Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 265. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.


Buffon ha descrito pi Gilguero {FrinqiVa carditela;, Briss.Cuv. ); el Panfilio cabar (F. montium, Lin.); pI Sizerin (F. linaria, Lin., F. borealis. Vici.); el Pardillo dlas vias (F. >annabina. Lin.) ; el Verdern (F. spinus, Gm.) ; el Venturon (F. citrinella, Gm.); el Canario de Canarias (F. canaria, Lin); el OlivarJs(F. magellanica, Vieill );eri Cini (F. sertnus, Lin.); el Gilguero del Canda (F. tristis, Gm.); pI Canario dp Mozambique (F. ictera. Vieill.) ; el Gilguero verde (F. melba, Edw.)

CANARIO DE LAS CANARIAS.

Si el Ruiseor es el cantor de los bosques, el Canario es el msico de las casas: el primero todo lo debe la naturaleza; las artes han comunicado algo al segundo. Con menos fuerza de rganos, menos extensin de voz, menos variedad en los sonidos, tiene el Canario mejor oido, mas facilidad en la imitacin, mas memoria; y como la diferencia de carcter (sobre todo en los animales), es muy anloga la que existe entre sus sentidos, el Canario, cuyo oido es mas atento, mas susceptible de recibir y de conservar las impresiones extraas, se hace tambin mas social, mas apacible, mas familiar, es capaz de reconocimiento y aun de apego, sus caricias son amables, sus enfados inocentes, y su clera no daa ni ofende. Sus hbitos naturales contribuyen tambin aproximarlo nosotros: alimntase de semillas como nuestras aves domsticas; se le cria mas fcilmente que al Ruiseor, que se mantiene de carne Insectos, cuyos manjares adems deben drsele separados. Su educacin es mas fcil y, surten mejores efectos; se le cria con gusto porque se le instruye con fruto; abandona la meloda de su canto natural para prestarse la armona de nuestras voces instrumentos; aplaude acompaa y nos vuelve mas de lo que le damos. Si dijera que el Ruiseor, mas envanecido de su talento, quiere conservarle en toda su pureza : al menos as lo indica el poco caso que hace de los nuestros pues solo con mucho trabajo se consigue ensearle alguna cancioncilla El Canario puede hablar y silbar; el Ruiseor desprecia lo uno y lo otro, y vuelve siempre su brillanIe canto. Su garganta siempre nueva es una obra maestra de la naturaleza, en la cual nada pin de cambiar ni, aadir el arte humano; la del Canario es un modelo de gracias de un temple menos duro y susceptibie de modificaciones. El uno pues, tiene mucha mas parte que el otro en los placeres de la sociedad: el Canario canta todo el ao, y nos recrea los dias mas sombros. Contribuye tambin nuestra dicha, porque es la diversin de las doncellas y las delicias d las reclusas: endulza lo menos los sinsabores del claustro, lleva la alegra las almas inocentes y cautivas; y sus amores, que se pueden contemplar de muy cerca teniendo crias, han despertado mil y mil veces la ternura de corazones sacrificados.

En el feliz clima de las Hesprides parece haber tenido origen este pjaro encantador, lo menos haber adquirirlo bajo su influencia todas sus perfecciones; pues en Italia se conoce un Canario mas pequeo que el de las Canarias, y en Provenza otro casi tan grande como este; pero los dos son agrestes, y pueden considerarse como el tronco salvaje de una raza civilizada. Mzclanse estos tres pjaros en estado de esclavitud; pero en el de naturaleza parecen propagarse separadamente cada uno en su clima, formando tres variedades constantes, cada una de las cuales daremos un nombre distinto.

El Canario mayor se llamaba en tiempo de Belon (hace mas de doscientos aos) Cinit Cmi; en Provenza aun hoy se le llama Cini Cigni; y se da el nombre de Ventaron al de Italia. El Canari, el I'enfiiron y el Cini son los nombres propios que adoptaremos para designar las tres variedades, y el de Canario ser el nombre de la especie genrica.

El Venturon Canario de Italia no solo sp encuentra en ella, sino tambin en Grecia, en Turqua, en Austria, en Provenza, en el Langedoc, en Catalua y probablemente en todos los climas de igual temperatura : sin embargo, hay aos en que es muy raro en nuestras provincias meridionales, y particularmente en Marsella. Su canto es agradable y variado, y tanto en l como en el plumaje, la hembra es inferior al macho, la forma, el color, la voz, y el alimento del Venturon y del Canari son poca diferencia los mismos, solo que el primero tiene el cuerpo sensiblemente mas chico, y su canto no es tan hermoso ni tan claro.

El Cini Canario verde de Provenza, mayor que el Venturon y que tiene tambien mas voz, es notable por sus hermosos colores, por la fuerza de su canto y por la variedad de los sonidos que expresa. La hembra, algo mayor que el macho, est menos cargada de plumas amarillas; no canta como l, y solo responde, si as puede decirse, con monoslabos. Se alimenta con las semillas que encuentra en la campia; vive mucho tiempo en jaula, y parece que gusta de la compaa del Gilguero, cuyos acentos escucha, aprende y emplea agradablemente para variar su canto. No solo se le encuentra en Provenza, sino tambin en el Dellina-Aci, en el Leons, en Bugey, en Ginebra, en Suiza, en Alemania, en Italia y en Espaa. Es el mismo pjaro conocido en Borgoa con el nombre de Canario. Su nido, que hace en los mimbres plantados las orillas de los rios, se compone de crin y pelo por dentro, y de musgo por fuera. Este pjaro, que es bastante conocido en los alrededores de Marsella y en nuestras provincias meridionales hasta Borgoa, es raro en las del Septentrin. Lottinger dice que en la Lorena es ave de paso.

El color dominante, tanto del Venturon como del Cini, es verde-amarillo en la parte superior del cuerpo y amarillo-verde en el vientre; pero el Cini, mayor que el Venturon, difiere tambin de l por las mnchas longitudinales que tiene los lados del cuerpo ondeadas por encima; en vez de que en nuestro clima el color comn del Canario es uniforme, de un amarillo de limn en todo el cuerpo y aun en el vientre. Sin embargo, este hermoso color solamente tie la extremidad de las plumas que por lo dems son blancas. La hembra es de un amarillo mas claro que el macho; pero este color de limn mas menos inmediato al blanco que toma el Canario en nuestro clima, no es el de su pas nativo y varia segn las diversas temperaturas. ((He observado, dice uno de nuestros mejores naturalistas, que el Canario de las Canarias que se vuelve enteramente blanco en Francia, es en Tenerife de un gris casi subido como el Pardillo; cuyo cambio de color proviene verosmilmente de la frialdad de nuestro clima. El color puede tambin variar por la diversidad de alimentos, por la esclavitud, y sobre todo por la mezcla de las diferentes razas. Al principio de este siglo los pajareros contaban ya en la sola especie del Canari veinte y nueve variedades, todas bastante reconocidas para ser bien indicadas. El tronco primitivo de estas veinte y nueve variedades, esto es, el del pas natal del clima de las Canarias, es el gris comn. Todos los que son de otros colores uniformes los deben la diferencia de los climas; los que tienen los ojos encarnados tienden mas menos al color absolutamente blanco; y los coronados son variedades mas bien facticias que naturales.

Adems de estas diferencias, que parecen ser las primeras variedades de la especie pura del Canario de las Canarias transportada diversos climas, y aun prescindiendo de algunas nuevas razas que han parecido despus, hay otras variedades todava mas aparentes,

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Para consultar, aclaraciones o corregir errores por favor comunicasnoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.