pecho y el dorso. El sincipucio, las alas y la cola, son de un moreno intenso , y las timoneras, excepto las dos del medio,-tiene blanca su parte terminal.

SUBGÉNERO TEMÍA

Temía (Levaillant); Crvpsirina (Vieill.); Phrenotrix (Horsf.)

Aunque reunidos á los Gláucopes por Mr. Temminck, se distinguen de ellos por su pico menos elevado por sus mandíbulas enteras, comprimidas en los lazos, lisas en sus bordes, y de comisura poco hendida. Las narices están enteramente ocultas por las plumas aterciopeladas de la frente, y las alas, que son agudas, tienen mayor longitud las remeras tercera y cuarta. Los tarsos son medianos y escamosos; la cola es larga, regularmente escalonada y consta de diez timoneras rígidas. Comprende una sola especie.

TEMÍA.

Corvus varions (Lath.); Corvus caudatus (Lhav); Cryp-sirina varions (Vieil.); Prhenotrix temía (Horsf.)

Esta especie fundada por Levaillant, se halla en la mayor parte de las Molucas, en Badda, en Java, etc. En esta última isla se le conoce con los nombres de Cheketut y de Bonteot. Su plumaje es de un verde bronceado que propende á negro aterciopelado en la cabeza.


(1) Cierto hábil ornitólogo de la ciudad de Sarbourg escribe que el mismo año, 1751, pasaron á Lorena vuelos de Cascanueces tan numerosos, que los bosques y la campiña estaban llenos de ellos, los cuales permanecieron alli todo el octubre, y el hambre los debilitó en términos que se dejaban coger y matar a garrotazos. El mismo observador añade que volvieron a aparecer en 1763, aunque en mucho menor número, que siempre pasan en otoño, y que suelen verificarlo una vez cada ocho ó nueve años: lo que en mi concepto debe concretarse a la Lorena, porque en Francia, y sobre todo en Borgoña, pasan con mucha menos frecuencia.

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.