Zoología. Aves. Página 305. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3. Museo pintoresco de Historia Natural.
Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 305. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



forma total de la Corneja y del Grajo; y en el ¡nstinto, en la índole y en las vislumbres, son aun mas íntimas sus analogías con ellos; porque es omnívora, suplíoslo que come toda clase de frutos, se tira á los animales corrompidos, y hace presa en los huevos y pajarillos débiles, y algunas veces en los padres, bien los encuentre prendidos en lazos, bien los ataque á guerra abierta, como se le ha visto hacer con un mirlo.

De ahí es que se ha sacado algún provecho de su afición a la carne viviente, adiestrándola para la caza, como se verifica con los Cuervos. Comunmente pasa la estación buena con su macho, ocupados en la puesta y demás cuidados de la cria. En el invierno vuela en bandadas, y se acerca tanto mas á los lugares habitados, por cuanto mas fácilmente encuentra allí alimentos que por el rigor de la estación escasean en otras partes. Con poco trabajo se acostumbra á la vista del Hombre, se vuelve muy mansa, y acaba por hacerse dueña de la casa en que habita. Conozco una que pasa los dias y noches en medio de muchedumbre de Gatos, de los que sabe hacerse respetar.

Picotea lo mismo que la Corneja, y también aprende á remedar la voz de otros animales y la palabra del Hombre Se cita una que imitaba perfectamente la voz del becerro, del cabrito, de la Oveja, y aun la del caramillo del pastor; otra que repetía toda una tocata de clarines (I), y Willughby las ha visto que pronunciaban frases enteras. Margot es el nombre que se la suele dar en Francia, porque es la voz que profiere con mas gusto y mas fácilmente. Plinio dice que esta ave gusta mucho de la imitación, que procura articular bien los nombres que aprendió, y busca con mil pruebas los que se le han escapado, manifiesta alegría cuando da con ellos, y algunas veces se muere de pesar, sí sus esfuerzos son inútiles, ó su lengua se resiste á la pronunciación de alguna voz nueva.

La Urraca tiene comunmente la lengua negra como eI Cuervo; se posa sobre el lomo de los Cerdos y Ovejas como el Grajo, y corre tras de los insectíllos que tienen en la piel, cuyo socorro le agradece el Cerdo; pero no la Oveja, que quizás mas sensible, parece que la teme. También caza cón muchísima destreza, las Moscas y otros Insectos alados que se le presentan á tiro.

En fin: dice Mr. de Salerne que se la coge en los mismos lazos y de la misma suerte que á la Corneja; y se han reconocido en ella iguales costumbres perversas de robar y de hacer provisiones, costumbres que casi siempre son inseparables en las diferentes especies de animales. Se cree también que vaticina la lluvia cuando charla mas de lo acostumbrado, mas por otra parte se separa del género de los Cuervos y de las Cornejas en otras varias cosas.

Es mucho mas pequeña que estos, y aun que el Grajo, y solo pesa de ocho á nueve onzas. Propor-cionalmente tiene las alas mas cortas, y la cola mas larga, y por precisión su vuelo es menos elevado y sostenido. Por esto no emprende nunca largos viajes, limitándose á voltear de árbol en árbol, y de torre en lorre; pues para volar la longitud de la cola no compensa la cortedad de las alas. Cuando está en el suelo, no cesa de menearse , dando un salto á cada paso, y

H) Plutarco cuenta que una urraca que se divertía, imitando por si sola la palabra del Hombre, el grito de los animales y el sonido de los instrumentos, al oír cierto dia un

■ oacierto de clarines, quedó repentinamente muda, lo que -aprendió muchísimo á los que estaban acostumbrados a aula challar de continuo, pero fue mayorsu sorpresa cuando aíguh tiempo después rompió de repente el silencio, no para repetir su cantinela acostumbrada. sino para imitar el sonido de los clarines que había oído, con el mismo aire, con el mismo tono, las mismas undulacionesé i^u al compás.

(Opúsculos de Plutarco).

tomo m.

«

en la cola tiene siempre un movimiento precipitado y casi continuo, corno la Lavandera ó Nevatilla. Por lo general muestra mas inquietud y actividad que la Corneja, y también mas malicia é inclinación acierta especie de burla. En la construcción del nido de la Urraca, hay muchas combinaciones y arte, ora provenga deque, siendo muy lasciva '(?), es también muy tierna para eon sus hijos, lo que en los animales suele correr parejas, ora porque sabe que algunas aves deRapiña gustan mucho de sus huevos v de sus hijos; tanto mas cuanto algunos de ellos están en el caso de usar derecho de represalia. Multiplica las precauciones á medida de su ternura y de los peligros de lo que ama: coloca el nido en la cima de los árboles mas altos y mayores, al menos sobre los mas altos zarzales (3), y nada omite para su seguridad v solidez. Ayudada por el macho, lo fortifica exteiiorrhonte con ramillas flexibles, y con una mezcla de tierra amasada , y después lo lapa enteramente con un tejido claro, que fabrica de desperdicios de ramas espinosas y bien entrelazadas, sin dejaren él mas que una aberlura para poder entrar y salir, colocada en el lado mas bien defendido é inacesible. Su industriosa previsión no se limita á la seguridad , sino que se extiende hasta las comodidades; pues en el fondo del nido arregla una especie de colchón redondo (4), con el objeto de que sus hijos estén mas blandos y calientes; y sin embargo de que este colchón, que es el verdadero nido, no tiene sino cerca de seis pulgadas de diámetro , la masa entera, comprendiendo las obras exteriores y la cubierta espinosa, tiene á lo menos dos pies dé diámetro en todos sentidos.

Su ternura, ó si se quiere, su desconfianza, no se considera aun tranquila con estas precauciones, pues siempre está en acecho sobre todo lo que pasa á su alrededor. En el momento en que ve acercársele una corneja, sale á su encuentro, la hostiga y la persigue incesantemente y con mucha gritería, hasta que consigue alejarla. Si es algún enemigo mas respetable, como un balcón ó un águila , el temor no la detiene, sino que también se atreve á atacarle con una temeridad de que no siempre sale bien librada. Sin embargo, forzoso es confesar que algunas veces obra con mas reflexión , si es cierto, como dicen , que cuando ve á algún hombre que está observando su nido con curiosidad , traslada los huevos á otra parte , llevándolos entre los dedos ó de otro modo todavía mas increíble. No es menos peregrino lo que con este motivo dicen los cazadores acerca de sus conocimientos de aritmética (5), los cuales, sin embargo, no llegan mas allá del número cinco.

(2) Los antiguos tenian esta idea de la Urraca, supuesto que de su nombre priego Jista, formaron el de Jissan, que es una expresión de lascivia.

(3) Generalmente lo verifica en los lindes de los bosques ó en los vergeles.

(4i) Con este motivo quiero advertir que muchos escritores han creido que la Jifas de Aristóteles era nuestro Grajo; porque él dice que la Jim hacia depósitos de bellotas, que en efecto, son el principal alimento de nuestro Grajo. Sin embargo, es innegable que la Urraca no hace de ellos menos uso que el Grajo. Dos caracteres son propios de este, que no hubiera dejado de ver Aristóteles, es á saber: las dos manchas azules que tiene en las alas, y la especie de moño que formalizando las plumas de la cabeza; carácter que no menciona dicho filósofo, de lo que puede en mi dictamen inferirse que la triaca de Aristóteles y la nuestra son una misma ave, asi como ta Urraca variada y de cola larga, que en Roma era nueva y aun rara en tiempo de Plinio.

(5) Suponen los cazadores que si la Urraca ve entrar un hombre en la choza construida al pié del fitbol, en que tiene el nido, no irá á él hasta que haya vislo salir al hombre de la cabana: que si se ha tratado de engañarla entrando dos y saliendo uno, lo conoce perfectamente, y no se mueve hasta la salida del secundo, y que verifica lo mismo con tres, con cuatro y hasta con cinco; pero que si han entrado seis hombres, el sexto puede quejarse sin que ella lo note ; de 20

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 

 

 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen



El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor cuentanoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.