Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 231. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



es menos rlilieil suponer que, conociendo este nido singular, no haya hablado de él en su Historia Natural. Este pasaje, pues, es el único de su Historia Natural que pueda aplicarse á ellos , aunque considerados como perteneciendo á la familia de los Picos.

Además, esta rama de la familia de los Picos llevaba la denominación particular de Parra; porque en el género de los Parra, dice Plinio, los hay que construyen sus nidos en forma de bola,y los cierran con tanto cuidado que apenas se puede descubrir la entrada; lo que conviene al Troglodita, pájaro que se ha confundillo á veces con el Reyezuelo y los Paros; y hay otra especie que lo verilica del mismo modo, empleando en su construcción el cáñamo ó lino, lo que conviene al Paro de cola larga. Puesto que este nombre de Parra era el de un género que comprendía muchas especies, y que fo que se conocerle muchas de ellas conviene también á nuestros Paros, dedúcese que este género no puede ser otro que el de los Paros; lo que es tanto mas verosímil, cuanto que el nombre de Argatilis, que díó Plinio á una de estas especies, tiene tanta relación con el nombro griego Agüitólos que did Aristóteles á los Paros, que no puede uno menos de considerarlos como la misma palabra, algo desfigurada por los copistas; por cuanto Plinio nada dice después del Agüitólos 'aunque, le eran muy conocidas las obras de. Aristóteles, y las consultó expresamente cuando compuso su décimo libro, que trata de las aves. Añádese á esto que el nombre de Argatilis no ha sido aplicado, que yo sepa, por los autores á ninguna otra avn sino á la de que aquí se trata; la cual por todas estas razones no puede, al parecer, ser otra cosa que un Paro.

Algunos han confundido los Paros con los Abejarucos, porque son apívoros como ellos, esto es, comen las Abejas. Se les ha confundido también con Jos Chotacabras, á causa de la semejanza de los nombres griegos Aiguitalos, aigotelas; pero Gessner piensa que estos dos nombres tan semejantes tienen una etimología enteramente distinta, y por otra parte, nunca se ha creído ni se puede creer que los Paros mamen las tetas de las cabras,

Todos los pájaros de esta familia son débiles en apariencia, pirque son muy pequeños; pero al mismo tiempo son vivos, diligentes y animosos : siempre están en movimiento, se les ve continuamente pasar de un árbol á otro, saltar de rama en rama , trepar por la corteza , subir por las paredes, agarrarse y colgarse de, mil modos hasta con la cabeza abajo, visitando todas |as pequeñas hendeduras para comer gusanos, insectos ó sus huevos. Aliméntanse también de semillas; pero en lixgarde romperlas cd'n el pico, como los Pardillos y Gilgueros, casi todos los. Paros las sujetan con los pies, y las abren á picotazos, y de este modo agujerean las avellanas, las almendras, etc. Si se les ata una nuez al cabo de un hilo, se agarran á ella y siguen sus oscilaciones sin soltar la presa y picándola sin cesar. Se ha observado que tienen los músculos del cuello muy robustos, y el cráneo muy recio, lo que explica una parte de sus maniobras; mas para explicarlas todas es necesario suponer que están dotados de mucha fuerza en los músculos de los pies y de los dedos.

La mayor parte de los Paros de Europa se encuentran en nuestros climas y en todas las estaciones, pero nunca en tan crecido número como, á fines de otoño, época en que los que habitan en verano en los bosques ó en las montañas, huyen de. allí por el frió ó por las nieves, y van á buscar su subsistencia á las llanuras cultivadas y cerca de poblado. Durante el invierno y aun al principio de la primavera, se alimentan de algunos granos secos, ó de los despojos de Insectos que encuentran en las ramas de los árboles; pican también los capullos tiernos, y comen los

huevos de Orugas, especialmente los que se ven alrededor de las ramitas, dispuestos á modo de anillos ó de vueltas de espiral : en lin, van buscando por el campo pajarillos muertos; y si Jos encuentran vivos, pero debilitados por alguna enfermedad, ó prendidos en algún lazo, en una palabra , cuando pueden acometerlos con ventaja , aunque sean de su misma especie, les taladran el cráneo y se alimentan de los sesos. Esta crueldad no está siempre justificada por la necesidad, pues la emplean tan bien en ocasiones en que no les falta otro alimentó , como sucede cuando están enjaulados. En verano comen además almendras, nueces, Insectos, etc., toda clase de huesos de frutas, castañas, fabucos v higos, cañamones, panizo y otras semillas menudas. Se ha observado que los que se guardan en jaulas son ansiosos de sangre, de carne ya pasada, de grasas rancias y de sebo derretido, ó mas bien quemado por la llama de la vela; y parece que su gusto se deprava en estado de domesti-cidad.

Generalmente hablando, todos los Paros, aunque algo feroces, gustan de la sociedad desús semejantes, y van en bandadas mas ó menos numerosas, y cuando algún accidente los separa, se llaman mutuamente y vuelven á reunirse : sin embargo , parece que temen acercarse mucho, y será tal vez porque, juzgando de las disposiciones de sus semejantes por las suyas propias, conocen que no deben inspirarles demasiada conlianza : tal es la sociedad de los malvados. Estos pájaros se entregan con menos desconfianza á uniones mas íntimas que se renuevan cada año-por la primavera , y cuyo producto es considerable; porque es propio de los Paros el ser mas fecundos que ninguna otra clase de pájaros (1). Casi estaría uno por creer que entra en su organización mayor cantidad do elementos vitales, y que áesla superabundancia de vida se debe atribuir su grande fecundidad, así como suactividad, fuerza y valor. Ningún otro pájaro ataca al Mochuelo con mas arrojo; siempre son los primeaos que embisten, y procuran vaciarles los ojos. Su acción va acompañada de un encrespamienlo de plumas y de una sucesión rápida de actitudes violentase de movimientos precipitados, que expresan con energía su encarnizamiento y su furor. Cuando se ven cogidos, muerden vivamente los dedos del cazador, les dan fuertes picotazos, y llaman á gritos.á los pájaros de su especie, que acuden en bandadas, se prenden á su vez, y hacen comparecer á otros que del mismo modo quedarán aprisionados. Así es que Lottinger asegura que sobre las montañas de Lorena, en tiempo favorable, esto es, cuando hay niebla, no se necesita mas que un reclamo, una pequeña barraca y un palo hendido para coger cuarenta ó cincuenta docenas en una sola mañana. Cógense también en gran número con un armadijo ó con una pequeña red de cazar Calandrias, con un lazo, con varitas dadas de liga, ó embriagándolos, como hacían los antiguos, con harina desleiría en vino. Todos estos medios son casi infalibles. Dáseles caza con ahinco , porque los que crian Abejas tienen grande interés en destruir los Paros, que hacen mucho destrozo de estos útiles Insectos, especialmente cuando crian á sus hijuelos; y por otra parte, son tan precipitados, que caen fácilmente en cualquer lazo, especialmente cuando llegan , pues entonces son menos ariscos. Manteniéndose entre las matas, revolotean al rededor de los caminos, y se dejan acercar; pero pronto adquieren experiencia y se vuelven mas desconfiados.

Ponen basta diez y ocho ó veinte huevos, unos en los agujeros de los árboles, sirviéndose de, su pico para redondearlos, pulirlos y arreglarlos interiormente ,

(1) Esto es tan sabido en Inglaterra , que está en uso el dar el nombre de Paro í cualquiera mujer que e6 á la vez p'equefci y fecu nda.

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



 

Felix Azara | Francisco Loscos | Ignacio Jordan de Asso | Odón de Buen

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si crees que falta algo, o está confundido dinoslo

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.