Pasapues > Buffon > Los Tres Reinos de la Naturaleza > Tomo 3

Zoología. Aves. Página 217. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza. Buffon. Los Tres Reinos de la Naturaleza, Tomo 3.



perpendiculari in aire suspensa laudem : ecce suum tirite, tirite, suum tirite, tractad, etc.

Consideradas en general las Alondras, formaron una familia cuyas especies estn caracterizadas por la excesiva longitud de la ua del pulgar, comparada con la que se nota en las uas de los tres dedos anteriores. Su talla es pequea igual con bastante uniformidad. Su plumaje solo muy pocas veces, y nicamente las especies exticas, ofrece colores vivos. Ordinariamente su coloracin es gris bermeja con flmulas morenas.

Su pico suministra caracteres harto variables: unas veces es dentriculado, liso, cnico mas rnenos lar-o modo de punzn: otras veces est compriini-o, abovedado, y bien es recto corvo. Las narices estn abiertas longitudinalmente en una membrana.

Las alas son largas y puntiagudas. La cola es bastante larga, consta de timoneras desiguales siendo por lo mismo ahorquillada. Los tarsos son largos, bastante robustos, y estn guarnecidos de escamas.

Las costumbres y los hbitos de las Alondras difieren segn los gneros. Encuntranse hacia los polos en las regiones templadas y en la zona ecuatorial de ambos continentes.

Las Alondras son granvoras, sus costumbres familiares, y su carne delicada. Son valientes, curiosas, as es que fcilmente pueden cogerse con auxilio de un espejo. Combaten entre s con encarnizamiento; y hemos visto dos alondras reir acaloradamente hasta el punto de hundir el pico una de ellas en el crneo de su antagonista, matndola en el acto.

ALONDRA DE LOS CAMPOS.

Alauda arvensis (Lin.) A. itlica. (Gm.)

Este pjaro, muy comn en el dia, parece que antiguamente lofue'mas en las Galias que en Italia, pues, segn el sentir de los autores latinos de mejor nota, su nombre latino alauda es de origen galo.

Los griegos conocan dos especies : una mouda, que por lo mismo se llamaba corudos, corudalos, galerita, cassita;y'otra sin moo, de la que se trata en este articulo. Willugby es el nico autor, que yo sepa, que dice que esta ltima alza algunas veces las plumas de la cabeza manera de moo; lo que me ha acreditado la experiencia, al menos con respecto al macho, de modo que tambin le son aplicables los nombres de galerita y de corudos. Los alemanes la llaman lerch, que en muchas provincias pronuncian lerirh, nombre visiblemente formado imitacin de su canto. Barrington la coloca entre las Alondras que cantan mejor, y ha habido personas que con estudiado esmero las han criado en pajarera para gozar de su canto en todas las estaciones, y por su medio del de toilos los dems pjaros, que aprende con mucha prontitud por poca proporcin que tenga de oirlos algn tiempo, aun cuando su canto est ya fijado. Por este motivo Barrington la llama pjaro burln imitador; debiendo advertir que estos remedos los ejecuta con una pureza de voz y flexibilidad de garganta, que se presta todos los acentos y los embellece. Si se quiere que sus gorgeos, ora adquiridos, ora naturales, sean verdaderamente puros, es preciso que solo penetre en sus oidos una especie de canto, en especial durante sujuven'nd ; pues sin esta precaucin no seria mas que un caprichoso y mal adecuado complexo de todos los acentos que hubiese oido.

En estado libre comienza cantar al principio de la primavera, que es el tiempo de su celo, y contina todoel verano, siendo la madrugada y la tarde cuando se le oye mas, pues al medio dia permanece silencioso. Es del corto nmero de los pjaros que. cantan volando, y cuanto mas se eleva tanto mas esfuerza la voz.

llegandoalgunasveces tal punto que, estando yafuera del alcance de la vista, se le oye claramente , bien sea porque su canto solo explique el amor la alegra, bien que el cantar volando no tenga mas objeto que llamarse excitar entre s la emulacin. El ave de Rapia , que cuenta con sus fuerzas y medita sin cesar la destruccin y la carnicera, debe ir sola y observar en su marcha un silencio feroz para que el menor gri-lo no excite sus semejantes ir a participar de su presaj no advierta los pjaros dbiles el peligro que les amenaza: estos son los que deben reunirse, acudir, apoyarse mutuamente para hacerse, al menos considerarse bastante fuertes por medio de su unin. La Alondra canta rara vez estando en el suelo, en donde no obstante permanece cuando ro vuela, pues nunca se encarama en los rboles, debiendo contrsela entre las aves escarbadoras. Por esta razn los que las crian en jaulas cuidan de tener en un rincn ae ella una cama de arena gruesa en que puedan revolcarse su sabor y encontrar un alivio contra el piojillo que las molesta, aadiendo tambin csped yerbas renovadas con frecuencia, y procurando al mismo tiempo que la jaula sea espaciosa. .

Se ha dicho que estos pjaros tenian antipata ciertas constelaciones, por ejemplo , Arturo , y que callabancuando esa estrella empezaba salir al mismo tiempo que el sol; pero propablemente ese es el tiempo en que sufren la muda, la que sin duda sufririan tambin, aun cuando Arturo no saliera nunca.

No me detendr en describir un pjaro tan conocido, concretndome observar que sus principales atributos son tener el dedo medio estrechamente unido al externo de cada pi por la primera falange; la ua del dedo posterior, muy larga y casi recta; las anteriores muy cortas y algo retorcidas; el pico de regular fuerza, aunque en figura de lezna; la lengua bastante ancha , dura y ahorquillada; las ventanas de las narices, redondas y semi-patentes; el estmago carnoso y bastante capaz, relativamente al volumen de su cuerpo; el hgado, hendido en dos lbulos harto desiguales, pues el izquierdo parece haber sido como atroliado por el volumen del estmago. Tiene cerca de diez pulgadas y media de tubo intestinal; dos ciegos de poqusima consideracin que comunican con el intestino; una vejiga de la hil; el campo de las plumas gris. Tiene doce pennas en la cola y diez y ocho en las alas, y de estas las medias tienen" el extremo cortado casi rectamente y partido en su mitad por un ngulo entrante: carcter comn todas las Alondras. Aadir que los machos son algo mas pardos que las hembras; que tienen un collar negro, mas blanco en la cola, y el continente mas fiero; que son algo mas gruesos, aunque el peso del mayor no llega dos onzas, y que como casi todas las dems especies, tienen el exclusivo privilegio del canto. Olina supone al parecer que tienen la ua posterior mas larga; pero yo sospecho con Klein que. esto depende de la edad y del sexo.

Cuando en los mas hermosos dias de la primavera el macho est ansioso de unirse con la hembra, se eleva en el aire repitiendo sin cesar su amoroso grito, y recorriendo en su vuelo un espacio mas menos extenso, segn es mayor menor el nmero de las hembras; y al momento que descubre la que busca, se precipita y se uneella. Esta apenas est fecundada, arregla su nido, colocndole entre dos terrones, acolchndole interiormente de yerbas y raicillas secas, y cuida mucho mas de ocultarlo que de construirlo, por cuya razn se encuentran poqusimos relativamente al nmero de estos pjaros. Cada hembra pone cuatro cinco hue-vecllos con manchas pardas en campo gris; los empolla en quince menos dias, y emplea todava menos tiempo en criar sus hijos. Esta prontitud ha engaado muchas veces los que queran llevarse las parvas que habian descubierto, siendo Aldrovando el primero . secun cuyo testimonio v el de Olina , esta ce-

 

Índice de páginas de Zoología Aves.

 



Biblioteca ilustrada de Gaspar y Roig.
Los Tres Reinos de la Naturaleza.
Museo Pintoresco de Historia Natural.
Descripción completa de los animales, vejétales y minerales útiles y agradables:
su forma, instinto, costumbres, virtudes ó aplicaciones á la agricultura, la medicina y las artes en general, comprendiendo mayor número de géneros que en todas las obras publicadas hasta el día.

El proyecto pasapues es una ampliacion del proyecto Aragón es así, y trata de recopilar y relacionar todo tipo posible de información documental sobre Aragón: textos, libros, artículos, mapas, ilustraciones, fotografías, narraciones, etc., y proceder a su publicación y difusión.

Museo pintoresco de Historia Natural. Los tres reinos de la naturaleza. Tomo 3 Zoología. Aves. Página 217. Tomo 3. Los Tres Reinos de la Naturaleza.

Copyright 1996-2019 © All Rights Reserved Francisco Javier Mendívil Navarro, Aragón (España)

Si quieres modificar datos o ampliar la información suministrada escríbenos

Aviso Legal. Esta actividad de la Asociación Cultural Aragón Interactivo y Multimedia

Esta web no usa directamente cookies para seguimiento de usuarios,
pero productos de terceros como publicidad, mapas o blog si pueden hacerlo.
Si continuas aceptas el uso de cookies en esta web.